Category Archives: Tecnologí­a

Aviary, London Zoo. Cedric Price.
Estructuras ligeras.

Aviary__London_Zoo_CC__stevecadman___httpflic.krpeAvkftFoto CC by-nc-sa Steve Cadman
Mezclando de la entrada anterior, de mi trabajo de tesis, y de la preparación de la asignatura de Estructuras Ligeras, que impartiré este año en la Escuela CEADE-Leonardo os dejamos con esta pequeña y maravillosa colección de imágenes de…

Cedric Price

Ojo que hay algo de morralla

Jared Tarbell. The morning news

If architects are to be systems designers, then they will need to think algorithmically, to be able to propose algorithms to a computer in order to develop their thoughts by observing the outcomes.

Paul Coates, “The Deep Structures of the Pictoresque”.
Architectural Design, vol 84. Issue 5. Empathic Space: The Computation of Human-Centric Architecture

Si los arquitectos van a ser diseñadores de sistemas, entonces necesitarán pensar algorítmicamente, para ser capaces de proponer a los ordenadores algoritmos para desarrollar sus ideas mediante la observación de resultados. Trad. propia.

Más sobre Arquitectura Informacional.

Cómo hacer el PFC (o PFG) de arquitectura y no morir en el intento…

A_plan_implies_an_architect__39365__CC__Sarah_Ross_photography___httpflic.krp7BLEJA

Foto CC by-nc-sa Sarah Ross

La blogarquía sigue dando mucho que hablar, y sobre todo que pensar. Un interesante artículo de Verónica Sánchez Carrera sobre la trascendencia, perversión y relevancia del PFC ha provocado uno de los debates para mi más interesantes y oportunos de los últimos tiempos.

¿Qué podemos hacer con el PFC?

No quiero extenderme redactando, las ideas son demasiadas y me enredaría sobre mi mismo, así que voy a ir en plan teletipo

  • En nuestro país, la habilitación profesional, la licencia para construir, la da el estado a través de las universidades.
    Todos los que obtenemos el título de arquitecto, estamos habilitados para proyectar y dirigir obras de edificación de todo tipo.
  • Según la misma ley que nos habilita, hacer edificación, en España, conlleva una responsabilidad civil, e incluso penal, de 10 años. Esa responsabilidad tiene como objetivo dar una garantía a la sociedad sobre nuestro trabajo.

Los edificios se caen y matan gente.

  • Aunque las directrices que determinan las bases de los planes de estudio creo que son las mismas, cada escuela desarrolla, dentro de su libertad de cátedra, una forma diferencial de estructurar la carrera de arquitectura y por tanto produce un tipo distinto de arquitecto.
  • No obstante y creo que no desde hace mucho, todos los arquitectos españoles tenemos la misma consideración sobre nuestra capacidad para trabajar.
  • Así el PFC aparece desde la necesidad social de establecer una especie de filtro común para todas las ETSASs:Uds. enseñen lo que quieran, pero al final que todos sus arquitectos pasen por el mismo calvario…

¿Entendemos ahora hasta dónde tenemos que profundizar en la intervención para solucionar el problema de los PFCs?

Nuestra propuesta de solución es muy sencilla. Pasa fundamentalmente por reformular la habilitación profesional.

Aparecen así para nosotros dos opciones. Y no vamos a inventar nada nuevo porque responden al modelo anglosajón que está sobradamente probado y que muchos discuten simplemente por ser yankee

La primera pasaría por dejar la habilitación en las ETSAs. Basándola en especialidades o “intensificaciones”, de las que una podria ir destinada a la consecución de la habilitación total y otras parciales, o simplemente diferentes, destinadas a la formación de arquitectos que sin querer tener licencia para redactar proyectos completos, si tendría una de verdaderos especialistas en instalaciones, estructuras, historia, crítica o arquitectura forense, por ejemplo.

Esto, evidentemente, haría necesario un nuevo modelo de PFC que debería seguir siendo garantista. En el caso del habilitante total, conociendo el percal seguro que nos llevaría a uno incluso peor que el actual, y visto que el panorama de las carreras va por los másteres, estas especializaciones nos tememos que supondrían un verdadero pastizal. No mola.

La segunda, mucho más operativa para nosotros, consistiría en sacar totalmente la habilitación de las ETSASs y dejarla en manos de una institución pública que se hiciese responsable del garante.
¿Ventajas? Muchas.
La necesidad del PFG desaparece, se abre la oportunidad de las especialidades e intensificaciones a medida y cada estudiante se hace plenamente responsable de su carrera y decisiones.

¿Que las universidades pueden seguir sacando los cuartos preparándote para el examen? Por supuesto, pero ya no sería necesario pasar por las especializaciones específicas. Sería una especie de oposición pero sin un trabajo de funcionario como resultado.

¿Desventajas? Una muy gorda. Podría aparecer la posibilidad de que otras profesiones quisieran hacer ese examen de habilitación sin haber pasado previamente por toda la carrera de arquitectura.

Pero eso ya lo hemos conseguido solucionar antes ¿verdad?

Sobre la relevancia de lo digital

Cyborg_Progress_pasukaru76
Foto “Cyborg: Progress” CC-by Pascal

¿Os habéis dado cuenta de que no hemos escrito “sobre la relevancia de lo digital en la arquitectura”?

El artículo al que nos in-citan nuestros queridos bRijUNi, esperando mi embestida de miura, me va a permitir, desplegar algunas ideas.

Y ojo; lejos de ser condescendiente o presuntuoso, voy a tratar de hablar no desde el conocimiento si no desde la comprensión y convicción.

No soy informático ni lo pretendo.

Pero estoy convencido de que el conocimiento de las herramientas de nuestro tiempo, y sobre todo de sus potenciales, si que me permite ser más arquitecto (para los de modulo nótese la omisión expresa del comparativo cualitativo mejor)

Creo que no tiene sentido seguir soltando aquí argumentos a favor. Tratamos de predicar con el ejemplo en nuestro trabajo, pero vamos a aplicar nuestras lógicas informacionales y vamos a usar como base y excusa el artículo de Verónica Sánchez para reafirmar nuestra posición. Es una actitud que no nos gusta, la de reafirmarnos en base a desmontar al otro, pero en esta ocasión nos han provocado y entendemos que Verónica Sánchez, la autora del texto, no verá en el texto ningún afán destructivo sino todo lo contrario. Contestando:

  • Un curso de Revit es un excelente plan de futuro. El trabajo, el poco que queda, está en países que están inmersos en un proceso muy trabajoso de implantación del BIM como método de producción y gestión de la documentación de obra. Saber Revit es manejar una de las tecnologías más extendidas en BIM y unido a ser arquitecto español da un valor altamente competitivo.
  • En la actualidad, la gran mayoría de las áreas de conocimiento están sometidas a una velocidad de innovación brutal. Todo lo aprendido queda obsoleto rápidamente.
    Sin embargo, y aquí me permito licencia, en la informática no. Los lenguajes de programación, mejor dicho sus desarrolladores, llevan años volcados en que el trabajo que se haya desarrollado una vez tenga la mayor durabilidad posible. Los lenguajes se renuevan, pero ¿hay dudas de que el que aprendíó hace años a manejar HTML podrá aprender a manejar HTML 5?
    Otra cosa es que en nuestro autocad 2010 no podamos abrir los archivos del 2014, pero eso es cuestión empresarial, no tecnológica…
  • ¿Saberes perecederos? Pocas áreas de conocimiento tendrán más desarrollo e inversión que la informática. Pongámonos en situación y comparemos nuestros ordenadores o teléfonos de hoy con los de hace 5 años. Hagamos lo mismo con nuestras casas.
  • Ojo. Sketchpad el tatarabuelo de autocad ya usaba bloques.
  • La creatividad es La Herramienta Fundamental, imprescindible para resolver cualquier cosa en la vida.
    Pero inferir de esa afirmación que la tecnología informática es prescindible… ¡uf!
  • El problema de los ingenieros es de/formación, pero no porque sean aplicadores de manuales, sino porque son ingenieros (hola amigos ingenieros, sabéis que, a pesar de todo, os sigo queriendo).
  • A nosotros nos prohibieron usar autocar en el primer curso de proyectos. No tuvimos asignatura de dibujo asistido y acabamos siendo totalmente autodidactas, pero la sutileza del lápiz es un mito romántico bastante flojo. Y lo dice uno que gasta rollos y rollos de vegetalina y que lleva años diciendo que “hay que echarle webs y entregar un concurso dibujado entero a lápiz…” Pero sigue siendo una simpleza romántica.
  • El CAD no es para proyectar. Crea monstruos. El CAD es para hacer planos o lo que antaño se llamaba lo que hace el delineante, o profesión perdida asaltada por hordas de hambrientos estudiantes de arquitectura.
  • El BIM es el dorado de los delineantes proyectistas de las promotoras playeras. Mala pata de crisis…
  • Las generalizaciones son odiosas. Un proyecto bonito no es necesariamente un buen proyecto.
    Pero lo contrario, tampoco.
  • ¿Degenerado? Esto… Si. En nuestra época, los fines de carrera que se exponían también eran los bonitos, pero el nivel de degeneración me parece insostenible, sobre todo cuando se producen fines de carrera de cosas que recorren la meseta castellana que han sido desarrollados por un equipo de más de 20 personas.
  • Infrautilizados creo que para lo que les pagan los están sobreexplotando. Pero es sólo mi opinión…
    Algunos casos. Seguimos demonizando. ¿Tenemos que abandonar la tecnología para seguir aprendiendo? Todavía tiemblo cuando veo a un alumno de arquitectura escribir la URL COMPLETA de una página web en la casilla de Google… El artículo de Enrique Dans de hace unos años era muy esperanzador. El de hace poco](http://www.enriquedans.com/2014/02/perdiendo-el-tren-mi-columna-en-expansion.html) es muy esclarecedor.
  • Desde el papel en blanco no se crea. Ni siquiera lo hacía el del fuck the contest. Es otro reduccionismo romántico.
  • Pensar la complejidad se puede hacer con herramientas digitales. Posiblemente incluso mejor que sin ellas.
  • ¿Optimización? Si vamos a hablar de solución óptima conseguida mediante procesos de creación analógica como es el dibujo, permítame que disienta. Sin máquinas, hoy en día, decir que una solución es la óptima es un acto de extrema soberbia. Pero claro, estamos hablando de arquitectos
  • Este oficio sólo tiene una forma de existir sin imagen y se llama…

Releyendo espero que no veáis acritud ni animadversión en el texto. Pero me entristece, tanto que llego a la incomprensión, al ver en compañeros jóvenes un rechazo a las herramientas tan feroz como el que vivimos en nuestra época al CAD por parte de profesores que en aquél entonces eran incluso mayores que nosotros ahora.

Sin una comprensión operativa de la tecnología estamos condenados.

Y no me refiero a saber manejar Revit. Hablo de comprensión, de saber qué y cuánto se le puede pedir a las máquinas. De entender por qué pasan una serie de cosas cuando trabajamos y poder aprovechar ese entendimiento para, como decía al principio ser más arquitectos. Esto es operatividad.

Alguno podrá usarla para hacer más cantidad de trabajo en el mismo tiempo y otros la usaremos para tener que gastar un poco menos de tiempo en hacer nuestro trabajo y así disponer de más para gastarlo en vivir lo realmente importante, que es lo que pasa, por ejemplo, cuando des-digitalizamos a las personas.

Arquitectura paramétrica y diseño informacional.
Más allá del mero formalismo.

paramesa

Paramesa. Prototipo de mesa personalizable para producción mediante plegado de una única chapa cortada con CNC. CC-by-nc-sa villegasbueno arquitectura

El parametricismo, o mejor dicho, el gurú del parametricismo, con su malhadado manifiesto ha hecho muchísimo daño a los que, como nosotros, trabajamos con las herramientas digitales tratando de mantenernos a este lado de la banalidad formal.

El parametricismo puede que sea un estilo. La arquitectura paramétrica no.

¿Cómo explicar las diferencias? Pues no se muy bien. Quizás simplemente tratando de evidenciar el potencial del diseño paramétrico, o diseño informacional como preferimos llamarlo nosotros, precisamente para distanciarnos del parametricismo.

Recuperando la charla que dimos en SmartLab Granada el año pasado, en la que en escasos veinte minutillos sintetizábamos bastante de sus implicaciones, vamos a tratar de exponer las bases lógicas y argumentales de lo que el diseño informacional es para nosotros, y vamos a hacerlo por oposición a los procesos no-informacionales

Con los métodos convencionales de diseño (todos los que no son informacionales):

  • El proceso de diseño es, generalmente, implícito.
  • Todo proceso de diseño implica una serie de toma de decisiones.
  • Las decisiones se toman, muchas veces, de forma inconsciente.
  • En los procesos convencionales de diseño, estas decisiones, generalmente, están encadenadas de forma consecutiva y lineal.
  • Cada toma de decisión implica la elección de una de las posibilidades y el abandono de otra/s.
  • Cuando la toma de decisiones es inconsciente, no se llega a percibir todas las posibilidades que quedan en el camino.
  • Un cambio en una decisión implica volver atrás en la línea de decisiones y volver a someter a juicio todas las demás decisiones siguientes.
  • El resultado de todo el proceso es un único objeto.

Con las dinámicas informacionales (ojo que las herramientas digitales son totalmente contingentes):

  • El proceso de diseño debe ser lo más explícito posible.
  • Las decisiones no tienen que aparecer en serie. Lo explícito del proceso permite que decisiones que aparecen en etapas tardías puedan ser colocadas en la parte inicial de la secuencia.
  • Al tener que convertirlas en información, todas las decisiones se hacen de forma consciente.
  • El encadenamiento de las decisiones es en Red. Se hacen interdependientes, como un sistema de ecuaciones indeterminado.
  • No se produce elección ni abandono, si no una determinación de las variables del sistema que producen un estado concreto del mismo.
  • La percepción del sistema es completa y constante.
  • Un cambio en el sistema, no necesariamente implica tener que replantear todas las decisiones del sistema.
  • El resultado de todo el proceso es un espacio de diseño (seg. definición matemática de espacio) en el que estarían contenidas todas las soluciones de diseño posibles, susceptibles de cumplir las condiciones determinadas para el sistema.

Si queréis saber más. No dudéis en apuntaros a la próxima edición de nuestro Workshop de diseño informacional aplicado a la arquitectura en Renders’ Factory.

Se puede etiquetar la emoción;
y todo lo demás…

rietvelddriver
Foto CC by Marja van Bochove

A cuenta de un excelente artículo de bRijUNi arquitectos.

Como sin querer queriendo, nuestros queridos Bea y Paco (corrección política mediante la de colocar a Beatriz delante) arrancan su último artículo para La Ciudad Viva con una referencia cultísima, de las de la ETSAM castiza, a un artículo de The Architectural Review de los ‘50.

Desde ese balancín de funambulista, en el que pocos pueden maniobrar, saltan sin despeinarse a citar a Argan, introduciendo en su virtuosismo investigador cierta referencia cruzada a lo paramétrico que prefiero soslayar para no enturbiar con mi pataleta lo que considero realmente potente de su texto. Aún en el aire, aterrizan en otro de un autor de cuyo nombre no puedo acordarme y con el que terminan de construir la cimentación del discurso. Me traigo su frase de enlace para usarla como pilotaje para el mío. (Las negrillas son de un servidor).

En todo caso, todos estos análisis no representan sino aproximaciones a una realidad compleja que tratamos de entender a partir de la aceptación de códigos y etiquetas que la simplifican y la hacen abarcable, al menos para los arquitectos.

Beatriz Billanueva y Francisco Casas

La categorización que tan bien desgranan de los dos textos que usan como referencia es clave para entender el pensamiento moderno. Es epistemología pura. Clasificación cerrada, pautada. Estructura coherente con la función fundamental, como ellos bien dicen, de hacer abarcable la complejidad. En la modernidad la realidad se loteaba.
Si estabas en un sitio no podías estar en otro. Si eres de aquí, no puedes ser de allí. O estás con nosotros, o contra nosotros.

¿Qué pasa en la contemporaneidad?¿qué hay de diferente?

El cambio es básico y todavía se está asimilando.

Las categorías ya no tienen sentido.

El pensamiento pasa a ser informacional, los servidores ya no son lugares, son nubes. Los textos no son textos, son entradas acumuladas en bases de datos. El tiempo y el espacio son simplemente coordenadas GPS y un timestamp, en lo informacional equivalentes y equipolentes.

Podemos ser de aquí y de allí, podemos ser altos y bajos, feos y guapos, gordos y flacos.
Ya no es O, ahora es Y.
Las categorías ya no son cajas cerradas, son simples etiquetas que adosamos a la realidad para enriquecerla y hacerla compleja, ya no abarcable. Ahora se trata de desplegar, no de encerrar. De tejer redes, no de abarcar.

¿La dificultad? Lo relacional el siguiente paso evolutivo. Cuando todo es equipolente, cuando todo es plano, cuando todo es igual,… depende de nosotros, y sólo de nosotros, relacionar esas micropartículas de información y hacerlas conocimiento, el conocimiento sabiduría, y la sabiduría felicidad.

Depende sólo de nosotros. Ahí está el poder de la información. Pone en nuestras manos la capacidad de rearticular la realidad para darnos cuenta de que Schumacker tiene parte de razón, de que la Casa del Chófer es una joya cuyo traje de lunares pocos hemos tenido el gusto de ver en vivo, de que la verdadera ontología de la arquitectura es mucho menos trascendente de lo que creemos…

 

La arquitectura paramétrica y los pabellones efímeros.

Biológicas_4_010

Sabéis que empezamos a trastear fuerte en las herramientas de diseño paramétrico (aunque nosotros preferimos llamar a lo que hacemos diseño informacional), ya hace años, cuando desarrollábamos la propuesta de concurso de bio-lógicas.

Ahora que retomamos la investigación doctoral y abrimos nueva etapa formativa, se nos junta el hambre con las ganas de comer, aparece el anuncio de la propuesta elegida para el PS1 y se nos ocurre preguntarnos esto tan obvio de:

¿Por qué se usa tanto el diseño paramétrico en el proyecto de pabellones?

Descubrimos entonces que este tipo de ejercicios, rápidos, sutiles y muy cargados formalmente, son una excusa perfecta para usar estas herramientas.

  • Porque posibilitan el desarrollo del proceso de proyecto-modelado 3D-dibujo-proyecto de una forma muy contínua y permiten así un facilidad de iteración (diseño por ensayo-error) casi sin precedentes .
  • Porque tiene una capacidad de generación formal casi tan grande como los sistemas de modelado 3D convencional, pero con ciertos automatismos que legitiman el gesto.
  • Porque permiten con mucha facilidad la descomposición de lo formal en elementos geométricos de nivel inferior que ayudan a plantear los procesos constructivos.

Sin embargo, en los workshops de Rhino y Grasshopper que vamos a impartir con Renders’ Factory en los próximos meses trataremos de llevar estas herramientas a un campo que pocos están explorando todavía. El proyecto de arquitectura ¿cotidiana?

DOSIER A3 trazado B.pdf

Ya hemos realizado varios trabajos explorando la aplicación de estas herramientas a la arquitectura más de diario, a la que se realiza constantemente en los estudios más allá de los divertimentos y follies. ¿Os interesa?

Aquí tenéis más info sobre los workshops.

Mientras tanto, os dejamos un par de videos, el del pabellón ganador del MoMA PS1 de este año y el de uno de los finalistas.

Hy-Fi from David Benjamin on Vimeo.

Hy-Fi por The Living NY. Seleccionado para ejecución en 2015

PITA & BLOOM MOMA PS1 YAP 2014 from pita bloom on Vimeo.

Balloon Frame por Pita and Bloom. Finalista. Aunque el proyecto nos parece una simpleza, la generación formal usando técnicas digitales es muy clara. Y la estética maquetera de las CGI mola ¿no?

Workshops de Rhino y Grasshopper aplicados a la arquitectura

RF_20140203A copia

 

¡Empezamos nueva aventura formativa!

A partir del próximo 27 de febrero comenzamos a impartir con Renders Factory los primeros workshops de Rhino y Grasshopper aplicados a la arquitectura.

Renders Factory, en su afán por ofrecer productos formativos de valor específico y conociendo nuestra condición de experimentados ART, ha decidido confiar en nosotros para desarrollar estos dos talleres específicos en los que vamos a trabajar desde el principio con casos prácticos de arquitectura.

Vamos a incorporar a este workshop todo nuestro know-how teórico práctico sobre las herramientas, el diseño informacional y su aplicación al proyecto de arquitectura.

Y para celebrar este lanzamiento, nuestros compañeros de Renders Factory han decidido sortear 4 becas-descuento entre todos sus seguidores en social media.

Para participar no tienes que compartir, ni hacer like, ni nada, solo ser un fiel fan de Renders Factory.

Los sorteos se celebrarán el día 12 de febrero: 2 becas entre todos los followers en #twitter: https://twitter.com/RENDERSFACTORY y otras 2 entre todos los seguidores en #facebook: https://www.facebook.com/rendersfactory

Cada una de las 4 becas dará derecho a un descuento por valor del 20% del importe de la matrícula. El descuento no será acumulativo en caso de resultar premiado en ambos sorteos.

Aquí tenéis toda la info sobre el workshop de Rhinoceros y el de Grasshopper.