Tag Archives: arquitectos

Asamblea del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla (COAS), diciembre 2014. Presentación de propuestas

Foto cc United Blue
Foto cc United Blue
El COAS ha acatado el mandato de la asamblea y ha avisado ya un par de veces del plazo de presentación de propuestas para la próxima asamblea ordinaria.

Estatutariamente acaba el día 1 de noviembre, pero por si acaso os recomendamos presentar las vuestras antes.
Nosotros, en esta ocasión, nos vamos a quedar en la barrera. Se está preparando una propuesta de tal importancia que hemos decidido dejar las nuestras para la asamblea de mayo.

Recordad que, tal y como establecen sus estatutos, la asamblea es el órgano supremo de expresión de la voluntad del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla.

#otroCOASesPOSIBLE

Se puede etiquetar la emoción;
y todo lo demás…

rietvelddriver
Foto CC by Marja van Bochove

A cuenta de un excelente artículo de bRijUNi arquitectos.

Como sin querer queriendo, nuestros queridos Bea y Paco (corrección política mediante la de colocar a Beatriz delante) arrancan su último artículo para La Ciudad Viva con una referencia cultísima, de las de la ETSAM castiza, a un artículo de The Architectural Review de los ‘50.

Desde ese balancín de funambulista, en el que pocos pueden maniobrar, saltan sin despeinarse a citar a Argan, introduciendo en su virtuosismo investigador cierta referencia cruzada a lo paramétrico que prefiero soslayar para no enturbiar con mi pataleta lo que considero realmente potente de su texto. Aún en el aire, aterrizan en otro de un autor de cuyo nombre no puedo acordarme y con el que terminan de construir la cimentación del discurso. Me traigo su frase de enlace para usarla como pilotaje para el mío. (Las negrillas son de un servidor).

En todo caso, todos estos análisis no representan sino aproximaciones a una realidad compleja que tratamos de entender a partir de la aceptación de códigos y etiquetas que la simplifican y la hacen abarcable, al menos para los arquitectos.

Beatriz Billanueva y Francisco Casas

La categorización que tan bien desgranan de los dos textos que usan como referencia es clave para entender el pensamiento moderno. Es epistemología pura. Clasificación cerrada, pautada. Estructura coherente con la función fundamental, como ellos bien dicen, de hacer abarcable la complejidad. En la modernidad la realidad se loteaba.
Si estabas en un sitio no podías estar en otro. Si eres de aquí, no puedes ser de allí. O estás con nosotros, o contra nosotros.

¿Qué pasa en la contemporaneidad?¿qué hay de diferente?

El cambio es básico y todavía se está asimilando.

Las categorías ya no tienen sentido.

El pensamiento pasa a ser informacional, los servidores ya no son lugares, son nubes. Los textos no son textos, son entradas acumuladas en bases de datos. El tiempo y el espacio son simplemente coordenadas GPS y un timestamp, en lo informacional equivalentes y equipolentes.

Podemos ser de aquí y de allí, podemos ser altos y bajos, feos y guapos, gordos y flacos.
Ya no es O, ahora es Y.
Las categorías ya no son cajas cerradas, son simples etiquetas que adosamos a la realidad para enriquecerla y hacerla compleja, ya no abarcable. Ahora se trata de desplegar, no de encerrar. De tejer redes, no de abarcar.

¿La dificultad? Lo relacional el siguiente paso evolutivo. Cuando todo es equipolente, cuando todo es plano, cuando todo es igual,… depende de nosotros, y sólo de nosotros, relacionar esas micropartículas de información y hacerlas conocimiento, el conocimiento sabiduría, y la sabiduría felicidad.

Depende sólo de nosotros. Ahí está el poder de la información. Pone en nuestras manos la capacidad de rearticular la realidad para darnos cuenta de que Schumacker tiene parte de razón, de que la Casa del Chófer es una joya cuyo traje de lunares pocos hemos tenido el gusto de ver en vivo, de que la verdadera ontología de la arquitectura es mucho menos trascendente de lo que creemos…

 

ArquiApps. ¿Cuáles son tus apps imprescindibles en arquitectura?

image El año pasado iniciamos una spin-off que llamamos arquiapple, con la que pretendíamos ayudar a los arquitectos a aprovechar las posibilidades de los cacharros de apple. Suponía mucho esfuerzo mantenerlo en paralelo y terminó defenestrado.

Como no nos dejó buen sabor de boca y por temas diversos hemos vuelto parcialmente a android, hemos decidido digievolucionar el proyecto hacia ArquiApps ( por lo del cross-platform), pero sin web aparte, sólo en twitter y en facebook.

Y como el movimiento se demuestra andando, vamos a empezar por destripar nuestras apps esenciales, en este caso el de mi cacharro (Miguel), un Samsung Galaxy Note 2 que Samnsung ya ha dejado obsoleto.

Para no extendernos demasiado, hemos decidido hablar sólo de algunas de las 24 que entran en la primera pantalla del teléfono, las que queremos tener siempre a mano (asumimos que las apps que están en otras pantallas no son tan necesarias).

En el sigue leyendo tenéis los enlaces y comentarios de las apps. ¿Os animáis a hacer un pantallazo publicarlo en el muro de @arquiapps? Así seguimos la charla.

Continue reading ArquiApps. ¿Cuáles son tus apps imprescindibles en arquitectura?

Palabra de arquitecto: el ámbito digital, ¿un nuevo espacio para la crítica arquitectónica?

UPDATE: Para los herejes que no usáis twitter. Aquí os dejamos la retransmisión live del debate paralelo.
¡Y ahora también el video!


Cartel Palabra de Arquitecto Ayer nos enteramos de esta estupenda sorpresa. La Biblioteca Nacional de España, nada menos, alojará la mesa redonda “Palabra de arquitecto”
No tenemos que dedicarnos a alabar aquí el más que demostrado peso específico de los intervinientes, con líneas de pensamiento y crítica además específicas y diferentes, así que sólo nos queda alegrarnos por la iniciativa y porque sea en streaming.

Además ya puedes empezar a plantear temas para el debate con el hashtag PalabradArq

Y como a algún almacándida se le ha ocurrido incluir nuestro nombre en la imagen que ilustra el anuncio del evento, vamos, pero solo para los perezosos, a enlazaros a todos los perfiles en twitter de los responsables de lo que pueda pasar: Domenico di Siena actuará como moderador del diálogo entre Aurora Adalid, José María Echarte, Santiago de Molina y Anatxu Zabalbeascoa. No olvidemos los dos perfiles que ya deberíais estar siguiendo, el del Museo de la Biblioteca Nacional de España y el de la propia Biblioteca Nacional de España.

No lo olvidéis, hoy miércoles a las 19:00 “Palabra de arquitecto” ¡en streaming!.

Vamos a intentar evangelizar un poquito en cada post. Enlazar, tejer redes, no es fácil, pero consideramos que es productivo. Para que os hagáis una idea, sólo deciros que redactar esta entrada con todos sus avíos ha costado 1:05 horas, más lo que tardemos en mandarla a todos los perfiles de social media… ¿Seguís pensando que no merece la pena?

#NOalaLSP.
No a la Ley de servicios profesionales.
Lo que no se está diciendo sobre el problema.

#NOalaLSP

La arquitectura ya estaba cadavérica, con la administración echándonos a pelear entre nosotros y provocando bajadas de honorarios casi criminales (hemos visto superar el 40%), con los colegios cerrando a golpe de EREs brutales, con una emigración forzosa desmedida. ¿A qué vienen ahora los colegios de ingenieros?

vultures_snake3yes_ #noalalsp Foto CC by Snake3yes

Algunos tacharán esta entrada de conspiranoica, pero nosotros vamos a limitarnos a exponer datos en un cierto orden.

  • El Real Decreto 1000/2010 suprime la obligatoriedad de los visados para todos los trabajos profesionales que lo requerían excepto, en líneas generales, edificación, demolición y trabajos en los que intervengan explosivos.
  • Los colegios profesionales basan su sustento especialmente en el abono del visado por parte de sus colegiados. A más trabajos, más visados y más ingresos para el colegio que los vise.
  • Los colegios de ingenieros industriales tienen cierta historia de recuperar para ellos competencias compartidas que tenían otros profesionales mucho mejor preparados que ellos. El tema de las ICT es muy reciente.
  • Según lo dispuesto en el artículo 2.1.b. de la Ley de Ordenación de la Edificación a los ingenieros industriales les corresponde la competencia compartida de los edificios de uso:

    Aeronáutico; agropecuario; de la energía; de la hidráulica; minero; de telecomunicaciones (referido a la ingeniería de las telecomunicaciones); del transporte terrestre, marítimo, fluvial y aéreo; forestal; industrial; naval; de la ingeniería de saneamiento e higiene, y accesorio a las obras de ingeniería y su explotación.

    Todas las demás edificaciones (y no vamos a discutir el apartado 2.1.c.) son competencia exclusiva de los arquitectos.

  • El nivel de los visados obligatorios de los proyectos de edificación ha descendido hasta niveles preocupantes.

  • Los colegios de arquitectos han visto terriblemente reducidos su nivel de ingresos por este concepto.

  • Si los colegios de ingenieros han perdido la gran mayoría de sus visados obligatorios ¿dónde está su nivel de ingresos?

Por si algún representante colegial de los ingenieros nos lee, explicaremos los argumentos consecuentes de esta sucesión lógica.

  • Los colegios de ingenieros no tienen dinero.
  • En el sector de la edificación que no es industrial podría quedar (ojo al condicional hipotético) algo de dinero.

Y lo que para nosotros, practicando la lógica ingenieril resulta la clave de todo este asunto:

 Lo que quieren los colegios de ingenieros (ojo que no generalizamos a todos los ingenieros) no son las competencias, es el dinero.

Dicho esto, lo que los arquitectos no debemos olvidar es que las consecuencias de este movimiento legal serían tremendas para nuestro trabajo. Y no hablo ya de la arquitectura como disciplina, que de sobra sabéis que nos preocupa y mucho, si no de la situación laboral de los arquitectos.

No dispongo de números respecto a los ingenieros, pero si de los arquitectos. Somos alrededor de 50.000. Si la ley de servicios profesionales sigue la dirección del borrador, y los ingenieros deciden conquistar el sector de la arquitectura esto puede convertirse en la batalla de las Termópilas.

termopilas_ leg0fenris #NOalaLSP Foto CC by-nc-sa leg0fenris.

#NOalaLSP.
No a la Ley de Servicios Profesionales.
Por una arquitectura hecha por arquitectos.

#NOalaLSP

Las personas vivimos en casas muy diferentes.

Nos gustaría que el dibujo de Adriana que veis arriba fuera suficiente explicación para el Sr. de Guindos y para los ingenieros, pero parece que hay que aclarar un poco más las cosas, porque como decía el personaje de Goscinny y Uderzo:

“El cielo se cae sobre nuestras cabezas”. Nos hemos convertido en los irreductibles galos y los romanos vienen a por nosotros.

Se está escribiendo mucho ahora sobre el tema, el golpe ya es claro y explícito, y sería muy largo y tedioso tratar de construir este texto desde el diálogo con los que están escribiendo otros compañeros. Mejor nos limitamos a exponer una idea y después discutimos.

Los ingenieros NO DEBEN hacer arquitectura.

Llevamos años realizando un experimento pseudocientífico para tratar de dilucidar las diferencias de enfoque entre los arquitectos y los ingenieros. Hasta ahora ha arrojado resultados contundentes. Me perdonáis que no os desvele el método (queremos seguir desarrollándolo y desvelarlo lo estropearía). Los arquitectos desarrollamos un trabajo propositivo. Los ingenieros desarrollan un trabajo resolutivo.

Y aquí voy a tratar de escapar consiente y voluntariamente de consideraciones artísticas o poéticas de la arquitectura. Vamos a hablar simplemente de enfoque y actitud profesional.

Los ingenieros necesitan de problemas a resolver. Sin objetivos, sin metas, no trabajan bien. Existe incluso un tipo de problema en ingeniería que se llama problema perverso por no tener todas las variables u objetivos lo suficientemente claros como para definir una solución tipo si/no. Algo similar a los sistemas de ecuaciones indeterminados ¿os suena?

¿Sabéis que disciplina trabaja constantemente con problemas perversos? Si queridos amigos. La arquitectura.

Y esa es la principal razón de que trabajemos con una actitud propositiva en nuestro día a día.

En los proyectos, nuestro trabajo diferencial no lo olvidemos, tenemos que tomar decisiones basadas en la complejidad y en la indeterminación de las situaciones a las que nos enfrentamos. Tenemos que fijar variables para resolver esos sistemas que los ingenieros califican de perversos. Eso, sin duda, es la razón de nuestra actitud propositiva. No nos limitamos a resolver problemas. Trabajamos en la realidad y se nos encomienda, directa o indirectamente, trabajar en futuro, proponiendo una realidad, nueva y distinta, que no solo no tenga los problemas descritos si no que además plantee una situación mejor que la de partida.

Esto es el proyecto de arquitectura. Esto es hacer arquitectura.

Edificación es otra cosa.

Proximamente más. Mucho más.

