¿Nos da miedo la metodología de proyectos en arquitectura?

En los últimos años se ha usado muchísimo el término procesos para referirse a una arquitectura que se interesa fundamentalmente por los acontecimientos entendidos como fenómenos en curso.
Nada que objetar. Podría decir incluso que la arquitectura que nos interesa tiene mucho que ver con el tiempo y los acontecimientos entendidos de esta manera.
La pregunta viene por otro lado.

Data Path Ikeda
Data Path Ryoji Ikeda Foto by cc sa rh2ox

¿Cómo es vuestro proceso de proyecto?

Dentro de mi investigación doctoral, una de las hipótesis que estoy discutiendo es la de la ausencia de metodología en la docencia y práctica de la arquitectura en españa.
Se que es una hipótesis muy arriesgada y todavía demasiado intuitiva, pero por mi experiencia en la ETSAS y por mi relación con muchos compañeros, creo que no conozco a ningún arquitecto español que trabaje siguiendo metodologías de proyecto.

ds1785 Imagen CC by-sa David Peña
ds1785 Imagen CC by-sa David Peña

Otra cosa son los procesos de proyecto… lineales, iterativos, cíclicos, erráticos… la creatividad en bruto sigue su propia línea temporal, pero ¿y la creatividad disciplinada?

¿Tenéis una metodología?¿Usáis un protocolo para proyectar?

Algunas ramas del diseño, sobre todo producto y gráfico, más relacionadas con la resolución que con la proposición, aunque también más cerca de la creatividad que de lo ingenieril, usan por su proximidad a esto último, metodologías muy claras y concretas. Creo que nosotros no.

Quizás me esté equivocando, pero tengo la enorme sensación/experiencia de que la docencia de proyectos, y por extensión la práctica en los estudios, se ha basado en el enfrentamiento directo con una situación, un ejercicio/encargo y el establecimiento de un tema; el reciclaje, lo social, las infraestructuras, el patrimonio, la relación de una determinada ciudad con un elemento X

¿Por qué nos da miedo la metodología de proyectos en arquitectura?

¿Creemos que va a coartar nuestra creatividad?¿Seguimos siendo artistas?¿O es que simplemente no nos han enseñado?

CC BY-NC-SA 4.0
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

4 thoughts on “¿Nos da miedo la metodología de proyectos en arquitectura?

  1. Pues es una pregunta que me he hecho muchas veces, y que en Ecosistema Urbano sale de vez en cuando (innovar vs sistematizar, etc.). De hecho en el libro de Dreamhamar hicimos un esfuerzo enorme para revisar el proceso de trabajo y condensarlo en algo como un “método” que pudiéramos reutilizar en otros proyectos y compartir con otros.

    Mi experiencia es que en arquitectura sí se establecen y usan métodos, pero son casi siempre creados ad-hoc para cada proyecto, y por tanto acumulan poco de un proyecto al siguiente, generando poca “metodología” reaprovechable. Cada proyecto se convierte en algo parecido a un prototipo único, no sólo de edificación, sino también de forma de trabajo. El siguiente lo haríamos mejor, pero… no hay siguiente. El siguiente es distinto y tiramos por otro lado.

    En ciertos entornos de la profesión sí tienen un modo de hacer rodado y pulido que aplican en cada proyecto, pero incluso en esos casos, ni ellos mismos lo reconocerían como metodología.

    Estuve en un estudio (dedicado a reparaciones) que, caso extremo, intentaba obtener un certificado ISO Nomeacuerdoquenúmero, para lo cual había sistematizado todo y había “hojas de rutina” para cualquier cosa desde hacer el CD de un proyecto hasta hacer un peritaje completo. Un esfuerzo impresionante… y un auténtico coñazo, aunque permitía que cualquiera que llegara nuevo a la oficina supiera exactamente cómo hacer cada cosa.

    La cuestión es que, hablando siempre de arquitectura, en los casos en los que he visto sistematización metodológica, no he visto creatividad, y viceversa. ¿Por qué? Hay que seguir investigándolo.

  2. Estando de acuerdo contigo prácticamente al 100% (gracias por los ejemplos reales), me quedo con la última frase.
    Dices “en arquitectura”… ¿a que no nos atrevemos a decir que Dieter Rahms no era creativo?¿Y Munari? ¿Por qué nos empeñamos en hacer antitética la pareja creatividad-método? No estoy tan seguro de que sea así…

  3. Pues si demuestras cómo puede NO ser antitética, te va a salir una tesis de quitar el hipo, jeje.

    Se me ocurre que uno de los ámbitos donde sí hay método Y creatividad en arquitectura es la investigación: cuando un arquitecto/equipo se engancha con un tema estructural, formal, etc. que aborda recurrentemente (y de forma más y más sistemática) no para repetirlo igual, sino para expandirlo (aplicando, por tanto, también la creatividad). Mientras digo esto estoy pensando en Fuller, aunque no lo he estudiado lo suficiente como para confirmar esa idea.

    En otras disciplinas es cierto que no son términos tan enfrentados.

    Parte de ello tiene que ver con el equilibrio entre el trabajo requerido para sistematizar hasta cuajar un método reutilizable (trabajo que te quita tiempo para ser creativo) y el beneficio que esperas obtener de esa sistematización, el número de veces que la vas a aprovechar para, precisamente, dejarte más tiempo para ser creativo.

    Los programadores bromean bastante con eso, te puedes hacer una idea con estas viñetas de XKCD:

    http://xkcd.com/1205/
    http://xkcd.com/1319/

    Las viñetas hablan de automatización, pero creo que el problema con el método es similar, son dos niveles de lo mismo. Y creo que en diseño (al menos en el d. industrial) tiene más sentido hablar de repetición (que es inherente al método) que en arquitectura.

    Pero bueno, sigue sin explicar por qué ni siquiera nos planteamos más a menudo estas cuestiones. Por qué, aunque estoy seguro de que en privado muchos de nosotros hemos intentado muchas veces “hacer método” en nuestra forma de trabajo, no hay un debate profesional abierto sobre esto… en arquitectura. ¿Quizás porque valoramos aspectos más subjetivos/intuitivos que objetivos/racionales? No sé…

  4. Geniales las viñetas. Hace unos meses, había que superficiar una pequeña reforma de un apartamento. Me tocó la tarea y, por tediosa, decidí hacer una maquinita en grasshopper para que se facilitarla.
    Lourdes me echó la consecuente bronca por tardar una hora (dejaba las superficies monísimas con sufijo y todo en cada habitación) en hacer una tarea de pocos minutos… Cada vez que hubo que repetir la tarea de superficiar y pude aplicar mi maquinita mi sonrisa crecía más y más…

    Volviendo al tema. Creo que confundimos método con rutina y es parte de nuestro error. No se trata de hacer siempre lo mismo. Creo que un método se puede tratar de pensar siempre igual que no necesariamente implica una homogeneidad de resultados.

    Me parece que hay un potencial enorme en la racionalización de la creatividad y que este no implica para nada la limitación de la misma…

Leave a Reply