Manual del Jefe Perfecto v0.2 actualizado

Hace unos días empezamos a redactar un manual del perfecto colaborador, desarrollado en base a experiencias propias vividas como colaboradores y como jefes (sigue en proceso de redacción y admite sugerencias por correo electrónico), pero un acto de introspección decidimos desarrollar primero lo que viene siendo nuestro manual de comportamiento para con nuestros colaboradores, igualmente destilado de nuestras propias experiencias, tanto buenas como malas.

Esperamos os sea útil, os haga pensar o, en el mejor de los casos, os haga querer trabajar en arquitextonica

Manual del jefe (de estudio de arquitectura) perfecto v0.2:
  1. Si tú cobras, paga
  2. Es lo justo. No te escudes en que los colaboradores van a aprender mucho y todas esas milongas. Si un colaborador está trabajando en un proyecto/encargo/investigación que a ti te va a dar beneficio, págale.

  3. Si tú no cobras, no pagues
  4. Si pagas aunque tú no tengas beneficio asegurado, estás generando máquinas carentes de motivación que solo están contigo por tu dinero. Si es un concurso, ofrece un porcentaje del premio, una prima, incentivos…que los colaboradores tengan tanto o más que ganar que tú.

  5. Alimenta a tu equipo
  6. Sobre todo en época de concurseo o si no puedes pagar. Pagar el desayuno del estudio, aunque sea en la cocina, no te va a arruinar.

  7. Sé el primero en llegar al estudio
  8. Si lo tienes en el mismo inmueble que tu vivienda lo tienes fácil, y si no, madruga. Un colaborador no hace nada bueno llegando antes que tú al estudio.

  9. Sé el último en marcharte del estudio
  10. Si lo tienes en el mismo inmueble que tu vivienda no es de recibo que te pongas a preparar la cena mientas los colaboradores siguen al pie del cañón, a menos que la estés preparando para ellos…Si tienes el estudio fuera y te marchas a casa antes que los colaboradores, debería darte vergüenza.

  11. Si no puedes pagar a tus colaboradores dedícate a ellos
  12. Tu tiempo es oro ¿verdad?. Pues si no tienes líquido para pagar a tus colaboradores, dedícales tiempo, ellos aprenderán y tu verás su trabajo de otra forma.

  13. Si tus colaboradores estudian, ayuda.
  14. O por lo menos no los fastidies. Entre una entrega de tu estudio y un examen de la escuela, el examen debe ser prioritario. Si les pides que sea al contrario estás abusando.

  15. Cuida a tu equipo.
  16. Nunca les faltes al respeto, son personas, nunca lo olvides.

    Los siguientes puntos del manual han sido sugeridos por nuestros lectores en los comentarios. Nos hemos permitido hacerlos nuestros adaptándolos a nuestras experiencias. Gracias a Hans, a Julen y Nieves y a Óscar por las aportaciones.

  17. Confía en tus colaboradores.
  18. Es una relación biyectiva. Si confías puede que recibas lealtad. O puede que no, pero inténtalo.

  19. Ayuda a tus colaboradores.
  20. Con los temas de la escuela, con temas profesionales si empiezan a hacer trabajos fuera de tu estudio o incluso con temas personales si puedes y te dejan.

  21. Critica con criterio.
  22. Tu opinión sobre el trabajo debe ser valorada, no temida. Dedica tiempo a explicar el porque de tus decisiones y generaras aprendizaje. De otro modo bloquearas su iniciativa.

  23. Juntos pero no revueltos.
  24. Desayunar juntos está bien. Alguna celebración ocasional, vale, pero no son tus amigos para toda la vida. Si te acercas en exceso generarás demasiadas confianzas, y eso puede estropearlo todo.

  25. Aprovecha su potencial.
  26. Siempre que puedas haz que cada colaborador desarrolle el trabajo en el que más disfruta, pero al mismo tiempo trata de que aprenda a disfrutar también con todo lo demás.

  27. Pregúnta.
  28. Tus colaboradores tienen ideas propias y muchas, muchas veces son frescas, audaces y muy interesantes. Si no las expresan puede ser porque tú no se las has preguntado.

  29. Incentiva.
  30. Pero siempre cuando el trabajo se haya terminado, debe ser una recompensa merecida y no un objetivo mercenario.

  31. No machaques.
  32. Realizar trabajo que luego se deseche es necesario si implica aprendizaje y mejora en el proyecto. Ordenar tareas que sabes que no van a ser útiles evidencia un carácter despótico y una mala gestión por tu parte. Si hay que hacer pruebas, explica el objetivo.

En desarrollo permanente, si queréis hacer alguna aportación ¡será bien recibida!

Únete a la conversación

7 comentarios

  1. Deposita confianza y recibiras lealtad. Soluciona problemas a tus colaboradores y te respetaran…no te transformes en un punisher en caso de error, analiza y luego determina el patron a seguir..debes ser un apoyo y no un evaluador de la labor de los demas.
    Esta bien comportarse como un buen jefe, pero la autoridad no hay que perderla, hay que acercarse, pero no incrementar el trato confianzudo….las relaciones en base al respeto siempre seran beneficiosas para ambos lados.

  2. Cuanto favor haria que todos los jefes hicieran caso de este manual, por lo vivido hasta ahora, yo diria que lo usan, pero justo para hacer lo contrario…

    Con este manual, como bien decis, yo ya me animaba a trabajar con vosotros, pero como no me podeis hacer el desayuno… me lo tendria que pensar mejor, je je je

    Es dificil ser buen jefe supongo, pero es que algunos lo hacen taaaan mal.

    Salud!

  3. Aprovecha el potencial de la gente de tu equipo, y no les mires como simples «delineantes con capacidad para distribuir mínimamente un baño». Saca partido del trabajo que pueden desarrollar cada uno y motívales para que tomen decisiones en el proceso de proyecto. No trates de «plantar tu pino» (como ocurre habitualmente) cambiando todo lo que ellos hagan por su cuenta, sólo por el hecho de demostrar que eres el jefe.

    Esto,de verdad…. que es descorazonador… porque el colaborador sabe de antemano que su trabajo individual (el trabajo no tutelado), no vale más que para que el jefe elija la «otra» opción, solo por llevar la contraria. Es decir, que haga lo que haga, no valdrá para nada. Esto pasa más de lo que creemos…

    Doble tiempo. Doble esfuerzo. Desmotivación. Pérdida de interés. Eso es lo que consiguen con el sistema de «tengo que plantar mi pino como sea».

  4. Sí, una cosa fundamental es: preguntale que piensa sobre lo que está haciendo. Deja que aporte ideas.
    Otra, si el jefe va a cobrar suficiente, y la labor de los colaboradores es realmente buena, incentivalos con algo mas que lo hablado inicialmente. No hace falta que sea económicamente, un regalo o una comilona buena siempre es de agrado.
    Otra, no hagas trabajar en balde a los colaboradores, porque perderán motivación e incluso el respeto.

  5. Este manual es magnífico, alentador y estimulante. De buena gana hacía un póster con él y se lo ponía en la pared del estudio y en el cabecero de la cama a alguno que yo me sé.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *