Tag Archives: arquia

Próxima mente
Preparándonos para el foro arquia próxima 2014

imagen pagina web

Mañana comienza la IV edición del Foro Próxima. Un encuentro en el que los compañeros autores de las 29 propuestas seleccionadas por el jurado, entre las más de 2000 existentes en la base de datos y que son susceptibles de ser elegidas, expondrán su trabajo.
Luego se celebrará, porque con el cartel existente solo cabe celebrar, una mesa redonda con los miembros del jurado; y más tarde habrá dos conferencias, desconocemos si al alimón de Alberto Campo Baeza y Juan Domingo Santos.

Como próxima es extenso y es de bien agradecidos corresponder la invitación que la fundación arquia nos ha hecho para cubrir el evento, hemos pensado que más que dar una opinión personal, aunque transferible, y cargada de envidia y recelos por el hecho de que el EERJ de villegasbueno arquitectura que presentamos en esta edición, nuestra última oportunidad, por ya viejunos no haya sido seleccionado, lo mejor sería que os trajéramos un análisis informacional del resultado de este certamen. Huelga decir que la información que aquí vertemos es de libre acceso y no está a más allá de un par de búsquedas en google… comenzamos:

  • El comisariado de cada edición es confiado por la Fundación Caja de Arquitectos por designación directa. En esta edición la comisaría ha sido Eva Franch.
  • El lema elegido para esta edición fue Fuera.
  • Eva Franch es directora ejecutiva y comisaria jefe de la Storefront for Art and Architecture de Nueva York.
  • Eva Franch fue jurado de la edición 2010-2011.
  • El estudio de Franch se llama Office for Architectural Affairs, abreviado OOAA
  • El estudio de Andrés Jaque, miembro del jurado este año se llama Oficina de Innovación Política. Abreviado OFFPOLINN
  • Solo UNA de las 29 realizaciones seleccionadas se ha autocategorizado como acción política.
  • El jurado se reunió para deliberar y expuso sus criterios públicamente.

Respecto a las realizaciones.

Siendo importante recalcar que consideramos excelentes y valiosísimos la gran mayoría de los trabajos seleccionados; muy, muy buenos 4 o 5 e inexplicables sólo 1 o 2.

En ningún momento estoy poniendo en duda, ni siquiera criticando el trabajo de todos los compañeros.

  • Hay 29 realizaciones seleccionadas.
  • Cuatro compañeros son autores de 6 de las obras seleccionadas.
  • Un arquitecto tiene como seleccionadas 7 de sus obras.
  • 19 de las 29 realizaciones son de arquitectos procedentes de Madrid, 5 autores catalanes, 2 murcianos, 2 andaluces y 1 zaragozano.
  • 3 realizaciones se ejecutan en EE.UU.
  • Hay una realización que no tiene autor, solo colaborador.
  • Hay dos realizaciones que no tienen categoría.
  • Hay una realización autocalificada como política
  • Hay cuatro realizaciones autocategorizadas con variantes del término social.

No voy a mapear (no tengo tan mala leche, hay mil cosas más importantes que hacer y sería un curro enorme) las conexiones históricas del jurado con el jurado, del jurado con los participantes, de los participantes con el jurado y de los participantes con los participantes. Además, si lo hiciera, la lectura inmediata por muchos sería que estoy corroido por la envidia; y quizás tuvieran parte de razón.

Así que mejor os dejo que os vayáis formando ideas por vosotros mismos. Y os recuerdo que el estrimin de todo el evento podréis verlo en la web de arquia próxima. Yo andaré por allí reconstruyendo mis ideas para poder daros a la vuelta una opinión, esta vez si, elaborada, crítica y propositiva.

Si queréis saber el programa detallado, aquí.

Si queréis seguir y participar a través de twitter, usad el hashtag #arquiaforo

Cómo hacer el PFC (o PFG) de arquitectura y no morir en el intento…

A_plan_implies_an_architect__39365__CC__Sarah_Ross_photography___httpflic.krp7BLEJA

Foto CC by-nc-sa Sarah Ross

La blogarquía sigue dando mucho que hablar, y sobre todo que pensar. Un interesante artículo de Verónica Sánchez Carrera sobre la trascendencia, perversión y relevancia del PFC ha provocado uno de los debates para mi más interesantes y oportunos de los últimos tiempos.

¿Qué podemos hacer con el PFC?

No quiero extenderme redactando, las ideas son demasiadas y me enredaría sobre mi mismo, así que voy a ir en plan teletipo

  • En nuestro país, la habilitación profesional, la licencia para construir, la da el estado a través de las universidades.
    Todos los que obtenemos el título de arquitecto, estamos habilitados para proyectar y dirigir obras de edificación de todo tipo.
  • Según la misma ley que nos habilita, hacer edificación, en España, conlleva una responsabilidad civil, e incluso penal, de 10 años. Esa responsabilidad tiene como objetivo dar una garantía a la sociedad sobre nuestro trabajo.

Los edificios se caen y matan gente.

  • Aunque las directrices que determinan las bases de los planes de estudio creo que son las mismas, cada escuela desarrolla, dentro de su libertad de cátedra, una forma diferencial de estructurar la carrera de arquitectura y por tanto produce un tipo distinto de arquitecto.
  • No obstante y creo que no desde hace mucho, todos los arquitectos españoles tenemos la misma consideración sobre nuestra capacidad para trabajar.
  • Así el PFC aparece desde la necesidad social de establecer una especie de filtro común para todas las ETSASs:Uds. enseñen lo que quieran, pero al final que todos sus arquitectos pasen por el mismo calvario…

¿Entendemos ahora hasta dónde tenemos que profundizar en la intervención para solucionar el problema de los PFCs?

Nuestra propuesta de solución es muy sencilla. Pasa fundamentalmente por reformular la habilitación profesional.

Aparecen así para nosotros dos opciones. Y no vamos a inventar nada nuevo porque responden al modelo anglosajón que está sobradamente probado y que muchos discuten simplemente por ser yankee

La primera pasaría por dejar la habilitación en las ETSAs. Basándola en especialidades o “intensificaciones”, de las que una podria ir destinada a la consecución de la habilitación total y otras parciales, o simplemente diferentes, destinadas a la formación de arquitectos que sin querer tener licencia para redactar proyectos completos, si tendría una de verdaderos especialistas en instalaciones, estructuras, historia, crítica o arquitectura forense, por ejemplo.

Esto, evidentemente, haría necesario un nuevo modelo de PFC que debería seguir siendo garantista. En el caso del habilitante total, conociendo el percal seguro que nos llevaría a uno incluso peor que el actual, y visto que el panorama de las carreras va por los másteres, estas especializaciones nos tememos que supondrían un verdadero pastizal. No mola.

La segunda, mucho más operativa para nosotros, consistiría en sacar totalmente la habilitación de las ETSASs y dejarla en manos de una institución pública que se hiciese responsable del garante.
¿Ventajas? Muchas.
La necesidad del PFG desaparece, se abre la oportunidad de las especialidades e intensificaciones a medida y cada estudiante se hace plenamente responsable de su carrera y decisiones.

¿Que las universidades pueden seguir sacando los cuartos preparándote para el examen? Por supuesto, pero ya no sería necesario pasar por las especializaciones específicas. Sería una especie de oposición pero sin un trabajo de funcionario como resultado.

¿Desventajas? Una muy gorda. Podría aparecer la posibilidad de que otras profesiones quisieran hacer ese examen de habilitación sin haber pasado previamente por toda la carrera de arquitectura.

Pero eso ya lo hemos conseguido solucionar antes ¿verdad?

Colección Arquia Maestros.
Tres lecciones de arquitectura magistrales.

O por qué Luis Fernández Galiano le dio la extrema unción a tres de los grandes.

2014-03-25 20.26.24

Ayer, cuando volvía de Madrid, de haber estado en el evento de presentación de la Arquia Maestros, la nueva colección desarrollada por la Fundación Arquia bajo la dirección de Luis Fernández Galiano, barruntaba sobre cómo afrontar este texto. Y todo lo que me venía a la mente eran las palabras de Galiano al hablar de los tres Maestros. Que si eran “arquitectos al final de su trayectoría creativa”, que esto no aportaba “nada nuevo”, que si sólo es “un momento celebrativo de su carrera profesional”…

El contenido y el tono de sus palabras se me antojaba hasta grosero, casi una falta de respeto a sus mayores.

Esta mañana, por fin he podido visionar fugazmente los vídeos. Llegando más allá de los trailers que vimos en la presentación. Y lo he entendido todo.

Galiano ha resucitado a tres colosos de la arquitectura española. Y para resucitarlos, primero tenía que oficiar el acto público de su defunción. El resultado es redondo.

Sobre las entrevistas, poco puedo decir que no se intuya. Son soberbias. Íntimas pero no agobiantes, serenas pero no monótonas, detalladas pero nada aburridas. Merecen la pena.

Navarro Baldeweg, sin restarle interés, es el que menos me epata. No puedo comulgar con el dogma de que la arquitectura es arte. Lo siento. Necesitaré más tiempo para digerirlo.

Moneo tranquilo, calmado. Sólo lo había escuchado hablar una vez y no lo recordaba. Intenso. Arquitectura en una concentración casi venenosa. El pasaje que dedica a La Previsión (Española) ha hecho que recupere la admiración que siempre he tenido por ese edificio de nuestra ciudad.

Bohigas brutal. Ya en el acto me sorprendió la energía y claridad de ideas que transmite pese a su edad. ¿O es gracias a ella? La complejidad intelectual, más allá de la mera arquitectura, de su discurso es asombrosa, aunque el tono autoritario de algunas de sus afirmaciones, quizás también achacable a la edad, descoloque demasiado.

La operación como digo es redonda. Ha resucitado a tres enormes arquitectos para traerlos a nuestro día a día.

Con un trabajo impecable sobre todo gracias a la materia prima que maneja, Galiano vuelve a colocarse como “el editor” de la arquitectura española.

Alguno decía en la Red que poco tenían ya que decir estos tres. Creo que se equivoca. Tienen mucho que decir, y nosotros más que aprender.

Gracias a la Fundación Arquia por invitarnos y darnos la oportunidad de asistir a este evento histórico. Disfrutaremos con calma y deleite los tres ejemplares de la colección que nos obsequiaron.