#NOalaLSP Respuesta abierta al comunicado del Consejo General de Colegios de Ingenieros Industriales sobre la LSP.

Acabamos de leer el comunicado que el Consejo General de Colegios de Ingenieros Industriales (¡ahí es nada!) ha publicado. Me vais a permitir que, a vuelapluma, escriba este artículo, análisis, valoración y respuesta incluídos, como si de una contestación por correo se tratara: entre líneas.

Esto podría, o debería ser, una carta dirigida expresamente a su presidente, pero, como publican comunicados sin firma personal, la dejo abierta…

(Los párrafos del comunicado están en cursiva e indentados, nuestra respuesta a continuación de cada uno):

SOBRE EL VERBO EDIFICAR

En tiempos de cambios radicales es frecuente que cunda el nerviosismo en los colectivos que presumen que esos cambios les pueden afectar.

¿Presumir? ¿Acaso no han leído que se modifican las reservas de actividad? Nos afecta. No se presume nada.

Y eso es lo que está ocurriendo ahora ante las posibles modificaciones de la Ley 38/1999 de Ordenación de la Edificación. Una Ley que en el día de su aprobación fue polémica, ya que despojaba a las ingenierías de atribuciones que hasta entonces no habían sido discutidas.

Compañeros muy capaces argumentan que el reglamento, que no ley, que determinaba las atribuciones de los ingenieros pre-LOE, no establecía en ningún momento las de edificación, y que dicha LOE se estructuró para evitar su entrada, cual elefante en cacharrería, en temas de salud e integridad pública.

Convendrá, pues, serenar los ánimos de cuantos se sienten implicados y hacer algunas observaciones dictadas por la mera racionalidad.

Su condescendencia y su llamada a la razón, sin esgrimir argumentos válidos, es solo propia de la retórica más rancia y manipuladora. Sigamos.

En primer lugar que, desde tiempo inmemorial, la formación de muchos ingenieros, dependiendo de ramas y especializaciones, aporta conocimientos plenos para todo cuanto es la construcción de edificios, sea cual sea el uso que se va a dar a los mismos.

Su grado de plenitud es manifiestamente discutible. Remitámonos a los planes de estudio. Si a los arquitectos, hasta ahora los profesionales competentes, se les exige una determinada cantidad de horas lectivas de construcción, estructuras e instalaciones **específicas** de la edificación. ¿Por qué Uds., con muchas menos deberían adquirir las mismas competencias?

Nadie discutía esto antes de 1999.

Exacto, hasta que Uds. pretendieron desarrollar proyectos que no les competen. Permítanme desafiarles a que nos remitan a un proyecto de viviendas desarrollado íntegramente por ingenieros. Alguno debería estar todavía en pie si antes de 1999 Uds. podían realizarlos ¿no?

Otra cosa es la proyección humanística o artística de las construcciones a realizar, y aquí sí que caben toda clase de matices. Porque, y esta es la segunda consideración a hacer, en ningún momento se debe confundir edificación, o construcción, con arquitectura. La confusión entre ambos conceptos no ha hecho más que traer dificultades de comprensión a una sociedad no siempre suficientemente informada, como muy bien saben, aunque no siempre lo reconozcan, nuestros compañeros los arquitectos. Jamás se ha puesto, ni se pondrá, en duda, su excelencia en este plano.

No reduzcan. La arquitectura no es sólo edificación con proyección (y aquí se ve clara su torticería) humanística. Fíjense que su retórica-lógica-razón hace aguas cuando se meten en este embrollo que desarrollan en el párrafo siguiente.

Pero la edificación es algo más, mucho más, que la proyección humanística o artística de las construcciones, y, además, en infinidad de casos, esta proyección no es lo más sustancial del proyecto contemplado.

No se discute nuestra excelencia en la proyección humana (que no sólo humanística) y artística de la arquitectura. Es decir, que para Uds. Arquitectura sería edificación más humanidades y arte ¿verdad? Pero luego se enrocan en que la edificación es más que la proyección artística y humanística que nosotros le añadimos a la misma…

Arquitectura=Edificación+Arte+Humanidades

para luego ser

Edificación> Arquitectura+Arte+Humanidades…

Lo he desarrollado en forma de desigualdades para ver si así se dan Uds. cuenta de sus falacias lógicas. Digo yo que le será más fácil de entender que sus propios textos.

Si se aducen razones de seguridad de bienes y personas, es cuando más clara está la respuesta. Una construcción, cualquier construcción sea cual sea su uso, plantea problemas de seguridad. Problemas relacionados con su estructura, sus cimentaciones, las instalaciones de fontanería y electricidad que contiene, los ascensores, y, más recientemente, los infinitos sistemas de información y comunicación que la hacen vulnerable. Todo ello, problemas a resolver por ingenieros cualificados. Y fallos en estos planos son los más probables desde el punto de vista de la seguridad, que es el principal criterio para justificar una reserva de actividad.

¿Están sugiriendo que nosotros sólo hacemos planos?¿Están sugiriendo de forma rastrera y sibilina que el hecho de que un arquitecto proyecte y se haga responsable de la seguridad de todas las instalaciones, estructuras y sistemas constructivos de sus edificios es motivo de inseguridad? Son Uds. unos osados.

No es correcta, por tanto, la actual formulación de la LOE en este aspecto, formulación que sin embargo introduce factores de discriminación respecto a profesionales cualificados.
En todos los países de nuestro entorno, la colaboración de arquitectos e ingenieros es fluida y necesaria. Y ninguno de ambos colectivos se siente celoso del otro.

Colaboración (aunque nosotros siempre preferimos colaborar con arquitectos antes que con ingenieros). No usurpación de competencias.

Lo que tampoco ocurre en ninguno de estos países, es que la reserva de actividad entre ambos esté condicionada por el uso final de las construcciones. Otros serán los motivos que lleven a confiar en unos o en otros profesionales, y generalmente, en una afortunada colaboración entre ambos.

Sincérense Uds. Cuando se refieren a “otros motivos” están hablando de una entrada en el mercado a sangre y fuego. Ya nos bastamos nosotros para rebajar precios de forma casi criminal. Negar que su capacidad competitiva está en el número (creo que la razón ingenieros /arquitectos está en el orden de 9 a 1) es otro de sus movimientos retorcidos.

Es absurdo que un ingeniero no pueda firmar (como ocurre con la legislación española actual) el proyecto de una escuela taller, porque su uso es docente, y sí el taller principal asociado a la misma, mucho más complejo, porque su uso es industrial. Seamos serios cuando hablamos de estas cosas.

Estas afirmaciones son deleznables y deberían ser motivo suficiente para desarbolar sus ataques. ¿Reclaman seriedad?¿Seguimos con la retórica chabacana? En base a qué argumentan Uds. que un taller es más complejo (Aula taller=aula+taller ¿no?). Permítanme aclarárselo. No tienen ni la más remota idea de la complejidad que implica entender y trabajar por y para las actividades diarias del ser humano. No tienen ni el más mínimo interés ni respeto por las personas, objeto y sujeto principal del proyecto de arquitectura, y son capaces de anteponer el espacio para un elevador hidráulico al necesario para una mesa de estudio.

Quizá no sea correcto decirlo, pero si se atiende a los criterios humanísticos y estéticos es probable que muchos arquitectos se sientan avergonzados de algunas urbanizaciones hechas al amparo del reciente y denostado boom urbanístico, que hacen buena la estética de cualquier polígono industrial.

Si dudan de la corrección de un argumento, posiblemente como en este caso no lo sea, no lo usen. Si empezamos con ejemplos vergonzantes, Uds. también tienen esqueletos en sus armarios. Estamos hablando de temas mucho más amplios que toda la relación de casos particulares que podríamos desarrollar ad infinitum.

En algunos de los cuales, por cierto, han colaborado, y muy bien, magníficos arquitectos. Porque el humanismo y la estética,también están en la industria.

Muchos polígonos industriales han sido desarrollados íntegramente por arquitectos. Tenemos competencias y capacidad para ello. Lo que nunca haremos es proyectar las instalaciones industriales (aunque si sus naves) que en ellos se alojen.

No es el uso de una edificación lo que aconseja que su proyecto y realización se encomiende a unos u otros profesionales, sino criterios mucho más sutiles y, por descontado, mucho más respetables. Atengámonos a ellos por el bien de la sociedad a la que todos nos debemos.

¿Nos iluminan con esos criterios sutiles y respetables? La elipsis retóricas invitan a la confusión o incluso al engaño. El uso de un edificio es determinante pues se refiere a la actividad que en el edificio en cuestión desarrollan las personas que lo habitan. Negar que esto, y no otra cuestión, es lo fundamental de cualquier proyecto de arquitectura (o edificación si Uds. quieren) es faltar a la verdad y al respeto que le debemos a la sociedad que invocan.

Quedamos a la espera de su pronta contestación.

 

Atentamente,

CC BY-NC-SA 4.0
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Loading Facebook Comments ...

15 thoughts on “#NOalaLSP Respuesta abierta al comunicado del Consejo General de Colegios de Ingenieros Industriales sobre la LSP.

  1. Ante semejantes necios, las palabras sobran… eliminación de atribuciones legales para estos insensatos en todo tipo de edificación ¡¡¡

  2. Bien, despues del comentario de texto, algo torticero, creo que os deberia quedar claro que tras las reuniones mantenidas estas semanas con los II, la LSP se aprobara proximante y en los terminos conocodos. Creo que os queda una buena temporada de concentraciones, pero como siempre, se demostrara que al buen profesional , no le faltara faena en el sector de la edificacion… quizas ahora tambien en el apasionante mundo de los comentarios de texto.

  3. Yo os quitaba a vosotros , arquitectos, toda atribucion para proyectar edificios,por propotentes e ignorantes. Ahora cuando perdais al menos la exclusividad, tendreis mas respeto por la ingenieria sobre todo cuando comprobeis la importancia que la ingenieria tiene en edificacion , cuando el cliente demande ingenieria, el cliente ,que debe ser el objeto de vuestro trabajo y no el ensimismamiento y prepotencia que demostrais. No hay nada mejor para bajarles a uno los humos que chocarse de frente con la realidad que esta ley os va a mostrar.

  4. ¿Torticero? En qué se basa estimado Sr. Anónimo para esa afirmación. Sigan argumentando así sus críticas y descalificaciones que nosotros seguiremos concentrándonos donde haga falta.

  5. Da gusto leeros, os retratáis de manera sublime. Para ser unos expertos en tecnologías obsoletas, tenéis una manera de ser reflejo del absurdo y la necedad asombrosa. Lo que ocurre es que a los Ingenilistos Industriales le salen enanos en todas partes: los peritos se hacen Ingenieros Superiores, los de Teleco, a lo suyo sin dejarosn margen; los de Caminos, también; los de Navales y de Minas, en sus cometidos sin tener vosotros donde raspar; y bueno, los de Aeronáutica, ni os ven delante. Y claro, como los cretinos e inservibles de vuestro gremio no tienen que llevarse a la boca, a ver si les comemos competencias a los arquitectos, y machacamos un poco a la sociedad y el ciudadano de paso, y todos tan contentos. Lo curioso es que no conozco a ningún Ingenielisto, como estos que escriben, que tenga los bemoles para ni siquiera comentar todas estas sandeces a un arquitecto de calidad media… Dedicaros a lo vuestro, que tenéis mucho que levantar. Dejad de robar con la ignorancia por bandera…

  6. ¿Ignorantes?¿Prepotentes?¿Falta de respeto?
    Ud. se ha equivocado y dirigía su mensaje a los ingenieros ¿Verdad?

    Los clientes, poco acostumbrados a recibir trabajos de calidad en este mundo dominado por la ingeniería y la rapidez, y este es uno de los problemas, demandan una solución rápida a sus problemas. Proyectos fast-food en los que los ingenieros son especialistas. Edificaciones que si bien pueden solucionar un problema no tienen ninguna consideración hacia los problemas futuros que su consumo inconsciente provoca. Justo como la comida basura.

  7. Llevamos tiempo argumentando que todo se trata de una conspiración judeomasónica de los ingenieros para conseguir todas las competencias habidas y por haber. ¡Todo lo que implique usar el ingenio debe ser competencia suya!

  8. Total para nada, ya esta todo cerrado, la LSP saldrá un viernes de estos. Entonces ya no seréis necesarios, y sin saber ni poder dedicaros a otra cosa, entendemos vuestra impotencia. El valor de uno no esta en el BOE, sino en que tu cliente te elija libremente. La reserva es el amparo de la incompetencia, no es de extrañar, visto las barbaridades que decís.

  9. Las reservas son hasta y mientras la ley lo permita, chicos, a ganaros los garbanzos trabajando y formando se!, y si los ingenieros han de ser nuestra competencia, no argumentáis que son unos ineptos! , fácil lo tenéis pues!, o será más bien otra cosa la que os preocupa, … Ya .. la estética, esa que ustedes derrocháis!,

  10. Los clientes que saben discernir a los profesionales competentes no serán problema.
    El problema vendrá de los políticos que siguen primando abaratamientos disparatados y una supuesta economía cortoplacista frente a criterios de durabilidad temporal, fiabilidad, y trabajo por las personas.
    En una sociedad que prefiere el fast-food industrial a la comida casera bien hecha el problema no está en el fuego que se use, si no en los valores que se están fomentando. No somos tan necios como para pensar que aquí no va a pasar nada. Es una cuestión de responsabilidad.

  11. No vamos a ejercer censura sobre los comentarios anteriores, pero a partir de ahora, si alguien quiere dejar su opinión, o lo hace con nombre y apellidos y dirección válida de correo (que no se publicará) o no aceptaremos el comentario.

  12. De un compañero que lo ha clavado: “Tranquilos, si esto se rebate en seis frases: 1) Es mentira que la LOE “despojara” de atribuciones a la ingeniería en matería de edificación. Nunca las tuvieron, por más que mientan sobre ello. 2) La preparación de un ingeniero no es la adecuada para edificar, se pongan como se pongan. Aún con especializaciones y másteres y currículums, no están preparados, se pongan como se pongan, antes, durante y después de 1999. Los arquitectos no hacemos “proyecciones humanísticas o artísticas”, los arquitectos proyectamos y además construímos toooda la parte técnica de la edificación, cosa que no ocurre con los ingenieros, que debido a su especialización, sólo se centran en alguno de los aspectos de ella (el que hace instalaciones no suele tener ni idea de estructuras, y desde luego ningún ingeniero industrial resuelve cimentaciones como se dice en ese escrito). Decir que los arquitectos sólo hacemos “proyección humanística y artística” es menospreciar la inmensa preparación técnica que tenemos, que es muy superior en calidad y en cantidad a la de cualquier ingeniero. No hay más que ver el plan de estudios de cada una de las profesiones: hay planes de Ingeniería Industrial que contemplan sólo 15 créditos de Resistencia de Materiales, Estructuras y Construcción. Cualquiera de las muchas asignaturas de Estructuras y Construcción de cualquier Escuela de Arquitectura supera toda esa carga lectiva, y son asignaturas que se repiten en casi todos los cursos de carrera. Y por cierto, lo de que las instalaciones de información y comunicación hacen “vulnerables” a los edificos es de traca. Tremebundo. 3) Este punto es el mejor… En ningún de esos paises que llaman “de nuestro entorno” los ingenieros proyectan edificaciones, así que poner de ejemplo lo que ocurre en Europa es admitir que sus argumentos no valen nada. Por cierto, la profesión de Arquitecto está regulada y homologada en Europa por una directiva que la equipara a los médicos, la enfermería y las demás profesiones sanitarias, porque afecta a la seguridad directa de las personas en sus lugares de trabajo y vivienda. La profesión de ingeniero (en ninguna de sus muchísimas especialidades) no lo está. Por algo será. 4) Otra vez poniendo el ejemplo del taller con escuela de mecánicos, de la vivienda del guarda de la fábrica, la gasolinera con tienda al lado y restaurante… lo que se dice coger el rábano por las orejas. Como algún proyecto anecdótico puede compartir usos, arrimamos el ascua a nuestra sardina y pedimos poder hacer hospitales, bibliotecas, viviendas, aeropuertos, guarderías, colegios… Ley del embudo a tutiplén. 5) ¿Los arquitectos deberíamos sentirnos avergonzados de “algunas urbanizaciones hechas al amparo del reciente y denostado boom urbanístico, que hacen buena la estética de cualquier polígono industrial”? Por esa regla de tres los ingenieros industriales deberían avergonzarse de que en España no haya tejido industrial, y que para dedicarse a algo tengan que intentar dedicarse a meter sus morros en un sector en el que, a lo sumo, han trabajado parcialmente. 6) Y por último, lo de que “No es el uso de una edificación lo que aconseja que su proyecto y realización se encomiende a unos u otros profesionales” es lo mismo que decir que un matadero de cerdos o un desguace de coches es lo mismo que una guardería. ¿Llevarían ustedes a sus hijos a que les cuiden en un nave diseñanada para matar cerdos? Pues eso es lo que quieren ustedes. Buenas tardes.”

Leave a Reply