Un juego de cintura

Viviendas del Carmen. José Llinás Carmona Esta que véis no es la arquitectura de papel couché que sorprende ni la que engatusa con sus brillos.

Es la arquitectura que aparece al final de la calle y no la ves, como esas niñas normalitas, casi sosas, en las que solo te fijas cuando te sonrien deslumbrándote al pasar por su lado.

Es la arquitectura que se preoucupa por los demás y no por ella misma.

Es la que juega con el espacio entendiéndolo como algo vivo, algo lleno de niños gritones, de aire, de ropa tendida, de olores y humos de cocina.

Por lo visto su autor dice que cuando su arquitectura se mueve es como cuando te apartas en el autobús para dejar pasar a alguién. José Llinás Carmona, sencillo como solo lo puede ser una madurez, fascinante como solo lo puede ser entender la profesión como un juego. A fin de cuentas, arquitectura.

fotografía de Lourdes Bueno para arquitextónica

6 comentarios en «Un juego de cintura»

  1. Pingback: TRAZAS »
  2. Pingback: TRAZAS » Gestos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *