Category Archives: ARQUITEXTONICA

Salvemos nuestro FIDAS.

LEAKING TAP カメラマンfoto CC by カメラマン

Empecemos por lo que los sajones llaman un disclaimer:

He cobrado de FIDAS. Lo he hecho por prestar servicios docentes allí. Posiblemente, con la rentabilidad €/h de trabajo más alta de toda mi vida profesional.

Y no me quejo, evidentemente. Impartí un curso, lo hice con la mayor ilusión y dedicación y salí muy satisfecho. Me habían invitado a dar formación sobre un tema que me encanta en mi casa.

¿Cuál era mi error? Que FIDAS no era ni es mi casa.

¿Qué es entonces FIDAS para mi?

FIDAS es para mi un apoyo técnico de primera necesidad.
Los compañeros que trabajan en FIDAS tienen un estándar profesional y de atención a sus usuarios de una calidad inmejorable.
Nunca les he planteado una duda que no haya quedado resuelta en menos de 24h y con una amabilidad que hace que solo pueda estar tremendamente agradecido por su dedicación.

¿Qué más es FIDAS?

Pues FIDAS es una fundación cultural, que –por decisión de sus fundadores– es independiente del COAS.

Pero ¿cómo es eso?¿no le donamos alrededor –algunas veces más– de un 10% del presupuesto anual del COAS?

Fijáos si es independiente del COAS que cuando le donamos, en sucesivas asambleas y con legítimo refrendo, más de 800.000€ con el objetivo expreso de el arreglo, conservación y mejora del Pabellón de Finlandia pues resulta que alguien –que no es la Asamblea del COAS– decide qué hace con ese dinero y sólo se invierten algo más de 97.000€ en climatización, mobiliario y sistema de detección de incendios. El resto del destino de la donación, de la que se ha hecho uso y de la que parte (casi un 30%) falta por librar, la tenéis también aquí.

Esto es un mero ejemplo, con datos extraídos de lo poco que ha publicado ahora la fundación, del nivel de transparencia e independencia de FIDAS respecto a COAS y a los Colegiados, a nosotros.

Los servicios que los compañeros de FIDAS nos prestan SON INDISCUTIBLEMENTE NECESARIOS.

FIDAS, como fundación opaca e independiente, NO ES NECESARIA.

Dicho esto, afirmar con rotundidad y claridad que nosotros, como arquitectos colegiados, NO QUEREMOS CERRAR FIDAS. No podemos prescindir de la tremenda utilidad de sus servicios.

Queremos salvar FIDAS.

Peo el FIDAS de nuestros compañeros, los que trabajan por y para nosotros día a día. No la fundación opaca e independiente.
Esa rémora a los colegiados del COAS nos sobra

Queremos recuperar el COAS.

Queremos que todo lo que pase en él sea fiscalizable por todos sus colegiados.
Queremos que cada euro que damos al COAS sea usado de una forma transparente y abierta.

No queremos que nadie decida por nosotros.

El COAS es una institución asamblearia.

El próximo 21 de diciembre ACUDE A TU ASAMBLEA.

Information is information.

Information is information, not matter or energy. No materialism which does not admit this can survive at the present day.[1]

[La información es información, no es materia o energía. Ningún materialismo que no admita esto puede sobrevivir al presente.]
Traducción propia

La información como entidad necesaria y equipotente a la materia y la energía, y no como mero complemento circunstancial de modo.

Uno de los errores de la arquitectura ha sido transformar la información en materia, a través de su representación, para operar con ella, en lugar de haber desarrollado modos propios de hacerla productiva.

Parece fácil.
Sobre Sol89 arquitectos para la exposición Couples & Co.

Maravilla de regalo. #arquitectura #arquiandaluces

Una foto publicada por @arquitextonica el

Hace poco, nuestros amigos y compañeros bRijUNi arquitectos, tuvieron la osadía de invitarnos a hacer la semblanza de Sol89 para una exposición que estaban preparando. Couples & Co.

Considerando que el texto era para una exposición de la obra de Juanjo y María, y que tenemos el privilegio de estar y sentirnos muy cerca de ellos, en lugar de ensalzar su obra, creímos oportuno contar esos pequeños secretos que pocos saben y mucho importan.

Parece fácil

Según la Real Academia Española, la identidad es el conjunto de rasgos propios que nos caracteriza frente a los demás.

Siempre he creído que podemos definir nuestra identidad por asunción o por rechazo, y más de una vez he dicho que Sol89 –María y Juanjo– son para nosotros un referente identitario.

Desde que los conocimos en la escuela, la ETSAS, hace ya casi veinte años, todavía siendo estudiantes, hemos sentido admiración por ellos. Eran los mayores y nos producían –ya no– esa especie de envidia malsana que producen los Eames en esas fotos en las que están siempre felices y perfectos.

Lo que muchos ya sabemos, gracias a esos momentos mágicos que nos regalan, es que esa perfección va más allá de lo fotogénico. Es entonces, cuando te das cuenta de esto, que lo dejas ya todo por imposible y te abandonas a disfrutarlos.

Podría extenderme en muchos detalles, pero quizás lo anecdótico en este caso supere en potencia a lo profesional y me atreva a contar una de las experiencias doméstico-profesionales  más bonitas que he tenido.

Les pedimos que nos enseñaran su casa, acompañados de unos clientes nuestros a los que queríamos enseñar esas señas de identidad que nos gusta tener en común con la arquitectura de María y Juanjo.

En esa apertura de puertas, un domingo especialmente soleado de diciembre, además de disfrutar de su maravilloso hogar, pudimos escuchar a Juanjo hablar admirado de la estantería-escultura-escalera que la propia María había soldado, a María describir el belén –de una geometría divertidísima– que había hecho con sus peques y a los dos contarnos la odisea que había supuesto la autoconstrucción –ahora sí increíblemente creíble– de su casa.

Fue entonces, con la envidia desmoronándose a trompicones, cuando nos dimos cuenta de que aún hoy, en la era de lo digital, de lo efímero y superficial, hay personas coherentemente analógicas. Son personas que, sin atisbos de anacronismo ni impostura, son capaces de mantener a la realidad bajo un control total para que su vida, y con ella y su trabajo la de los demás, sea mejor.

Hace poco vi a Messi hacer seis jugadas magistrales en un partido; siempre sonreía y lo que hacía parecía muy fácil, aunque todos, especialmente los que tenemos dos pies izquierdos, sabemos que no lo es.

Cuando veo a María y Juanjo, me acuerdo de Messi.

En inglés a continuación

Continue reading Parece fácil. Sobre Sol89 arquitectos para la exposición Couples & Co.

Semana Arquitectura 2015

Ciudades. Sevilla

Ya se ha publicado el programa de actividades organizadas por el COASevilla para celebrar la semana de la Arquitectura del 5 al 9 de octubre.

Este año, además de las tradicionales visitas programadas, se van a exponer en la Plaza del Triunfo los trabajos premiados en la convocatoria de los Premios de Arquitectura COAS (2006-2010), junto con todas las obras que presentamos los colegiados a la misma.
Tenemos muchas ganas de ver todas las intervenciones expuestas, y personalmente nos hace mucha ilusión haber participado con los 51 Alojamientos para jóvenes y mayores en La Rinconada que hice ya hace mucho con Luis Valero.

A pesar de que no se han programado talleres o conferencias como en otras ocasiones, nos ha alegrado mucho que en la semana se visite fundamentalmente arquitectura contemporánea de nuestra ciudad, y en especial de algunos compañeros a los que admiramos y a los que tenemos mucho cariño.

Ya hemos comentado en numerosas ocasiones que nos gustaría que la convocatoria de actividades fuera abierta, y que algún año hubiera tal cantidad de eventos que consiguiéramos una participación extraordinaria en toda nuestra provincia. A ver si el año que viene…

Como alternativa extraoficial, y a pesar de que como siempre andamos en mil y un enredos diarios, esta semana puede ser un momento muy bueno para pasear por nuestras ciudades y pueblos con la familia o los amigos y contarles lo que disfrutamos proyectando espacios para las personas, lo que nos gusta ver y aprender del trabajo que hacen otros compañeros, y en definitiva, aprovechar estos días para hablar de nuestras ciudades y de cómo vivimos los espacios y los edificios y el por qué de cómo los hacemos.

Os dejamos continuación las visitas organizadas para este año. Os recordamos, no obstante, que es necesario inscribirse con antelación llamando a la fundación FIDAS al teléfono 954.460.120,ext 4.

Lunes 5: Centro Parroquial "La ascensión del Señor" de Salvador Cejudo Ramos y Joaquin Perez-Goicoechea Dehesa

Sede Canal Sur Radio de Juan Ruesga Navarro

Martes 6: Hotel EME Catedral de Donaire arquitectos

Miércoles 7: Centro de la Cerámica de Triana de AF6 arquitectos

Jueves 8: Real Fábrica de Artillería

Viernes 9: Parque Empresarial Arte Sacro de <a href=”http://bit.ly/arq_suarezsantas”_blank”>Suárez Santas arquitectos

¡Feliz semana de la Arquitectura!

1960. Banham, Reyner. “Theory and Design in the First Machine Age”

Again, our explorations into the nature of information have made it possible, on the one hand, to set electronics to work to take the drudgery out of routine thought, and on the other hand to tailor human thinking to suit the needs of some narrow-minded power-élite. (Banham, Reyner. 1967)[1]

De nuevo, nuestras exploraciones en la naturaleza de la información han hecho posible, por un lado, poner a trabajar la eletrónica para aliviarnos de la esclavitud del pensamiento rutinario, y por otro, para manipular el pensamiento humano hasta ajustarlo a las necesidades de una élite de poder estrecha de miras.
Traducción, negrillas y cursivas, propias

Reyner Banham sobre las potencias y peligros de entender la naturaleza de la información. De nuevo, la información, aparece como sustrato, como condición base para un determinado hecho –lo que la condena a un segundo plano de obviedad e inacción tras este hecho– la puesta en carga de la electrónica.


  1. Banham, Reyner. Theory and Design in the First Machine Age. Praeger Publishers, New York, 1967.  ↩

Arquitectura: ¿Páginas personales o perfiles de empresa?

Acute Stress Disorder

La respuesta está clara y muchos compañeros están pagando el pato de haberse equivocado.

He discutido –no dialogado, discutido– incontables veces de este tema con mis queridos gurús de la identidad digital.
Lamento profundamente, porque las consecuencias las padecen algunos amigos y compañeros a los que no me gusta nada ver fastidiados, lo que está ocurriendo.

Facebook está castigando a las empresas que usan perfiles personales.

¿Por qué digo castigando? Pues está claro; porque esas empresas, por grandes o pequeñas que sean, no son personas y por tanto no pueden usar perfiles personales.

¡Pero si no pasa nada!

No, claro. Todos somos buenos, y no mandamos mensajes masivos, ni recabamos datos personales de nuestros potenciales clientes. Nosotros solo interactuamos activamente con miles de compañeros, generando debate, participando, dialogando y creciendo, pero…

Como decía, lamento de verdad que compañeros a los que aprecio mucho, y que realmente no han hecho nada malo, sufran este tipo de castigo, pero este hecho demuestra que debemos ser conscientes de la importancia de construir y mantener de una forma sólida y solvente nuestra identidad digital.

Si revisamos las normas de uso de FaceBook queda claro.

No utilizarás tu biografía personal para tu propio beneficio comercial, sino que para ello te servirás de una página de Facebook.

Y aquí no caben interpretaciones del tipo yo no gano dinero, o yo no hago publicidad… Nuestra actividad como arquitectos lleva asociada una presencia/identidad que tiene implicaciones comerciales.

Arquitextonica como identidad digital nunca ha ganado dinero en facebook, pero es innegable que el impacto que tenemos en red ha permitido, como a otros compañeros, acceder a eventos, publicaciones, encargos o encomiendas generadas por la confianza que nuestra presencia y actividad transmite en la red.

Eso es beneficio comercial.

Y no hay lugar a interpretaciones. ¿Que la diferencia entre páginas y pefiles está planteada para evitar el mal que ninguno ha hecho? Por supuesto. Pero las normas están para construir un entorno de juego en el que saber movernos, y más en lo digital con su velocidad de cambio. Si no las cumplimos, mal vamos… y a los hechos me remito.

Aquí os dejamos algunos pildorazos más de como creemos que debemos #Ser_Red.

I Portfolio Speed Dating Roca Barcelona Gallery

Portfolio Speed Dating Barcelona 2015

La Roca Barcelona Gallery y los comisarios del evento, bRijUNi arquitectos, nos han invitado a la primera edición del Portfolio Speed Dating Roca Barcelona Gallery.

Según nos contaron la edición del año pasado fue todo un éxito tanto para los participantes como para el público. Estamos deseando asistir. Lourdes será miembro del jurado junto a un panel impresionante con fantásticos profesionales que tienen muchísimo que aportar. Yo estaré por allí de suplente y como siempre, contandooslo todo en tiempo real.

¡Rápido a inscribiros, que solo podrán participar los 80 primeros registrados!

Un extracto de la presentación oficial:

CONCURSO Portfolio Speed Dating 20 de junio a las 11:00 horas

Portfolio Speed Dating es un concurso con un formato ágil y novedoso, organizado por Roca, que pretende ofrecer a estudiantes de diseño, arquitectura y áreas afines la oportunidad de presentar su portfolio a reconocidos profesionales del sector.

PANEL 1
Izaskun Chinchilla, Jaume Prat, Valle Piñero Ortiz, Óscar Guayabero.

PANEL 2
Miquel Lacasta Codorniu (aquí Axonométrica by Miquel Lacasta) , Marta Poch, Jorge García de la Cámara, Lourdes Bueno editora de (arquitextonica of course…).

PANEL 3
Teresa Battle, Fredy Massad, Jelena Prokopljević, Curro Claret (ojo a su web que mola mucho).

PANEL 4
Borja Ferrater, Albertina Sáseta, David H. Falagan, Anna Bach.

Architects stopped talking to cultural and intellectual audiences. They just started to have shoptalk about fabrication.

Los arquitectos dejaron de hablar a una audiencia cultural e intelectual. Simplemente empezaron a hablar en jerga de fabbing.
Traducción propia.

Gregg Lynn en Architectural Record conversando sobre la exposiciónArcheology of the Digital II: Media and Machines. Vía Karl Chu.

Arquitectura y responsalidad

Foto CC by-nc Pulpolux
Foto CC by-nc Pulpolux

Cerrando el año me veo forzado a escribir sobre la responsabilidad en la arquitectura. Porque se acumulan las proclamas arquitectónicas y van en múltiples direcciones:

Como la de Fredy Masad, diciendo verdades como puños y organizando una casi-trifulca pero que al final se quedó en nada porque a su artículo le sobraban doscientas o trescientas palabras y algún que otro calificativo harto despectivo que acabaron por distraer al personal de lo realmente interesante.

Como la de Karl Chu diciendo que el público en general no sabe el sacrificio que los arquitectos han hecho en pro del bien común y haciendo que nos preguntemos quién diantres ha pedido que se haga ese sacrificio.

Como la de Javier Terrados y su manifiesto que se titula “Lo siento, esto es arte”, en el que su apología del talento, la sensibilidad y otras virtudes puramente casuales nos parece que remiten y defienden de nuevo a esa imagen de los arquitectos como divos que tanto daño creemos que nos hace.

Como la de Aaron Betsky que carga contra el New York Times acusándolo de ir contra la arquitectura –así en general– y para hacerlo se permite usar afirmaciones como

“El hecho de que los edificios sean raros para algunas personas, y de que las cubiertas a veces goteen, es parte integral de la investigación y desarrollo de la disciplina

o

“La verdad es que la arquitectura no está hecha por o para ”un amplio espectro de la población”. Está hecha por aquellos que tienen los medios para encargarla, y refleja sus valores y prioridades.

Y teniendo estas cosas en la cabeza, cuando discuto con personas muy cercanas, me encuentro con que me dicen cosas como:

“Tú lo que tienes es miedo al intrusismo”

o

“¿Por qué crees que es peyorativo que se os diga artistas?”

Como no soy impermeable a las cosas que me dicen las personas que aprecio, me veo en la necesidad de explicar–me– una vez más lo que es para nosotros la arquitectura.

Para ello, nada mejor que usar a los otros para definir los límites de nuestro espacio de trabajo, nuestra posición en la profesión. Porque, pese a que creemos y somos conscientes de nuestra pertenencia a una realidad difusa, no podemos dejar que ésta sea confusa, intentamos aclarar–nos– las cosas.

Reaccionamos a las afirmaciones pseudointelectuales de Jaque, Franch y sus arquia-selectos, porque hacemos política con nuestro trabajo, porque trabajamos para las personas, para su vida y somos conscientes de que nuestras obras afectan a sus futuros. Pero por mucho que sea desobediente con el manual, apilar muebles de ikea no es hacer política y que la desemancipación sea motivo de gozo en un taller diy nos parece… mejor no sigo.

O si, sigo. Porque pese a que hacemos sacrificios, y son muchos porque nos negamos a ser una empresa, no hacemos más que los de otras personas que dedican su vida a trabajar con pasión.

Y creemos que no debemos ser mártires ni héroes. Que nadie nos lo ha pedido.

Creemos que debemos ser responsables, leales y buenos profesionales. Y poner límites. Poner límites a las horas que trabajamos gratis sin cobrar ni una mínima provisión de fondos. Poner límites a las noches en vela depurando un poco más la sección constructiva que no termina de encajar. Porque esos límites son los que nos ayudarán a construir una nueva profesión con la imagen que se merece, que no es la de mártires.

Esa imagen, espero, también debería estar claramente diferenciada de lo artístico. Porque el arte no es responsable, porque el arte se puede permitir tener goteras o responder a los designios del poder como dice Betsky. Porque el arte, como dice Terrados, investiga produciendo arte, como debería hacer la arquitectura, pero no tiene responsabilidades porque no tiene demandas apriorísticas.

Por eso, creo que los arquitectos deberíamos parecernos más a los científicos y un poco menos a los artistas.

¿Por qué menos a los artistas? Porque los artistas, pese a que su trabajo es avance indiscutible para el ser humano, son contingentes. Porque el arte no tiene límites ni razones.

¿Por qué más a los científicos? Porque los científicos investigan y progresan, como los artistas. Pero lo hacen sin gastarse fondos que no tienen, evaluando sus resultados (pinchad en el enlace al evidence based design que critica Betsky y veréis…) y sobre todo porque las cubiertas de la ciencia rara vez gotean. ¿Sabéis por qué? Porque los científicos investigan con responsabilidad.

Y esa, y creo que no otra, es la razón de nuestro miedo. Somos –quizás demasiado– responsables. Porque respondemos ante nuestros clientes, ante los presupuestos de partida, ante los contextos de trabajo, ante la ley, ante el seguro de responsabilidad civil decenal, ante nuestras organizaciones profesionales… pero esto no es demasiado. Son simplemente las reglas del juego que –muchos, pero no todos– hemos aceptado.

Los arquitectos debemos ser más responsables. Debemos ser más conscientes de las implicaciones y repercusiones de nuestro trabajo.

Me acabo de dar cuenta de la fecha. Si no escribo esto, a lo mejor hasta alguno se lo toma como una inocentada…