Amanecer desde la oficina.

Lourdes y yo arrancamos a diario antes de las 7:00 AM. En verano es llevadero porque despertamos casi con la salida del sol. Desde el otoño a la primavera es llevadero porque puedo disfrutar de espectaculares amaneceres desde la terraza de la oficina.

Quizás algún día me decida a publicar el «proyecto Este», una colección de fotografías del paisaje que veis arriba, a distintas horas del día pero sobre todo durante los amaneceres.