Enseñar a pescar antes que dar pescados…

Me he decidido a escribir este artículo a raiz del interesante debate que se ha generado en el artículo sobre los concursos. Abro este tema aparte por que haber surgido de forma tangencial pero divergente.

En unos comentarios en otro artículo se defendía la postura, lógica desde la profesión de fotógrafo, de que la difusión de la arquitectura debe ser hecha por profesionales del medio. Y aquí es donde salto y contesto.

La difusión de la arquitectura debe cambiar de manos.

O, al menos, mi intención es que lo haga.

Los arquitectos pueden, y deben aprender a hacer su propia difusión, y de ellos estamos tratando de encargarnos algunos. Debemos tomar el control de lo que se dice y como se dice de nuestro trabajo. Debemos estar en la red, pero ya no como webs de hace una década, debemos estar nosotros, enteros y en persona, por mucho trabajo que ello nos cueste.

Debemos tener formada y controlada nuestra identidad digital.

Y este es uno de los servicios profesionales que ofrecemos en arquitextonica, y ya estamos desarrollando proyectos para dos clientes, asesoría en la formación de Identidad Digital.

Ya no es suficiente con «hacerse una web». Lo que toca, señor@s compañer@s, es «ser red».

Lo hemos dicho muchas veces, y no nos cansaremos hasta que el trabajo se nos agote. Queremos, como profesionales, ayudar a nuestros compañeros en esta tarea. No nos interesa montar webs a disestro y siniestro y vivir de lo que los estudios nos paguen por mantenerlas. Eso es dar pescados… Nos interesa enseñar a los estudios a ser independientes de las editoriales, de los blogs, de las modas, nos interesa enseñarlos a pescar.

Hacerse una web ya no sirve, lo que se necesita es un cambio de mentalidad, de forma de comunicarse y de pensar.

Ábalos tenía razón, cualquiera puede publicar lo que quiera, pero la solución no está en cerrar bocas, la solución está en que la voz de los arquitectos, la voz directa y sin mediación sea la que más se escuche.

Si queréis ser red, ya sabéis donde encontrarnos…

Únete a la conversación

24 comentarios

  1. Me parece muy bien lo que dices de ser red.
    Pero Miguel, tampoco debemos olvidar que la red no lo es todo. La arquitectura tiene una fuerte componente mediática que siempre escapará a nuestro control, a pesar de que seamos red. Vivimos en una sociedad y quien crea que puede controlar su destino digital de manera total se equivoca. Nada más lejos.
    Precisamente, algo que caracteriza al medio informático es la falta de control. A día de hoy, nadie puede negarme que el medio informático tiene un área de impunidad mil veces mayor que el medio convencional. ¿Quién controla lo que dicen de ti o de tu obra en los foros por ejemplo?

    Lo que quiero decir es que un medio no anula al otro, del mismo modo que, en su día, el vídeo, pese a lo que se auguraba, no acabó con el cine. Ambas cosas son diferentes, y se complementan. Ser red es un aspecto de la arquitectura y de la vida en general, cada vez más importante, pero no lo es todo. La difusión de la arquitectura es algo que no sólo controla uno mismo, del mismo modo que los libros que salen al mercado no son todos autoeditados y financiados.

    Con la expresión “hacerme una web” he querido significar de manera coloquial el hecho de empezar a dedicarse al medio y articular herramientas para conseguirlo. Llámalo como quieras, ser, vivir en red…

    No estoy de acuerdo tampoco en que ese trabajo de promoción tengan que hacerlo siempre los profesionales, de toda la vida ha existido el bricolage. Con esto no estoy diciendo que un profesional dedicado no lo haga mejor que tú.

    Un saludo

  2. Estás dando en el clavo, pero no es al control a lo que me refiero, pensar en términos de control es pensar antes de la red. Pero de todas formas, la impunidad de los sistemas informáticos no es tanta como se cree.

    Nosotros hablamos no de control si no de producción. Para ser red, la parte fundamental del proceso es «darle a la red». El resto es casi accesorio.

    Y sobre los profesionales… el único problema es que ahora mismo hay muy pocos profesionales de la difusión de la arquitectura que sepan como seguir trabajando en este cambio de contexto. Javier ha comenzado una serie de proyectos muy interesantes y potentes, pero la vía que nosotros proponemos es otra muy distinta.

  3. Miguel, supongo que lo conocerás, hay un escrito muy interesante de Nicholas G. Carr a cuenta de todo este tema de la sociedad digital, se titula ¿Está Google estupidizándonos?
    En él da cuenta de cómo los resortes del conocimiento han cambiado en función del nuevo medio.
    Otro debate y reflexión paralelo a la que desarrolla Carr sería el de la legitimación en los nuevos medios. Más concretamente, la desaparición de las relaciones de legitimación que convencionalmente regían cualquier medio de conocimiento, la desaparición también de los intermediarios que conlleva el medio digital (y que sin ir más lejos ha puesto a las relaciones comerciales patas arriba) y por último la desaparición de los status y relaciones.

    Un saludo

  4. La verdad es que el artículo y los comentarios nos tocan de lleno. “ser red, además de estar en la red” es una frase que durante estos meses le hemos robado a Miguel en más de una ocasión y dentro de nuestras limitaciones cada vez nos la creemos más.

    Cierto es como dice José Luis, con la red aparece un nuevo área de impunidad donde se pueden decir bastantes barbaridades desde el anonimato. Pero como todo en la vida, se puede poner en una balanza donde el nuevo medio, y la nueva forma de estar en el medio por un lado tiene cosas negativas y por otro positivas.

    Como negativas destaca esa impunidad o como se explica en el artículo que citáis de Nicholas Carr, un cambio de nuestro cerebro (mucho más profundo del que nos creemos) donde la comodidad y la inmediatez son nuestras armas intelectuales, en vez de la reflexión y el conocimiento profundo de las cosas.

    Y por otro lado está todo lo positivo que da la libertad y el potencial intrínseco de ser red, donde a pesar de que siempre hay que poner un filtro hoy podemos acceder a visiones mucho más cercanas a nosotros y nuestra forma de entender el mundo y la arquitectura que como se nos mostraba en los “medios oficiales” hasta ahora.

    Seguramente como en casi todo, la virtud está en el termino medio, y el cómo convivan los dos medios, y el cómo nosotros seamos capaces de adaptarnos al mundo de Internet sin dejar de estar anclados en el mundo “real” será la clave en nuestro devenir.

  5. El hecho de que las fotos sean de los proyectos de cada uno es contingente. Sin fotos no hay proyectos, pero sin proyectos si que hay fotos. El cliente publicable indiscutiblemente es mejor cliente para muchos que el que no va a salir en ninguna revista por que la obra no interesa. (Y aquí ahora me argumentas que tú no trabajas así, pero no estoy personalizando y las generalizaciones son odiosas) Cuando cobráis por los dos lados, convirtiéndoos en intermediarios, servís a dios y al diablo al mismo tiempo. Me parece inaceptable, igual que cuando en un reportaje se genera una plusvalía enorme, el arquitecto no vea un rendimiento similar y se contente con que los fotógrafos empiezan a tratarlo mejor.

    El ruido digital lleva muchos años en la red, casi desde su comienzo, y la chatarra digital, que es otro problema, igual. Error de noveles es el pensar que el ruido digital es un fenómeno nuevo y que acabará con la información. Igual que hay ruido, habremos personas trabajando en la red, indezando, etiquetando, produciendo contenido de un mínimo de valor para que calle todo lo improductivo.

    Si, conozco muchos estudios grandes que no tienen relaciones públicas, y que tenga departamento, no conozco ninguno, si acaso un compañero que ordena las fotos y preparar algún plano ex-profeso.

    Desde arquitextonica pretendemos solucionar este tema. Ofrecemos a los estudios de arquitectura formación especializada para que adquieran las competencias para difundir su trabajo en la red sin caer en los errores provocados por el autoaprendizaje.

    Volvemos a lo de antes. Le cobro al arquitecto y le cobro al editor que publica mis fotos. Si un proyecto no se publica, al cajón. Al menos le he cobrado al arquitecto y el balance de caja cuadra. Cuando el interés es mediado, no hay nadie que se crea los argumentos…

    Toda una retahila de preguntas aparentemente retóricas no te dan la razón si los argumentos son falaces. nadie dice que no haya planos, ni fotos, ni publicaciones, aunque esto último no haría falta. ¿Quién ha de proporcionar la información? ¿quién ha de reunirla y cuidarla? ¿Por qué no los propios estudios? ¿Por qué las publicaciones siguen editando los planos para adaptarlos a su diseño gráfico? ¿Y los directores artísticos mutilando vuestras propias fotos?

    ¿Por qué se asimila que lo único que van a poder hacer los estudios es un mailing postal? ¿Acaso no conoces la web de ecosistema urbano? ¡No son editorial eh! Y hay pocas editoriales que tengan un medio digital de la calidad del suyo.

    jejejeje. ¿EG y similares la solución? No hombre, ya me gustaría, porque entonces tendría el campo abonado para que arquitextonica creciera como web de difusión, pero no es ese el medio, de nuevo error de novel. ¿Qué impide a los estudios montar un blog como el tuyo? Blog que tiene RSS, que se actualiza automáticamente cada vez que el estudio publica algo… Repito

    ¿para que necesito intermediarios si puedo escuchar-leer-ver lo que el estudio me ofrece sinq ue tenga que estar digerido-manipulado?

    Pues eso, dedicaros a hacer fotos y a venderlas, por supuesto vuestras fotos las seguiremos pagando.

    La difusión del trabajo de los arquitectos puede y debe estar en sus manos. Hay miles de voces jóvenes que están haciendo arquitectura de una calidad asombrosa y los medios convencionales están ya demasiado saturados. Si AV publicara todo loque hay bueno en España, cada número semanal tendría 300 páginas y costaría 100€…

    Es hora de que los arquitectos hablen de arquitectura con su propia voz y desde su propia casa. Y nosotros nos vamos a encargar, cual logopedas digitales, de que aprendan a usar esa voz a través de la red.
  6. Dudo mucho que así funcione la cosa. Una revista no selecciona a un fotógrafo, para después ver que obras tiene fotografiadas y publicarlas. Más bien seleccionan las obras que quieren publicar, según la temática del número y después buscan a los fotógrafos para que les vendan las fotos, si ya las tienen hechas, o para encargarles que las hagan… ¿no?

    Un saludo!

  7. Pido disculpas si el tono sonó agresivo. Lourdes me lo comentó esta mañana, pero entre nosotros creo que no había que arreglarlo y así de bien lo has leido.

    Solo aclarar que la afirmación de que os dediquéis a hacer fotos y no a venderlas es en tono conciliador y no como lo lees. La venta es fea, la venta es cansada, y a las profesiones creativas como las nuestras las distrae.

    La red, y es aquí de nuevo donde voy, posibilitará que en simbiosis, las buenas obras y las fotos que de ellas se hagan «se vendan solas». No se trat de que tengas diez mil visitas en la wewb. Se trata de que el trabajo de calidad salga a la luz y las editoriales no tengan que andar dando tumbos buscándolo.

    Tú mismo lo estás haciendo ya, y si eres consciente como comentas de tus errores, entonces no son torpezas si no caprichos de los tuyos, como siempre, personales.

    Solo se trata de enseñar a hablar, con corrección, sin gritar y cuando sea preciso. No hablamos de que con nuestra formación o la de otros que también la pueden dar se conviertan en cantantes de ópera.

    Solo tratamos de enseñar a Ser Red…
  8. Yo no contestaré a nadie en concreto.

    Sólo que tanto hablar de profesional, que si profesional para allá, profesional para acá, joder, que parece esto la película “Airbag”: ¡Qué professional!!

    Y como estoy algo cansado de los llamados “profesionales”. Y voy a romper una lanza por lo amateur.

    Lo que sí es inocente creer es que, en líneas generales, lo que viene de un “profesional” es bueno –profesional- y lo que viene de un amateur, no. La vida te demuestra día a día, que no hay creencia más inocente y generalizada que ésta.

    A menudo se habla de lo “profesional” como si fuera la única salida para hacer bien las cosas. Y ya no estoy hablando de una situación tributaria o social, estoy hablando de una actitud vital. En líneas generales, las personas y las obras más interesantes que he conocido no han procedido de una actitud “profesional”. Todo lo contrario, se han comportado con las cosas que hacían como aficionados apasionados, como amateurs. Y no porque no conocieran el medio o no tuvieran los recursos técnicos necesarios. Los tenían, pero a buen seguro no los administran de manera sistemática.
    Y no estoy siendo inocente.
    El que conozca grandes estudios de arquitectura, con departamentos de prensa o sin ellos, verá que, sin duda, en la mayor parte de los casos, el “jefe” es el menos profesional por decirlo así, aunque la estructura del estudio responda a ese ambiente profesional de picar hasta la ficha horaria cuando entras.

    El extremo de lo amateur está mal, pero es que el extremo de la “profesionalidad” no nos lleva a otro sitio que a una profesión de consultings deslocalizados con métodos sistematizados y esto es peor que ser un aficionado.

    Se me quedó grabado de una conferencia de cierto arquitecto de prestigio que decía: lo peor que se puede ser en la arquitectura, es un “profesional”. Porque los “profesionales” tienden a sistematizar sus profesiones, intentan trabajar con métodos reconocibles, se apartan de los bordes, de la creatividad.

    Finalmente, y por la parte que me toca, seguiré siendo anónimo en este blog, porque gran parte de mi vida ya es bastante pública y me apetece -en un medio como éste- tener la posibilidad de ser uno más, ni más ni menos, sin que nadie tome una posición ante mí por quien soy en la calle.

    Un saludo

    José Luis. Eterno amateur.

  9. Muy interesante tanto el debate generado como las opiniones vertidas. Ahora estamos con la mente un poco trasttocada por el verano, y no tenemos el cerebro tan lo centrado como nos gustaría… pero de todas estas líneas se pueden sacar muchas buenas ideas y por tanto muchas buenas soluciones. Creemos en la colaboración entre profesionales de diferentes sectores, no como algo que se tiene que hacer porque «está de moda», sino porque es algo que enriquece los resultados y le da sentido a la red profesional, mejorando los productos ofertados y aumentando la calidad de los mismos.

    Ojálá en todos los post de todos los blogs de la red se mantuviera un diálogo productivo tan gratificante como el que acabamos de leer en este que tenemos frente a nosotros… ya que íbamos a salir ganando todos…. En verdad os digo que no es nada común leer este intercambio de ideas, de criterios y de opiniones, en la red 2.0 actual. Da gusto leer estas cosas. Todas.

    Un saludo y ya aportaremos algo cuando nuestras neuronas vuelvan a conectarse de nuevo…

    Un saludo desde multi(DO)

  10. Jose Luís, interesante reflexión sobre la «profesionalidad» y el alejamiento de los bordes… ¿de quien era la conferencia?

    Respecto al anonimato, aunque pinchando mi nombre en rojo aparece mi web y perfil, firmo esta vez para que no haya dudas.

    Y, como decía Julen, enhorabuena a Miguel por provocar este tipo de debates y a todos los que participais.

    Un saludo!
    Carlos Marín.

  11. Era uno de los componentes de ACM_Arquitectura, en concreto creo que Andrés. Gente muy buena. Fué una charla en la Universidad. No iba sobre ese tema, era una exposición de la obra, pero como en toda conferencia y exposición se comentan muchos temas interesantes al sesgo.

    Un saludo

  12. Pues me parece un sistema indeseable.

    Y un sistema indeseable, aunque se diga que es el que hay y hay que aceptarlo, desde luego lo que no se puede hacer es fomentarlo.

    Vamos, me parece el mismo caso, salvando las diferencias, que el de los intermediarios en la agricultura.

    Los intermediarios es una especie extinta, que es de lo que estamos en el fondo hablando. y claro…

    Un saludo

  13. Y como parece que seguimos a vueltas con lo del anonimato, te diré que me parece mucho menos honesta tu postura.

    El anonimato, mientras no albergue conductas delictivas, no es una postura indecorosa. Todo lo contrario, es pudorosa y honesta. Y permite -como ya te comenté- ser uno más, ni más alto ni mas bajo que otros. Permite, en definitiva, que mis afirmaciones sean igual que las de Julen, Carlos, stepenybarno, manuti, etc, como las de cualquier otro que aquí quiera escribir y departir, pues no he pretendido más que eso.

    Internet puede utilizarse para “escudarse” en el anonimato, para insultar o denigrar el trabajo de otros. Allá los que lo hagan. Es la cara mala, llena de impunidad que además yo critico a menudo.
    Pero también se puede utilizar para hablar sin jerarquías, sin relaciones de preeminencia o poder, que para eso ya está la vida real. Cada uno utiliza a su modo la potencia que ofrece este medio.
    A mucha gente le escuece esta falta de jerarquías y de mediaciones, parece que no les basta con la vida real.

    En definitiva, que me parece menos honesta que mi postura y la de todos aquellos que se presentan anónimos, la de presentarse como un determinado profesional y decirnos a todos como tenemos que trabajar, haciendo apología de la profesión y los métodos propios.

    Lo explícito, a menudo, es mucho más obsceno que lo velado.

    Un saludo

  14. ¿Responsabilidad legal?.

    Pero tío, tú de qué vas. ¿Se ha acusado a alguien de asesinato?.

    Anda, relájate un poquito.

    Un saludo

  15. Realmente lo que si que parece oscuro es tu agobiante insistencia respecto al anonimato.

    Entiendo perfectamente la postura de Jose Luis porque yo soy simplemente estudiante y muchas veces no comento en blogs o en otros lugares porque cae sobre mí el peso de la ‘profesionalidad’.

    Lo bueno que tiene internet es que es un debate abierto, público y en el que cada uno puede expresarse con libertad. No existen clases sociales, ni rangos, aunque tristemente en ocasiones si que son claramente marcados.

    Esa libertad encierra que Jose Luis y todos los que quieran permanezcan en el anonimato y que tú también tengas la libertad de no contestar si así lo deseas.

    No creo sinceramente que nadie que esté comentando en este blog esté conspirando.

    Así que mi ánimo y felicitación a todo aquel que se anima a comentar sobre los temas que se nos brindan en este blog.

  16. Qué poca correa tienes. Todo te lo tomas a mal.
    Estuviste a punto de enzarzarte ántes con Miguel y ahora conmigo.

    Como bien dice Azahara y supongo que otros muchos pensando, aquí estamos debatiendo y no conspirando contra nadie. Ni siquiera contra tí, aunque te lo parezca.

    ¿Sabes lo que es debatir?

    Para debatir bastan las ideas, los planteamientos, sobran los títulos,los nombres.

    Un saludo

  17. Este último comentario deja clarísimo de que se trata: ideas, planteamientos…

    Es la única manera de avanzar. Que alguien sea uno u otro el que escribe me da igual, lo importante es lo que aporta, lo que muestra y lo que plantea.

    Con respeto a la autopromoción, es la única manera que los arquitectos «pequeños» pueden hacerse un hueco. De todos es sabido que no podemos pagar fotográfos (un fotografo hace fotografías y un arquitecto arquitectura), maquetistas (ya que, para que coman los maquetistas tendremos que pensar que un arquitecto no hace maquetas, sino que diseña arquitectura), relaciones públicas…creo que hay muchos niveles en esto de la arquitectura y todas esas cosas son lujos que uno se puede permitir cuando ya has cogido un fondo, mientras tanto, uno tiene que hacer de todo, e irse abriendo camino como bien pueda. Y aquí la red, ser red, es un medio muy bueno para irse abriendo camino, ya que no hay tantas jerarquías como en otros medios tradicionales.
    Y pienso que es un medio muy bueno porque no lo controla nadie, hoy en día es muy fácil ser red, hay una gran variedad de puntos de vista, se pueden crear debates muy plurales y en mi opinión, lo único que hace falta es irse tomando mas en serio esto para conseguir que estos medios sean realmente buenos. Estoy convencido que entre todos es posible.
    Saludos a todos.

  18. Es curioso como el debate ha ido evolucionando hacia otros derroteros que los que se proponían en el artículo inicial.

    Nosotros sólo queríamos apuntar un par de cosas.

    En principio estamos de acuerdo en que se agradece que la gente se identifique minimamente cuando comenta algo, es casi un tema de educación. Pero también es cierto que el caso de José Luis parece bien distinto. Solo con leerle un poco, se ve que lo que escribe es serio y sensato (luego se estará de acuerdo o no con él) y desde luego que lo hace de buena fe y no falta a nadie. Digamos que no usa el anonimato para esconderse y decir alguna barbaridad, sino para hablar como uno más y que se le valore por lo que es, no por la imagen previa que se puede tener de él.

    Por otro lado, esta el tema de darse a conocer y cómo bien apuntaba Miguel, hay un montón de gente buena haciendo excelente arquitectura, y que no se publican en las revistas de papel. Si se hiciera las AV serian gigantescas. Pero la otra, la nueva vía de internet (con un concepto más participativo), lo que tiene de interesante lo tiene también de complicado. En principio parece más fácil darse a conocer a través de la red, pero esta facilidad es bien engañosa. No hay tantas publicaciones digitales que tengan una mínima audiencia real y que publiquen lo que hace esa gente joven que no sale en el papel. De hecho es relativamente complicado ser visible en la red.

    Felicidades a Miguel y Lourdes, por haber sido pioneros en esta aventura de ser red en la red apostando por la profesionalidad (bien entendida) y la seriedad , dentro del siempre difícil mundo de la arquitectura, y ser capaces de convocarnos aquí teniendonos pendientes de los ya más de 30 comentarios.

  19. Publicaciones digitales hay muy pocas porque en la red, nuestro pais en general va muy atrasado, pero mucho, mucho.

    Sigo teniendo como ejemplo de cabecera el trabajo de Plataforma de Arquiectura, un grandísimo trabajo de un equipo jovencísimo y que tiene una repercusión enorme sobre todo en latinoamérica.

    Esperamos que el trabajo que nos queda por delante estos mese, en el que trataremos de ayudar a muchos de los estudios jóvenes que aún no han alzado la voz, tenga su repercusión pronto.

    Vuestro trabajo en Stepien y Barno es diferencial y ejemplar. Pocos tienen vuestra profundidad y menos desde el principio.

  20. A mí me parece bien que la gente empiece a tener su hueco, es cierto. Sin embargo, no sé si es un tema tan sumamente importante como para elevar tanta discusión.

    Al fin y al cabo, la presentación de un proyecto de arquitectura es siempre la presentación de un proceso de trabajo y no un producto final, y supongo que si fuera una exposición sincera y más útil, debería asemejarse más a un cajón con orden propio que a un expositor de lencería.

    Digo yo.

    PD: Es curioso que se gener más debate en un post de tema «secundario», por decirlo de alguna manera, que en algunos de tema arquitectónico, 🙂

  21. A peticion expresa y amigable de uno de nuestros lectores, me he visto obligado a retirar todos los comentarios realizados por ese lector en esta web.

    Al mismo tiempo, y para evitar males indeseados, me he visto obligado a editar algunos de los comentarios de otros de vosotros, lectores, en los que se le hacía mención expresa.

    Espero sinceramente que no entendais esto, ni lo expresado en el último artículo, como censura, sino simplemente como una operación de mantenimiento de este espacio digital. Con ello evitaremos que se generen abusos, malentendidos y crispaciones que solo ofuscan los debates tan interesantes que últimamente se están generando.

    Para que guardéis vuestros ideas, y vayáis calentando motores, estamos fraguando el siguiente episodio sobre Ser Red en el que trataremos sobre identidad digital, anonimato y reputación.

Dejar un comentario

Responder a Miguel Villegas Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *