Claro como el agua

Una elegía, un auténtico himno en defensa de esta nuestra profesión que tanto adoramos.
Lo que desconsuela es que en los ’80 esto se tuviera tan claro y ahora ya no…

No os perdáis la clase de estructuras que viene después de la cancioncita…

Vía ArchDaily

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *