Dos de pabellones veraniegos…

Tom Dixon diseña unos pabelloncitos para Veuve Cliquot, su segundo trabajo para ellos después del de Milán 09.

No se si me parece más interesante por el hecho de la conversión /reciclaje de la caja en un objeto tridimensional alternativo, por el detalle del mecenazgo casi renacentista o por el objeto en si, que pese a los dorados macarras es muy atractivo, con el encanto de esas enormes arañas de cristal que encandilan más por su tamaño y por lo hipnótico que por su propia belleza.

También es muy interesante como funciona el objeto. Con una geometría bastante elemental, una simple esfera geodésica, usa un pequeño pliegue triangular en los bordes de las caras para poder ensamblarlas y al mismo tiempo dar rigidez a la estructura. La triple incisión en el centro de las caras, que permite variar la apertura de las mismas, es un detalle que multiplica muchísimo las posibilidades atmosféricas del espacio que genera.

El otro pabellón es el de nuestros idolatrados SANAA. La Serpentine Gallery de este verano. Ese ejercicio que a todos nos gustaría hacer pero que solo unos pocos elegidos desarrollan. El proyecto tiene una capacidad tan fuerte de contención, ligereza y austeridad que no se si, con toda esta capacidad de evocación, podemos incluirlo dentro de la categoría de hipoarquitectura.

CC BY-NC-SA 4.0
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Loading Facebook Comments ...

One thought on “Dos de pabellones veraniegos…

Leave a Reply