Trabajar como arquitecto en el extranjero, experiencias personales:
MultiDO. Nieves Merayo y Julen Asua


Fotografía original © Zigor Aldama

Cuando acabamos la carrera, ya hace algunos años, nuestro principal objetivo era repetir nuestra etapa erasmus y volver a marchar al extranjero. En España había trabajo, pero nosotros habíamos probado las mieles del extranjero.

Ahora la situación ha cambiado. Cada vez tenemos más amigos que marchan a trabajar fuera de España y muchas veces nos hemos preguntado que chispa les ha prendido para decidirse a salir. Con este artículo queremos empezar una serie de diálogos, más que entrevistas, con algunos de ellos para poder compartir un poco de la situación profesional y personal que les rodea.

Hoy os traemos las experiencias de MultiDO arquitectos, Nieves Merayo y Julen Asua (no olvidéis visitar su web para conocerlos mejor), históricos huéspedes de este espacio digital que todavía no hemos podido des-digitalizar y a quienes queremos agradecer el interés y el cariño que han puesto en contarnos a todos qué están haciendo y cómo ha sido su experiencia de marcharse desde Madrid hasta Shanghái.

¿Qué situación/acontecimiento/epifanía os hizo tomar la decisión de dar el salto?
Un día nos hicimos a nosotros mismos una pregunta muy sencilla:

“¿Qué podríamos perder si lo intentásemos y la cosa saliera mal?” La respuesta fue inmediata: Nada demasiado importante.

Llevábamos más de un año con la idea de irnos a vivir una aventura lejos de España. Queríamos probar y seguir aprendiendo. Jugar, fallar y acertar. La crisis fue el combustible perfecto, pero no el detonante. Lo hubiésemos hecho igualmente tarde o temprano. No queríamos irnos fuera sólo porque esa fuera nuestra única alternativa, y así lo hicimos. En el momento de tomar la decisión ambos estábamos trabajando en Madrid y sin pensarlo demasiado dejamos nuestros trabajos y nos pusimos en marcha. Para tomar este tipo de decisiones no existe un detonante único, se trata mas bien de un conjunto de circunstancias que determinan la necesidad de dar un vuelco a tu vida y probar a ver qué ocurre si intentas caminar por un sendero diferente.

¿Cuál fue la logística de la salida? (Buscasteis trabajo antes de ir, evaluásteis gastos, contábais con ahorros, salísteis a por tabaco y hasta ahora…)
Buscar trabajo en Shanghai sin estar viviendo allí es complicado. Nadie quería hacernos una entrevista por skype. De hecho, la mayor demanda iba dirigida hacia arquitectos extranjeros con experiencia previa en China, así que las cosas no pintaban muy bien. Teniendo esto en cuenta, decidimos invertir el dinero que teníamos ahorrado en plantarnos allí sin nada. Nos propusimos una estancia mínima de 6 meses en el país, ya que estimamos que menos tiempo era insuficiente para poder valorar bien las cosas. Un mes antes de partir nos apuntamos por internet a un curso de chino de 5 meses de duración en una Universidad del centro de la ciudad que nos recomendaron. Esto nos permitía dos cosas: Por un lado, ir aprendiendo algo del idioma mientras nos asentábamos, buscábamos piso y empezábamos a buzonear currículums; y por otro, conseguir un visado de estudiante (de múltiple entrada) que nos permitía permanecer en el país sin problemas durante seis meses. Es decir, que ganábamos tiempo y a su vez no estábamos simplemente esperando a que nos llamasen para alguna entrevista, sino que aprovecharíamos ese tiempo para aprender algo nuevo (y tremendamente útil). Al final, resultó que el curso de chino nos interesó mucho más de lo que esperábamos y decidimos no empezar a buscar trabajo hasta que quedase un mes para terminar el semestre, e intentar así enlazar la vida de estudiante con la vida laboral.

¿Tenéis fecha de vuelta?
No hemos fijada ninguna fecha para el regreso. La idea inicial era precisamente esa: no hacer demasiados planes y actuar en función de cada momento. Es evidente que nos gustaría prolongar esta aventura durante unos cuantos años… e incluso no descartamos la posibilidad de movernos a otro país en un futuro. Pero no podemos predecir cómo se desarrollarán los acontecimientos así que preferimos ir poco a poco, valorando cada decisión en su debido momento y sin hacer demasiados planes incontrolables. Creemos que ha quedado más que demostrado que toda esa gente que tenía su vida perfectamente planificada ha visto cómo, en un abrir y cerrar de ojos, las circunstancias han dado un vuelco de 180 grados y lo que ellos tenían previsto ha valido para poco.

Vivimos una época tan impredecible en la que es preferible actuar según los instintos y tener una gran capacidad de adaptación a los cambios que vayan produciéndose.

Y con esa llegada y esa disposición en la cabeza ¿cómo conseguísteis trabajo? ¿dónde y a qué os dedicáis?
En China conviven paralelamente dos modelos de negocio: Por un lado están las oficinas de arquitectura chinas y por otro están las firmas internacionales. Cada una tiene sus pros y sus contras. Cuando comenzamos a buscar trabajo pensamos que podría ser una buena idea conocer las dos caras de la moneda laboral en China, así que decidimos que cada uno se centrara respectivamente en uno de los dos mercados. Nieves empezó a buscar en primer lugar y, tras realizar una serie de entrevistas para diferentes compañías internacionales, se decantó por una multinacional francesa asentada en Shanghai desde hace 7 años. Yo comencé a trabajar poco después para una gran empresa china con proyección internacional, que también cuenta con sede en Estados Unidos, Canadá y Singapur.

Lo más complejo del proceso de búsqueda fue convencer a las empresas de nuestra capacidad de adaptación al sistema de trabajo en China. La demanda para los puestos interesantes estaba dirigida casi en exclusiva a arquitectos con experiencia previa en China, lo cual supuso un problema serio cuando comenzamos a enviar currículums.

Así que decidimos aprovechar la única circunstancia que jugaba a nuestro favor: los años de experiencia laboral en España y la calidad (y variedad) de los trabajos que desarrollamos durante nuestros años en Madrid.

Generalmente a China vienen arquitectos recién titulados o con relativamente poca experiencia laboral en España, en cambio nosotros contábamos con más de 7 años ejerciendo la profesión (desarrollando algunas obras singulares y también con bastante experiencia llevando proyectos de obra pública de gran escala) y fue gracias a eso por lo que no tuvimos demasiado problema en comenzar a recibir ofertas laborales en un plazo de tiempo sorprendentemente breve.

Vitalmente transmitís muchísima ilusión y satisfacción. ¿Es igual de gratificante profesionalmente? ¿O es indisoluble y el balance es único?
Estamos muy contentos profesionalmente aunque pensamos que es demasiado pronto para hacer una valoración adecuada. El sistema de trabajo aquí es completamente diferente al de España y necesitamos más tiempo para hacer un análisis objetivo de los acontecimientos. Hasta ahora vemos muchas cosas positivas y otros aspectos que no nos convencen nada de nada, pero a día de hoy tratamos de aprovecharnos de lo bueno y con el paso del tiempo intentaremos tratar de corregir, en la medida de lo posible, algunas de las cosas que no nos gustan. Como se suele decir, esto no es la panacea. No es la Tierra de los Milagros, a pesar de que las oportunidades que uno puede encontrar son muy interesantes. Aquí se cometen errores gravísimos en las oficinas de arquitectura y te encuentras con situaciones laborales muy frustrantes en el día a día, pero ya sabíamos a dónde veníamos y lo que no se puede negar es que también hay muchas cosas altamente positivas. De momento, lo que esperamos, es sacar partido de todas esas cosas positivas que se puede uno llevar de aquí y tratar de conocer y entender en profundidad el complejísimo sistema social, laboral, económico y cultural chino.

¿Alguna idea para los que están pensando en irse? ¿Y para los que no se terminan de atrever?
Irse fuera de España no es la única opción, sino una de las opciones posibles. La cuestión radica en pensar cuáles son nuestras verdaderas inquietudes. Lo verdaderamente importante es no tener miedo a elegir un camino y recorrerlo con la tranquilidad de pensar que en este juego está permitido cometer errores. Somos ante todo profesionales con recursos y ahora es el momento de utilizarlos. Así que, más que dar ideas, preferimos incidir brevemente en unos puntos que, al menos a nosotros, nos ayudaron bastante:

– No existen los errores. No existen las equivocaciones. No existen los fallos.

Todo lo que uno decida hacer con un mínimo de sentido común, tarde o temprano descubrirá que ha sido para bien.

– El concepto de fracaso en España es un lastre del cual hay que deshacerse cuanto antes. Somos una generación educada en un ideal de vida basado en la búsqueda de una cómoda estabilidad propiciada por seguir un camino predefinido por otros. Nos inculcaron, desde bien pequeños, una cultura del miedo a la incertidumbre que nos ha hecho creer que asumir ciertos riesgos y vivir en base a planteamientos de vida apoyados en inestabilidades, supone ir por el camino equivocado. Y la realidad es que no hay caminos equivocados, sino simplemente caminos.

– Al igual que el concepto de fracaso que nos enseñaron es falso, también lo es el concepto de triunfo que nos venden como único. Porque para muchos, triunfar es sólo una cuestión de números. Tanto has ganado, tanto has triunfado. Pero hoy está más que demostrado que la vida realmente es como los mercados: Da igual cúanto tengas y el sudor que te haya costado conseguirlo porque mañana, si alguien decide cambiar las reglas, todo lo que tienes no valdrá nada.

Triunfar es, en definitiva, que uno mismo esté satisfecho con sus decisiones. Triunfar es estar ilusionados con lo que hacemos y hacerlo lo mejor posible.

– Hay tres tipos de personas en el mundo: los inamovibles, los movibles y los que se mueven.

Y por último, aunque no por ello menos importante, el resumen de todo lo anterior:

– No hay que tener miedo a nada.

 

Casa MI

Casa MI.
Vivienda unifamiliar en Baños de Río Tobía, La Rioja.

Casa MI. Vivienda unifamiliar en Baños de Río Tobía, La Rioja.

Fotografía © de Francisco Berreteaga

“Es como si hubiéramos vivido en ella toda la vida”

Quizás sea la frase más satisfactoria y agradable que un cliente le pueda decir a sus arquitectos ¿no?

Después de los avatares de la semana pasada, os traemos una grata noticia, que esperamos os guste tanto como a nosotros.

Hoy hemos pasado a terminados nuestra última obra, la Casa MI, de la que ya os mostramos algunos videos de su construcción, pero que ahora os traemos, acabada y habitada, con sus propietarios muy, muy contentos y usándola muy, muy cerca de como se proyectó para ellos.

Esperamos enseñaros más cuando vayamos poniendo en orden la logística del estudio.

Casa LT. Vivienda unifamiliar en Alcalá de Guadaira. Propuesta de concurso.

Después de enseñaros los trabajos previos. Os traemos algunas imágenes de lo que fue la propuesta inicial para la Casa LT.

El secreto en Antena3,
otra visión distorsionada de los arquitectos

Hace poco fue el artículo de el diario El País, del que ya hablamos suficiente y que ha levantado ampollas. La última fue la cara de pez que se me quedó ayer al ver a Joaquín Torres, titular del estudio A-Cero, en un anuncio del nuevo programa de Antena3, El Secreto.

Un reality en el que un personaje muy rico, se desprende de todo para infiltrarse de incógnito en una realidad pobre o desgraciada y ejercer desde dentro y en secreto una buena acción.

¿Tiene que ser este señor el que lleve el nombre de la profesión a los medios?

Si hablamos de altruismo para con la sociedad, ¿por qué no echarmos cuentas de las horas que los arquitectos regalamos cuando hacemos concursos sin remuneración ninguna?

Cuando hablamos de arquitectos ricos, ¿por qué no hablamos de esa enorme cantidad de arquitectos que están teniendo que cerrar el estudio porque no hay ni una licencia de apertura que llevarse a la boca?.

Cuando hablamos de acción social, ¿por qué no hablamos de arquitectura y compromiso social y de la cantidad de tiempo que llevan trabajando?, o, incluso, ¿por qué de Santi Cirugeda cuando interviene en As Rañas?.

¡Líbreme de pensar mal del Sr. Torres! Tiene todo el derecho del mundo a ganarse la vida como desee y pueda. Otra cosa es que ahora se vaya de misiones habiendo afirmado antes en otro programa como “Vidas Anónimas” que ellos, en su estudio, no aceptan proyectos pequeños (no quiero equivocarme con cifras, pero, con esos proyectos pequeños, más de uno comíamos una buena temporada). Congruencia asintótica llamaría yo a esto. Los argumentos convergen, pero en el infinito.

Los profesionales de la arquitectura, y los que tratamos de serlo, y la propia arquitectura está pasando una de desconexión de la realidad casi total.

Nosotros, los arquitectos, seguimos metidos en nuestro mundo, con nuestra carga de problemas y de soluciones ideales (no idealistas e irreales, si no generadas como ideas prácticas), hablando nuestro propio lenguaje que a la mayoría de nuestros cohabitantes suena algo así como marciano profundo.

Mientras, los medios de comunicación nos siguen haciendo la cama con programas como este o como el otro fantástico de Esta casa era una ruina, en la que no aparecía un arquitecto ni para estorbar…