Arquitectura Informacional experimento 2.0

Hace escasamente unas semanas terminé de impartir en el IEK de la Universität Stuttgart un seminario-teórico-práctico sobre las herramientas que estaba desarrollando en la investigación de la tesis.

Digo estaba porque el el seminario era un experimento para poner a prueba el desarrollo de las herramientas y ha salido tan bien que me ha hecho repensarme muchas cosas.
Hemos tenido mucha mala suerte y las condiciones de telepresencia con un sistema de cisco que es muy malo, el nivel de expectativas que marqué que creo que fue considerablemente alto, y mi alemán de las Bergen que por videoconferencia empeora varios niveles han hecho que solo tres estudiantes de máster llegaran a la entrega final.
El resultado ha sido excelente, llegando sobradamente al alto nivel de expectativas que había marcado, pero la cantidad de resultados de la muestra lo hace insuficiente y por eso me he lanzado a intentar este experimento 2.0 que os paso a comentar esperando que os interese participar.

Sobre la investigación

La hipótesis de mi investigación es que las herramientas de proyecto en arquitectura (dibujos, maquetas, planos, CAD, renders…) son sistemas icónicos de representación (cf. Mitchell) y aunque contienen una ingente cantidad de conocimiento, este está codificado y sólo puede usarse para su objetivo inicial.
Desde este punto pasamos a postular que como todo conocimiento humano se puede convertir en información y toda información en datos (la pirámide DIKW que aceptamos como premisa) y la información se puede computerizar y por tanto computar, podemos operar sobre cualquier cosa que se nos ocurra o produzcamos, convirtiéndola en digital y haciéndola de este modo informacional.
En base a estas premisas estoy construyendo un catálogo abierto de estrategias de pensamiento. Herramientas a fin de cuentas que más allá de formulaciones matemáticas, algoritmos o programación, tratan de conceptualizar qué pasa, cómo pasa y por qué (o más bien, para qué) pasan las cosas que pasan cuando operamos en el ámbito informacional…
Estas herramientas son pura teoría pero como mi tesis es de proyectos arquitectónicos y no de historia y teoría pues tengo que instrumentalizarlas ¿en qué? pues en unos constructos que llamo (hasta ahora) paratipos.

¿Qué son los paratipos?

Son modelos de los procesos de pensamiento del proceso de diseño en arquitectura. Estan construidos mediante grafos acíclicos dirigidos en los que los nodos son los objetos informacionales u operaciones y los bordes entre nodos las relaciones de dependencia o causalidad.
Este modelo tiene como origen claro las estructuras de visual scripting de programas como Grasshopper, Dynamo, Marionette, etc. pero intenta llegar más profundo.
Buscamos abstraernos de la ejecución matemática y geométrica para pensar y entender qué pasa en la arquitectura antes de llegar a la formalización (geometría) o la técnica (BIM).
Para nosotros a esa capa más profunda es a la que se puede llegar con las estrategias informacionales. Hacerlo creemos que tiene dos consecuencias directas:

  • Incrementa el conocimiento.
    Mientras más conocimiento hagamos explícito mejor funcionan los paratipos y las estrategias y por ende aumenta lo que sabemos de nuestra propia creación.
  • Incrementa la capacidad de control.
    Estamos desarrollando un modelo del proceso de pensamiento. Cambiamos así de pensar dentro de nuestra cabeza a pensar fuera. No a representar nuestras ideas como hacemos cuando dibujamos, si no a construir el sistema de nuestras ideas. Si el sistema está objetualizado, lo controlamos mucho mejor.
  • Incrementa la potencia creativa.
    Sabemos más y controlamos mejor. Que podemos hacer más (que no necesariamente mejor) arquitectura es una consecuencia casi directa. Además, gracias a la construcción digital con herramientas de visual-scripting incorporamos la virtualización a los modelos construidos poniendo a nuestra disposición este incremento de potencia.
  • Incrementa la integración de todas las fases del proyecto.
    El sistema está montado y al igual que podemos convertir objetos analógicos en entidades informacionales, podemos realizar la virtualidad de los modelos en objetos analógicos (producir planos para entendernos…) en cada estado del proceso creativo. Las distintas fases del proyecto se van encadenando entre sí por que por la propia esencia de los modelos hacemos que la información fluya entre ellas.

    ¿Cuál es entonces el experimento?

    Si habéis llegado hasta aquí ya os agradezco vuestro interés, pero el experimento todavía necesita ser depurado a partir del anterior.
    Lo que si os puedo anticipar es que, seguramente, necesitaré de los valientes que se atrevan que se graben proyectando un pequeño ejercicio que yo plantearé con la particularidad de que deberán narrar en voz alta sus procesos de pensamiento mientras proyectan.
    La segunda fase es la que tengo que depurar, pero de momento la idea es, una vez revisados los documentos de los participantes, preparar yo una serie de paratipos en forma de definiciones de Grasshopper bien estructuradas y debidamente documentadas, y ponerlas a disposición de los participantes para que las usen, mezclen, transformen, desarrollen, manipulen…
    Yo acompañaría (de forma colectiva o individualizada está por decidir) en este uso, y ayudaría en el desarrollo de los trabajos. Con esto os lleváis un buen rato de formación especializada como recompensa y documentaría los procesos creativos que se realicen con ellas.
    El dar los paratipos prefabricados es lo que tengo más en duda pero creo que es lo más operativo. La tesis no va de diseño paramétrico ni de arquitectura algorítmica si no de estrategias y de pensamiento y el dar las herramientas preparadas creo que ayuda a que los participantes se puedan centrar en el uso, es decir en el diseño y no en la construcción de las herramientas.

    ¿Qué os parece? ¿Os animáis a participar?

    Si es así, aquí tenéis el enlace al formulario de registro.
    https://forms.gle/MNvCX5Ujs2yANStw8

Si queréis saber más, aquí tienes una colección de tuits con publicaciones mías más cortas y retuits de referencias externas http://bit.ly/arqtxt_tw_informational

Y por último ¡mil gracias a todos por el interés y el apoyo!

002. ¿Cómo se hace un proyecto de arquitectura?

Por enredos –caminos descubiertos dentro de la Red– llego al artículo de Santiago de Molina “¿Cómo se hace un proyecto?” [1] y me irrito.

Me irrito porque admiro desde hace años su capacidad de dar donde duele, de decir con pocas palabras cosas muy claras y que, aparentemente, sin contundencia, te dejan noqueado.

Me irrito tratando de encontrar un argumento para rebatir los suyos y solo encuentro afirmaciones que, aunque propias, carecen de su proverbial contundencia.

Yo me hago todos los días la pregunta. Constantemente. Entre otras miles que fluyen por mi cabeza, esa se repite. Quizás porque no me la ha contestado nunca nadie. Quizás porque no sea todavía suficientemente arquitecto. Quizás porque mi innegable pereza me haga buscar constantemente el atajo que supla mi falta de brillantez.

Y le vuelvo a dar la razón a Santiago al darme cuenta que en mis años de docencia yo tampoco la contesté. Y sigo irritándome, porque no le veo belleza alguna a ninguna metáfora que pueda siquiera acercarse a arrojar algo de luz sobre eso que a los brillantes, a los de gran sensibilidad, a los talentosos, les es innato, como caído del cielo.

Me irrito, y esa irritación me hace recuperar esa máxima de que si no sabes explicar algo es que simplemente no lo sabes. Me niego a pensar que un proyecto es simplemente una serie de hallazgos afortunados basados en la intuición y en la acumulación de horas de vuelo y errores.

El ser humano no puede ser –no debe ser– tan soberbio como para mantener ocultos los procesos mentales que hacen que las personas puedan habitar bien.

Ese es el motor de mi investigación. Demostrar que no hay que ser divino para crear arquitectura. Que no somos magos que debamos mantener ocultos nuestros trucos. Que si desencriptamos nuestros procesos creativos, podremos abrirlos a toda la sociedad y hacerlos más ricos, hacerlos capaces de producir mejor arquitectura.

Me irrito leyendo a Zygmunt Bauman y juego a cambiarle diametralmente el sentido a sus textos y hacerlos líquidamente optimistas. Me aferro al “Los Bárbaros” de Baricco como una revelación de un presente paralelo. Y tengo ya ajada la cita de Hock…

Information becomes knowledge when integrated with other information in a form useful for making decisions and determining actions.

Knowledge becomes understanding when related to other knowledge in a manner useful in anticipating, judging and acting. [2]

Lo digital nos permite operar con la información, nos hace sociedad informacional

Forma específica de organización social en la que la generación, el procesamiento y la producción de información se convierten en fuentes fundamentales de productividad. [3]

Y es esa productividad la que me interesa, para salvar el vértigo ante el sobreesfuerzo que menciona Santiago. Porque todos, incluso los arquitectos mediocres, tenemos derecho a poder hacer buenos proyectos; pero no proyectos genéricos, si no proyectos que contengan ese núcleo esencial que es común a toda la, si no brillante, si buena arquitectura.