Tag Archives: blogs

Rankings, egos, estadísticas y otras cosas triviales de las webs de arquitectura.

Siguiendo la línea abierta sobre nuestras experiencias en la red, y al hilo de la salida del ranking mensual de ebuzzing de (como detesto esta palabra) blogs de arquitectura queremos hablar del tema, pero antes de empezar hemos de aclarar una cosa muy importante, que debe servir a modo de disclaimer:

Siempre hemos mirado las estadísticas.

Para nosotros siempre ha sido un baremo de la repercusión que tenía lo que estábamos haciendo.
El tema del control del impacto es muy relevante. No lo llegamos a incluir en nuestro (contra)decálogo para tener una web de arquitectura porque no es imprescindible pero, siendo acérrimos convencidos de la inmanencia de lo informacional en la contemporaneidad, consideramos mucho más que útil controlar las consecuencias de cada cosa que hacemos. Y las estadísticas son una forma bastante estándar de medir.

Dicho esto, colocamos la imagen del reverso tenebroso.
Captura de pantalla 2014-01-08 a la(s) 09.41.40
Lo que veis es nuestro meteórico ascenso del último mes. Con 12 artículos, ninguno especialmente brillante, hemos subido del puesto 51 al 23…

Esto ha sido un simple experimento. Queríamos comprobar si todavía estábamos en forma.

Si echamos cuentas, 12 artículos, a una media de aproximadamente 60 minutos, hace 1,5 jornadas de trabajo convencionales, 0,85 jornadas de arquitecto. No es mucha inversión ¿verdad?

Para nosotros, esto sólo demuestra la manejabilidad de los números.

Los baremos, mientras no sean transparentes para poder averiguar sus debilidades, nos parecen francamente triviales.
Otra cosa son las estadísticas…

Captura de pantalla 2014-01-08 a la(s) 10.04.43
Y, vuelvo a decir que para nosotros, estás si son un estándar.
Como podéis ver, además de lo normal del bajonazo de agosto y lo anormal del pico de atención causado por nuestra gallarda defensa contra el ataque de la LSP, nuestra media suele estar un poco por debajo de las 2000 visitas al mes. Muy, muy lejos de las varias decenas de miles de visitas que tienen otras webs de arquitectura.

¿Qué pensáis del tema?¿Tenéis una web de arquitectura?¿Controláis las visitas?¿os importa?

¿Os atrevéis a compartir vuestros números?

Como colofón:No está en el ranking Plataforma Arquitectura. O han asumido definitivamente que no es un blog, o se ha salido de la tabla por arriba.

Update:

StepienyBarno siguen en su línea y traen a colación otro tipo de medida, los índices de impacto de twitter (que también consultamos de vez en cuando). Para nosotros siguen siendo ciegos u opacos, depende de dónde te coloques, y poco fiables porque algunos, como Klout, son modificados por puntuaciones directas otorgadas por los usuarios…Captura de pantalla 2014-01-09 a la(s) 14.06.30
Una visión detenida vuelve a confirmar nuestra teoría. Si comparáis su índice con el nuestro están mucho más altos ¿verdad? Sin embargo, de los tres factores solo nos superan en actividad

¿Es eso lo que estamos midiendo?…

Arquitectura, crítica, revistas, conocimiento y la Red.

La publicación de arquitectura que veis arriba capturada en un pantallazo la producíamos hace más de diez años.
No se si fue una intuición, una iluminación o una pedrá, pero lo cierto es que ya estábamos hablando de una serie de conceptos que ahora parece que a algunos preocupan y a otros se indigestan. A los primeros por falta de comprensión y aprehensión y a los segundos… a esos por lo mismo.

Para los de francés la frase está escrita en un inglés entonces torpe, pero quería decir algo así como:

Ya podemos publicar el contenido que queramos, al instante.

Desde aquí, una opinión, creo que confundida, de Fredy Massad a un artículo de David Basulto; una reseña de Pilar Pinchart, que se convierte en una elegía a las publicaciones en papel enarbolando la bandera del todo gratis no; y cierta irresponsabilidad de una serie de compañeros, que dando argumentos a detractores de lo digital comparten a diestro y siniestro en la red; han desencadenado que retome este tema y me decida a tratar de explicar una situación que, yo al menos, veo clara.

Como sigue teniendo mucho que ver, voy a recuperar la cita que mencioné en el pasado artículo sobre archBib. Es tan importante que lleva tiempo estructurando mi forma de percibir y entender la Red y hoy nos va a volver a ayudar. Es la frase de Dee Hock que podéis encontrar, en el artículo de Linda Stone.

Noise becomes data when it has a cognitive pattern. (1945–1965)
Data becomes information when assembled into a coherent whole, which can be related to other information. (1965–1985)
Information becomes knowledge when integrated with other information in a form useful for making decisions and determining actions. (1985–2005)
Knowledge becomes understanding when related to other knowledge in a manner useful in anticipating, judging and acting. (2005–2025)
Understanding becomes wisdom when informed by purpose, ethics, principles, memory and projection. (2015–2045)

Las fechas en cursiva detrás de cada etapa son de Stone y no me resultarían especialmente relevantes si no fuera porque, sin tener en cuenta la mayor o menor autoridad académica que pueda tener Stone, nos hace pensar si no estamos ya en el descuento.

Estimados Fredy, Pilar et al.. Creo firmemente que el filtrado de información para su publicación no es crítica. Por mucho que este proceso de selección tenga criterio, o falta de él.

Para mi no es crítica. La crítica es conocimiento. Es información digerida y asimilada por otros hasta convertirla en conocimiento, y que nos permite, nos pone en disposición de, tomar decisiones y determinar acciones.

Ahora mismo, tal y como la información en lo digital se está tratando, no es capaz de producir eso.

No implica mensaje. No implica per se una potencia de relación. No tal y como están, y me permitís que aquí me excluya, manejándola muchos.

La Red, hoy, en arquitectura, no es 2.0. Es mucho menos que 1.0, simplemente porque no está enlazada.

Los comunicadores, los que llevan a gala el calificativo de bloggers, los que comparten por divertimento, no han sido capaces de digerir un concepto, tan antiguo que su nombre suena a ciencia ficción ochentera, como el de hipertexto. Un concepto que, pese a llevarlo constantemente en la h del http://… no se entiende en sus implicaciones más profundas.

Hiper denota superioridad o exceso. Hipertexto denota lo que supera al texto. Si señores, lo que supera a la propia información, al mero mensaje unívoco, para adquirir el potencial de despliegue que antes solo era concebible para la hermenéutica a través de la interpretación y el diálogo.

La web 2.0 no es cuestión de comunicación interpersonal. La comunicación, el diálogo, los comentarios no son ya lo importante. Ya existían en el 2002 y os puedo asegurar que con mucha más actividad y riqueza. Una riqueza y fuerza en el intercambio de conocimiento que hizo que algunos pudiéramos entender qué estaba pasando.

La 2.0, o simplemente el estado actual de la tecnología, permite procesar esa información que a muchos abruma por exceso, y convertirla en conocimiento.Permite enlazarla, calificarla, clasificarla, etiquetarla y hacer que, mediante esos procesos, esas acciones humanas nunca automáticas, y sobre todo, mediante la construcción de las redes apropiadas de enlaces a otros espacios digitales de información, podamos construir conocimiento.

Podemos trascender la mera información para construir conocimiento, pero nos empeñamos en producir en digital sin aprovechar su potencia, sin entender su idiosincrasia.

Nos empeñamos en devaluar la trascendencia de nuestras actitudes asimilándolas a divertimentos al compartir y no nos damos cuenta de que estamos desperdiciando un enorme recurso, nuestro recurso, el bien material que hace que una parte enorme de nuestra sociedad, la informacional, funcione.

Estamos desperdiciando la información.

Ser Red, que quizás deba escribirse en minúsculas igual que arquitectura, es construir de forma activa la red para preocuparse y ocuparse de su supervivencia. Es entender que lo importante es que se produzca el chispazo que conecte ideas e información, no que el chispazo se produzca atravesando nuestra web.

Si no hacemos un uso responsable de la información. Si no aprendemos a producirla para que sea de calidad y relevante, a manipularla para que respete a sus productores, a compartirla para no convertirnos en meros traficantes, a evaluarla de manera crítica para que cada vez haya menos ruido y a relacionarla para que se convierta en conocimiento. Si no tomamos una postura de responsabilidad activa, estaremos simplemente malgastando un recurso valiosísimo.

Y frente a ese despilfarro, argumentos como los de Pilar tendrán toda la validez, cuando no debemos, por el bien del desarrollo tecnológico, asumirlos.

La red no es el espacio del todo vale y además es gratis. La Red, debe ser nuestra gran biblioteca de Alejandría.

Debe ser un espacio en el que, por nuestro comportamiento, acallemos los ruidos; en el que, por nuestro trabajo comunicando, compartiendo, enlazando, ofreciendo a los demás de forma ordenada y coherente, hagamos que nuestro conocimiento se ponga al servicio de los demás.

Algún compañero me dice que no se lucra compartiendo la información, y que por eso no hace nada malo. Argumentos ilusorios dentro de esta coyuntura. La información ya no tiene valor. Lo digital se lo ha quitado tendiéndolo a cero… El valor está en la presencia, en el trabajo, en el servicio. Pensar que la falta de acción no tiene consecuencias es falaz y pernicioso.

Las fotos que nuestros compañeros fotógrafos producen, por ejemplo, ya no tienen valor en si mismas. Cuando cualquiera las puede descargar, copiar, transformar, reproducir, multiplicar… los objetos físicos que son ese conjunto de megas no tienen valor.

 El valor, en esta situación digital, estriba en que un determinado fotógrafo produzca esas imágenes. Ese es el hecho diferencial que debemos recuperar.

Y no estoy hablando aquí de recuperar el valor del artista, si no recuperar el valor del productor, del agente, con su técnica, con su mirada, con su capacidad como profesional cualificado que es capaz de ofrecer un servicio y que, gracias a la expansión de la información que ha producido, es capaz de demostrar la valía de su trabajo.

Hello World! Processing. The information Machine. Ray and Charles Eames.

“This is information. The proper use of it can bring a new dignity to mankind.
… (Information machines) process information so that it can me made meaningful at the human scale”.
The Information Machine. Ray and Charles Eames, 1958.
Captura del video “Hello World! Processing” de Ultra_Lab

A lo mejor esta referencia de un maestro clásico cala más

Errores de Red.

netting by oberazzi

Fotografía original copyleft by Oberazzi

Si tienes un flamante dominio propio, con su extensión .es y todo, cuando decides montar un blog para tener facilidad de publicación ¿por qué te vas a blogspot?

Ejemplos hay un montón. Kauh con su dominio y su blog KauhArquitectos. Amid-Cero9 con su network de chorrocientos sub-blogs (esperad a que cargue que aunque parezca un error de visualización los enlaces están ahí y se resatltan en amarillo…). Archilla-Peñalver dominio-portada en el que si pinchas llegas a aparquitectos00.blogspot.com y desde ahí a infinidad de blogs más que se van anidando unos en otros cual matriushkas…

¿Por qué me parece esto relevante? Porque donde aparentemente se pueda entender un dominio de la tecnología y un estar en la red, lo que se está evidenciando, en lugar de un control y de un trabajo operativo es una frivolización de las herramientas.

¿Tienes un blog? Puf… otro flipa’o…

Un blog no deja de ser un sistema de publicación cuya facilidad permite que el ritmo de actualización de contenidos sea tan alto que cuando surgieron estos sistemas se los llamara diarios.

Pero si nos paramos a analizarlos, a entender que es lo que son realmente, nos sorprenderíamos al ver que la potencia real de las webs basadas en estos sistemas de publicación, y dejamos de trivializar llamándolos blogs, no es en si la rapidez ni la facilidad que tienen sus autores a la hora de publicar contenidos.

La potencia real de los sistemas de publicación instantánea está en la potencia taxonómica que tienen.

No solo publicamos contenido si no que lo organizamos, lo etiquetamos, lo clasificamos y haciendo todo esto, sobre todo, se lo damos a los buscadores masticadito para que lo encuentren con mayor facilidad.

Pero cuando descentralizamos el alojamiento, cuando rompemos el vínculo que puede haber entre nuestro dominio raíz, el que sirve de cara para nuestro trabajo, y la publicación fuerte de contenido, cuando loteamos nuestra producción en subestructuras independientes y que no están bien organizadas, todo lo que producimos pierde una enorme parte de sentido y la red comienza a convertirse en un enorme trastero donde vamos arrumbando cacharros.

En arquitextonica experimentamos con un proceso de descentralización similar. Algunos de nuestros lectores recordarán Trazas, el blog del estudio alojado dentro de nuestro dominio, o Capturas, la galería de fotos de arquitectura que los usuarios subían libres de derechos de autor, o Reflejos, la sección de artículos de crítica…

Los mantuvimos, con el consiguiente trabajo y esquizofrenia organizativa que ello supone, hasta que nos dimos cuenta de que wordpress, el sistema sobre el que está montada la web, nos permitía tener alojado el mismo contenido de una forma ordenada, clasificada, limpia y sobre todo centralizada y etiquetada…

Tengo que aclarar que habiendo citado el trabajo de varios compañeros, quiero que quede claro que no estoy criticando de ninguna manera su trabajo como arquitectos, si no la necesidad de que un excelente trabajo como el que desarrollan se pierda en las profundidades del tejido digital…

En la red ya no debemos solo estar… debemos producir, compartir, relacionar… debemos Ser Red.

 

a+t The Public Chance.
Sentimientos encontrados

a+t con su fantástico blog lleva unos días poniéndonos la miel en los labios con la salida de The Public Chance. Este proceso me ha generado en su desenlace unas sensaciones fuertemente encontradas que paso a explicaros.

Leo mis feeds a través de Google Reader, donde el feed de a+t blog no tiene imágenes. En una entrada ya pasada me quedé en mi lectura rápida con este texto:

THE PUBLIC CHANCE el nuevo libro de a+t sobre espacios públicos, que saldrá a la venta en los últimos días del mes de julio de 2008, es un análisis visual de 30 paisajes urbanos situados en escenarios de oportunidad.

Y patiné. Asumí que después de Civilities I y II el tema continuaría por los espacios/edificios públicos, por los catalizadores sociales, y no por los espacios exteriores públicos o lo que ellos llamaron espacios colectivos en los In Common I, II, II y IV.

Total, que tengo en el estudio varios de la serie In Common, y los dos Civilities, y ahora sale esta estupenda edición, por que hay que reconocer que las ediciones de a+t son muy, muy buenas.

Pero la edición es semirecopilatoria-seminueva…

THE PUBLIC CHANCE realiza un análisis visual inédito sobre proyectos de espacio público y paisaje urbano. Un tercio de las obras analizadas en THE PUBLIC CHANCE se publican por primera vez en a+t, mientras que otras que estaban incluídas en la Serie In Common de la revista, han sido actualizadas y ampliadas.

…y eso me genera una tremenda decepción. a+t ha replicado la estrategia de El Croquis de editar estupendos recopilatorios en tapa dura, pero a+t la mejora porque añade material nuevo por lo que si quieres disfrutar de ese material nuevo que no venía incluido en los ejemplares que compraste uno a uno…pues pasa por caja.

Entendería si aglutinaran los números de cada serie en un tomo de pasta dura. Simplemente una reencuadernación para bibliotecas y potentados, sin modificar el contenido y manteniendo en el mercado las revistas originarias para bolsillos más débiles o intereses parciales.

Este tipo de producción, teniendo una altísima calidad en sus contenidos, no me gusta en absoluto. Me da la sensación de que trata a los lectores como consumidores, como adictos a las publicaciones que para vencer su mono de novedad y calidad tienen que tragar con volver a comprar material que ya existe en su biblioteca.

a+t es una de las mejores revistas de arquitectura de nuestro país. La claridad de su enfoque de contenidos y el amplio abanico territorial que abarca su estudio es excelente.

Una lástima su línea comercial.