Trazas

Tras los dimes y diretes suscitados por inflamadas opiniones de algunos de nuestros lectores he creido oportuno reporducir parte de un correo electrónico que en su día envié a otro lector que cargó airado contra mí acusándome de muchas cosas feas a raiz de este artículo. Este mail sirvió para que ese lector, persona inteligente, entendiera un poco mejor nuestra forma de pensar y actuar, y no se tomara tan a pecho nuestros artículos. Espero que al resto de nuestros lectores les sirva de igual modo para que vean en Trazas lo que realmente es y no otra cosa.

…Te aclaro cosas sin acritud, a ver si logramos, o
logro que me entiendas por que creo que ha sido torpeza mía en la respuesta.

Trazas es un divertimento, una fantasmada como lo es Content para Koolhaas, un acontecimiento totalmente superfluo e innecesario para él y para nosotros.

Sin que sirva para ponernos a su altura que no la alcanzamos ni por asomo, Remmet y nosotros nos parecemos en que tratamos de divertirnos con lo que hacemos.

Por otro lado, hablas de la gente que critica. Cítame dos, solo dos textos que te parezcan mínimamente críticos con una obra de arquitectura. Me temo que te será bastante difícil encontrarlos. Hasta la revista Pasajes nombra sus textos como análisis y no como críticas. Saben más de lo que aparentan.

Nos calificas luego de revista rosa de arquitectura.

Es justo lo que pretendemos que sea Trazas. Ni más ni menos. Como te dije antes, nuestra profesión es la arquitectura, no el escribir artículos sesudos para deleite de la elite intelectual. La reflexión y el trabajo duro los dejamos para otros menesteres que me imagino que a ti poco te importan.

Si después de leer el párrafo que decía:

“Los dos libros que mencionamos tienen un punto en común que me resulta bastante interesante y es el tratamiento de la arquitectura en clave alfabética. Hablan de las ideas de proyecto como herramientas simples susceptibles de ser usadas de formas muy distintas para provocar resultados dispares. Se me acumulan ideas en la cabeza en torno a ese tema que trataré de aclarar en breve.”

… no fuiste capaz de leer admiración, inquietud y ganas de seguir aprendiendo, es que eres toro bravo y entras al trapo con facilidad o que mi cinismo e ironía no están lo suficientemente bien refinados. Eso y no crítica destructiva era lo único que había en los párrafos anteriores.

Por último te invito a que nos sigas leyendo. Si te aburre no lo hagas, no es eso lo que pretendemos, si te cabrea, te indigna o simplemente te entretiene un rato, habremos conseguido lo que pretendemos.

Si alguna vez se nos va la cabeza y escribimos algo más serio, será que nos estamos haciendo mayores y os pediremos disculpas.

Un saludo afectuoso, Miguel Villegas Ballesta.

CC BY-NC-SA 4.0
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

12 thoughts on “Trazas

  1. Se puede decir más alto, pero no más claro. Yo ya os conozco y sé que sois críticos por naturaleza, pero con esa actitud conseguis generar polémica y debate, que es de lo que se trata.

    Un saludo y Felices Fiestas!.

  2. La calle, el interior de la casa. Lo publico y lo privado.

    Los compentarios en publico, pueden resultar mas hirientes que en privado.

    No juzgueis y no sereis juzgados. ¡Con las cosas de comer no se juega!

  3. ¿De qué te sirve decírnoslo a la cara?

    Si tienes sugerencias, las escucharemos atentamente. Si no, con dejar de leernos te ahorras el tedio.

    Lamento tu decepción.

Leave a Reply