Spts by Sin-Estudio

Paula Álvarez, Ana Fernández, Jose María Galán y Elena Soriano nos sorprenden con su accésit en el concurso de la Casa de las Artes de Cádiz. Después de todos nuestros anhelos, nos encontramos con esta contradictoria apuesta por el espacio interior.

Casa de las Artes de Cádiz. Sin-Estudio.

Contradictoria en tanto que apostando por una herramienta, por una forma de habotar, no termina de explicar el fin de su uso, no termina de aprovechar lo que ese sin fin de patios implica.

Casa de las Artes de Cádiz. Sin-Estudio.

Los patios apoyan los espacios en un retorcido fractal que permite, pese a la infinidad de rincones que genera hacer que el edificio se convierta en un bicho multifacetado. Y es aquí donde echamos en falta el arrebato, el frescor material de una propuesta llena de ruido de niños jugando y zapateo flamenco. El tedio de la capelina, las texturas de madera y los lienzos verdes hacen que una propuesta con gran potencia pinche en la segunda curva.

Sin embargo, la audacia y el frescor de este hermoso fractal de luz hace previsible ver más proyectos tan o más interesantes de este joven estudio.

Panel 1, Panel 2, Panel 3.

Únete a la conversación

15 comentarios

  1. Gracias por publicar nuestra propuesta y darnos la oportunidad de conocer la opinion que suscita, para poder ampliar la visión de nuestro trabajo. En este sentido, nos gustaría que ampliases tu crítica, pues no la hemos entendido bien. La utilización de conceptos como apuesta por espacio interior o fractales nos sorprenden asociados a nuestra propuesta.

    Saludos.

  2. Las aulas se apoyan en los patios y los quiebros para cualificar sus espacios, es un proyecto implosivo, no un objeto urbano. Por otro lado esos mismos quiebros que apoyan la riqueza interior me traen una imagen inmediata de los pliegues y repliegues de los fractales. Ese era el sentido, no el de la autosimiliud.

    Y gracias a vosotros.

  3. Multiplicamos los patios para iluminar y ventilar aulas en un programa que estaba muy pero que muy apretado, para enriquecer espacialmente los pasillos, espacios muchas veces cutres en los centros docentes, para fomentar relaciones visuales entre los tres centros y todo el edificio, para que los alumnos y profesores se apropien como gusten de estos rincones… En fin, muchas funciones pero como dices, ningún uso definido. Creo que cuando la arquitectura da a todo un uso específico se convierte en una instrumento de control, de dominio. En este sentido, nos parece importante trabajar con la indefinición… (otra cosa es que el proyecto no esté acabado ; )…)

  4. no hay quizas demasiados pasillos y fondos de saco? no se.. es una critica asi a primera vista… Pero el proyecto me parece interesantisimo ya que yo estoy haciendo un centro de investigacion artistica…. espero poder enseñar algo pronto.

  5. Jajaja muy bueno lo del flirteo… vamos a ligar al cole jajaja

    bromas aparte, ¿como se resuelve la vigilancia de este espacio público en cubierta, por otra parte, tan atractivo?

  6. Un edificio de investigación artística? Suena muy bien! Esperamos verlo pronto.

    Intentamos que no hubiera los menos pasillos, entedidos como lugares longitudinales y cerrados de paso: los consideramos tan importantes como las aulas. Por eso se ensanchan, se cruzan, se interrumpen, se abren a patios o a vistas… Son lugares de encuentro además de pasos. El resultado es que los recorridos son más largos, pero también más amenos. Por otra parte proponemos que se pudiera atravesar las tres escuelas, lo que añade un estrato más de comunicación. Fijate que hasta queriamos meter un pasillo más y no nos cabía 😉

    Y, bueno, nos quedaron por acabar, por rematar, pero culos de saco no hay, al contrario!

  7. el programa del concurso era a todas luces excesivo, teniendo en cuenta el lugar que ocupa el arte, y el flamenco, en los presupuestos de los ayuntamientos, pero siempre merece la pena ver proyectos de tanto postín, enhorabuena!

  8. Luis, un espacio no programado, ni controlable no puede estar vigilado, como no lo están las playas de Cadiz en la noche o sus calles en Carnaval…

  9. Esto es para mirarlo mas despacio, pero ya voy a soltar algo…

    Interesante pero enrevesado. Parece que se estan a punto de conseguirlo todo y a la vez que han sido atrapados por su idea…

    Coincido contigo, Miguel, en que las plantas no están del todo claras y la presentación un poco manida. Pero no todo es imagen.

    Creo que esta no es para nada una apuesta por el interior, Miguel. Al contrario, apuestan por el exterior. Todo se dirige a generar un espacio público que penetre el edificio. Y hay un trabajo magnífico sobre programa, estructura y forma para hacerlo creible. Me atrevo a decir que es una apuesta política.

    De donde son estos? Por los textos y las citas parecen catalanes, por los simpaticos morfins medrileños y la imagen final en maqueta y colags es de lo más provinciana (sevillanos)

    Raros raros raros… Pero enhorabuena!

  10. De lo que hasta ahora he visto de la Casa de las Artes (fuera y dentro de esta revista) esta intervención parece la mas arriesgada. Sin duda es menos elegante que las otras, pero ¿no os cansa tanto edificio que parecen objetos de diseño a gran escala. Por otra parte me alegra que haya concursantes no divos que se animen a hablar de su propuesta.

    ¿Vais a publicar el otro accesit?.

  11. Os felicito por el proyecto, me parece genial. Lo que más me gusta es que, como habéis explicado, todos los centros están interconectados entre sí tanto física como visualmente, lo cual me parece una excelente propuesta, y además habéis sabido optimizar las distancias y los tiempos de recorrido de los pasillos de forma que no hay que dar grandes rodeos innecesarios para moverse de una zona a otra. Sorprendentemente, la planta del edificio tiene una forma geométrica de esas «imposibles de memorizar», así que es todo un logro poder conferir el interior de forma tan armoniosa y organizada.
    Respecto a la planta tan irregular del edificio, permitidme que haga una comparación con el Museo Judío de Berlín de Liebeskind: su planta en forma de Estrella de David quebrada y su fachada rasgada en numerosos puntos hacen enmudecer no ya por lo espectacular del diseño, sino por el profundo significado al que hacen alusión. ¿Acaso un museo de «planta cuadrada», en este caso, podría transmitir algo así? Sería más cómodo y funcional, pero no sería «genial». Yo apuesto por la creatividad y la originalidad más que por la funcionalidad.
    También me recuerda el edificio a la Facultad de Química de Garching bei München donde estuve un año: consta de 7 departamentos, cada uno de los cuales se encuentra en un módulo de planta irregular, si bien los 7 son iguales entre sí y se disponen regularmente alrededor de un patio central, creando armonía a base de la yuxtaposición de irregularidades. Todos los departamentos están interconectados entre sí y se distinguen unos de otros por colores (ascensores, marcos de puertas…) si bien los pasillos parecían laberintos y era muy fácil perderse… no como en este proyecto.

Dejar un comentario

Responder a SIN_ESTUDIO Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *