Linea egoísta

Juan Socas. Argucias de la lineaEste próximo Lunes 5 de Julio, nuestro ex-compañero intento de cantautor y pronto arquitecto Juan Socas inaugura su primera exposición de arte, «Las argucias de la línea», en La Carbonería.
Podríamos hablar del egoismo del arte, de que la arquitectura no es egoista y por tanto no es arte y de los arquitectos egoístas que son la causa de que la gente corriente nos califique de artistas.

Yo, antes que artista, artesano. Hasta el Lunes.

Únete a la conversación

9 comentarios

  1. Me llama mucho la atención lo que dices, me resulta tan ajeno… Tal como yo entiendo el Arte, no existe dedicación más generosa. Es complejo de explicar. El artesano pone las manos. El artista para empezar pone la mente. Además pone la vida, el ser. Y no lo pone para sí. Para mi no hay nada más generoso. Que la gente desgaste las palabras, que desvirtue los significados, de tanto repetirlas para todo sin pensar bien de qué se habla… También sucede con la palabra Amor. Como con todo lo grande, pocos se atreven con las mayúsculas.
    PD. No conozco a Socas pero por casualidad vi hace un año sus dibujos, en fotografías, sensible e ingenioso, muy habilidoso, me pareció más artesano que artista ; )

  2. Si pero no… no se quién fue el que dijo que el voluntariado no es altruista en tanto que recibe el gozo de la gratitud de los demás, y eso es gran recompensa. Cuando califico el arte de egoista quizás haya equivocado las palabras, me refiero a que el arte en si tiene un objetivo caprichoso. La expresión de las ideas de cada uno es un derecho inalienable para todos y sin embargo un privilegio para los artistas que por ser artistas merecen que la expresión de su opinión sea valorada por encima de las demás hasta llamarla arte.
    ¿No es el arte como la prostitución?, da placer al ser humano satisfaciendo necesidades primarias, maneja cantidades desorbitadas de dinero, y esta sociedad la trata como algo que está ahí pero no sabe realmente porque.

  3. Una cosa es el Arte y otra el mercado del arte, en el que sucede lo mismo que en el de mercado de la carne, el de los media, el de la guerra o el de la arquitectura…

  4. Bueno, es un tópico que el arte sea caprichoso, personalmente me interesan obras que nunca son caprichosas, sino más bien concienzudo, por eso, aunque a veces puedan tener su valor estético, me aburren mucho los Pollocks y los surrealistas, también sus paralelos en la arquitectura.

  5. Comentaba con Lourdes que no es en si caprichoso, es más una necesidad interna, pero en tanto que es interna y personal de cada uno, el momento en el que un individuo siente que esa obra surgida de dentro, aunque por reacción con lo de fuera, merece ser abierta a los demás es cuando entra el egoismo. ¿Quién le da la capacidad a ese individuo para pensar que su escultura tiene más derecho a ser abierta a los demás que el castillo de arena de un crío pequeño?

    El juicio de valor tan subjetivo que se produce, y que se prentende calificar de indudable,es lo que me enerva.

  6. Es q es para ennerviarse, el caso no es para menos. Sin embargo el arte comienza a ser egoísta en el momento en el q las obras entran en juicio y son criticadas por supuestos “expertos” q deciden aquello q es digno de exponer en un museo y aquello q no lo es. ¿Es q cualquier “cosa” no puede llegar a ser arte? Es la “subjetivación” del arte por parte de una élite la q se encarga de q éste adquiera ese grado de egoísmo, quedando relegada su comprensión a una minoría de intelectuales dispersos en la sociedad. Quizás sea preciso intentar desarraigar el Arte de dicha crítica elitista, y ofrecérselo al público no como: OBRAS DE ARTE + CRÍTICA, sino simplemente como lo q en un primer momento fueron: OBRAS DE ARTE (en la mayoría de las cuales el egoísmo seguramente no hacía acto de presencia). Los ojos de la sociedad se cierran cuando se le vende miles de productos considerados de antemano de “buena calidad”, sin q la propia sociedad sea la primera en comprobar el grado de calidad de cada uno de ellos.
    De hecho, me parece de sumo interés el boom q actualmente se le está dando al arte público: museos de arte contemporáneo por el que las madres pasean a sus niños en coches de capota, mientras se encuentran rodeadas de duchamps, pollocks, warhols… a pesar de q estos se hubieran convertido previamente en productos de buenísima calidad por críticos especializados en cerrar esos ojos ignorantes a la sociedad. museos de arte tratados como centros comerciales en los que los productos se exponen al público y es él quien decide q pasa es lo q pasa por caja y aquello q no lo hace.

  7. si, que el publico decida es inevitable, en toda la cultura de masas en general, ojala que como tu dices el publico decida, y que pase en la arquitectura y en el arte lo mismo que en la telebasura, cada vez con mejores programas de mayor calidad y variedad, abunda la creatividad y nos llenan de increibles vivencias y tertulias interesantisimas, que razón tienes! esperemos que suceda lo mismo en el arte…

  8. mira, yo solo quiero dejar un poco de lo que yo pienso, y espero mi comentario no lastime a nadie; la arquitectura si es un arte, pues es el arte de construir, porque entonces ¿de que se encargan los ingenieros civiles?, yo creo que ellos si solo se dedican a construir; repito, nosotros creamos y contruimos, y ellos solo contruyen…..
    Grax, por el espacio saludos, cualquier comentario escribe a mi e-mail.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *