Salvemos nuestro FIDAS.

LEAKING TAP カメラマンfoto CC by カメラマン

Empecemos por lo que los sajones llaman un disclaimer:

He cobrado de FIDAS. Lo he hecho por prestar servicios docentes allí. Posiblemente, con la rentabilidad €/h de trabajo más alta de toda mi vida profesional.

Y no me quejo, evidentemente. Impartí un curso, lo hice con la mayor ilusión y dedicación y salí muy satisfecho. Me habían invitado a dar formación sobre un tema que me encanta en mi casa.

¿Cuál era mi error? Que FIDAS no era ni es mi casa.

¿Qué es entonces FIDAS para mi?

FIDAS es para mi un apoyo técnico de primera necesidad.
Los compañeros que trabajan en FIDAS tienen un estándar profesional y de atención a sus usuarios de una calidad inmejorable.
Nunca les he planteado una duda que no haya quedado resuelta en menos de 24h y con una amabilidad que hace que solo pueda estar tremendamente agradecido por su dedicación.

¿Qué más es FIDAS?

Pues FIDAS es una fundación cultural, que –por decisión de sus fundadores– es independiente del COAS.

Pero ¿cómo es eso?¿no le donamos alrededor –algunas veces más– de un 10% del presupuesto anual del COAS?

Fijáos si es independiente del COAS que cuando le donamos, en sucesivas asambleas y con legítimo refrendo, más de 800.000€ con el objetivo expreso de el arreglo, conservación y mejora del Pabellón de Finlandia pues resulta que alguien –que no es la Asamblea del COAS– decide qué hace con ese dinero y sólo se invierten algo más de 97.000€ en climatización, mobiliario y sistema de detección de incendios. El resto del destino de la donación, de la que se ha hecho uso y de la que parte (casi un 30%) falta por librar, la tenéis también aquí.

Esto es un mero ejemplo, con datos extraídos de lo poco que ha publicado ahora la fundación, del nivel de transparencia e independencia de FIDAS respecto a COAS y a los Colegiados, a nosotros.

Los servicios que los compañeros de FIDAS nos prestan SON INDISCUTIBLEMENTE NECESARIOS.

FIDAS, como fundación opaca e independiente, NO ES NECESARIA.

Dicho esto, afirmar con rotundidad y claridad que nosotros, como arquitectos colegiados, NO QUEREMOS CERRAR FIDAS. No podemos prescindir de la tremenda utilidad de sus servicios.

Queremos salvar FIDAS.

Peo el FIDAS de nuestros compañeros, los que trabajan por y para nosotros día a día. No la fundación opaca e independiente.
Esa rémora a los colegiados del COAS nos sobra

Queremos recuperar el COAS.

Queremos que todo lo que pase en él sea fiscalizable por todos sus colegiados.
Queremos que cada euro que damos al COAS sea usado de una forma transparente y abierta.

No queremos que nadie decida por nosotros.

El COAS es una institución asamblearia.

El próximo 21 de diciembre ACUDE A TU ASAMBLEA.

CC BY-NC-SA 4.0
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply