Una ocasión histórica.
Proceso abierto para la reformulación de los Estatutos del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla.

Castellers de Vila Franca (42)
Fotografía CC-by de Andrés Umida

Todos los compañeros colegiados en el COAS, debéis haber recibido la convocatoria de Asamblea Extraordinaria y la documentación al respecto.

Un grupo de más de 300 compañeros, entre los que nos incluimos, hemos firmado la solicitud de Asamblea Extraordinaria a la que la convocatoria hace referencia.

Compañeros con bastante vida colegial no recuerdan una iniciativa como esta en el COAS. En la convocatoria, la Junta de Gobierno del COAS nos informa de la imposibilidad legal de llevar a cabo la petición por, entre otras cuestiones, incumplimiento de los plazos establecidos para garantizar la mayor participación de los colegiados en el proceso.

No obstante, la Junta de Gobierno, atendiendo a la sensibilidad mostrada por este grupo de compañeros, ha considerado oportuno informar y deliberar con todos los colegiados sobre el proceso participativo para la reforma de los Estatutos Particulares del COA de Sevilla proceso ya iniciado a instancia de la Junta de Gobierno y del que se informó en la pasada Asamblea General de diciembre de 2010.

(sic. de la convocatoria)

La oportunidad de este momento es crucial. Muchos creemos en un Colegio distinto, apoyándose en las capacidades demostradas del actual pero que sea capaz de evolucionar hacia un modelo más abierto, más plural y más acorde a las circunstancias de nuestra profesión y nuestra sociedad.
No es el momento de discutir sobre el origen de la iniciativa, ni de ponerse medallas. Es el momento para que todos aquellos que tenemos en mente el cambio trabajemos de forma ordenada y conjunta por ello en el seno de la institución.

Es el momento de actuar.

Hemos llegado a escuchar de boca de muchos compañeros ideas como la necesidad de extinción de los colegios, la disolución de los mismos para un nuevo comienzo y propuestas del estilo.
No es posible.
Porque no es posible dejar a un colectivo de profesionales en el desamparo, ni siquiera por un instante, porque la situación es tan grave que, si ya nos falta cohesión profesional, sin los colegios seríamos como humo que se esfuma con el aire.
Pero el cambio si es posible, aunque no por resistencia. El cambio es posible producirlo desde dentro, aportando ganas e ilusión.
Para esto es necesario trabajar según las reglas de participación democrática a las que aceptamos someternos cuando nos inscribimos en la institución, esas mismas reglas que permiten que cuando nos equivocamos en las formas de acción o en el cumplimiento de los procesos administrativos, la institución ponga en marcha mecanismos para escuchar a todos los colegiados.

Las más de trescientas firmas que se han movilizado solicitando una reforma del régimen electoral pueden estar equivocadas en forma, pero en lo que no estarán equivocadas es en la expresión clara y directa de una voluntad de cambio.

Es hora de que todos participemos, exponiendo en abierto nuestras discrepancias y nuestros puntos en común, para, entre todos, construir un Colegio nuevo, que aprende de su historia y evoluciona hacia una entidad más sólida, más plural y más abierta.

Es hora de que acudamos a la Asamblea, a nuestra asamblea, para que todas las voces, acordes y dispares que haya en el Colegio, que haya entre los Colegiados, se hagan oir.

El Jueves 14 de Abril es imperativo que estemos todos en la sede de FIDAS. No solo porque nuestros estatutos nos obligan si no porque nuestra condición de profesionales debe movernos a no seguir despegados de nuestra institución.

El Colegio somos todos.

CC BY-NC-SA 4.0
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Loading Facebook Comments ...

6 thoughts on “Una ocasión histórica.
Proceso abierto para la reformulación de los Estatutos del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla.

  1. Desde Canarias estamos en la misma línea, no somos muchos los que damos la cara pero al final el cambio tiene que llegar, y una colegiación voluntaria que de categoría al Colegio. Aplicación total y libre de Omnibus y un visado barato básico en el colegio para los expedientes con obligación y un visado de calidad libre donde el promotor quiera. Una organización no dependiente del visado. Saludos compañeros.

  2. Llevo poco tiempo trabajando en Ecuador, pero decir, que en Quito desde hace escasos años, un par creo, dejo de ser obligatorio colegiarse.
    El colegiarse se ha convertido en un proceso voluntario y decir que la mayoria de mis compañeros de trabajo estan colegiados simplemente por los cursos y oportunidades laborales que ofrece el colegio.
    He trabajado dentro del COA de la provincia de Pichincha (Quito) durante la Bienal de Arquitectura y me hablaban del duro proceso que fue de tener un presupuesto anual de muchos miles de dolares a un porcentaje bien bajo como iniciaron.
    Pero se consigió! Que se analice el modelo Ecuatoriano y mejorese!

  3. El cambio, se quiera o no ya se está produciendo, porque tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos que corren. Aunque no sé hasta que punto la colegiación voluntaria nos beneficia. Pienso que los colegios profesionales hacen una labor importante, en defensa de nuestra profesión. No sé lo que otros colegios de arquitectos pagan de cuota anual, pero considero que la de Sevilla, una de las más bajas, merece la pena pagarla, por los beneficios que hasta ahora nos está aportando el colectivo que conforma el Colegio Oficial de arquitectos de Sevilla

  4. Creo que el debate no debe centrarse en la colegiación voluntaria, en la que creo si se gestiona bien, si no en la transformación que debe darse en los colegios.
    Pero planteas dos temas clave: “se quiera o no” ¿hay compañeros que no quieren que cambien los colegios? Yo creo que si que los hay. Y la segunda “los beneficios que nos da el Colegio” ¿cuántos compañeros que pagan sus cuotas como todos no pisan el colegio, ni visan, ni van a FIDAS?…

Leave a Reply