Tag Archives: Ciudad

Como enseñar tu ciudad y no morir en el intento

Folk it from Pablo Ruiz Sánchez on Vimeo.

Estamos cansados de los videos folclóricos sobre Sevilla a los que nos tiene acostumbrados nuestro exmo ayuntamiento.

Cuando vimos la portada de este video, nos temimos lo peor, una parodia ácida, una protesta encallecida… algo duro y hastiado, como lo estamos nosotros, con esa forma de entender y sobre todo de contar Sevilla.

Preparaos… y dadle al play.

Vía Pedro José Saavedra.

Concursos de Arquitectura.
Asiento 4 Sol

Pese a la polémica abierta en torno a la idoneidad de la plataforma Piensa Sol, os traemos el concurso Asiento 4 Sol. Creemos que el tema es interesante, y al estar patrocinado por una empresa sólida como Escofet, y gestionado por la OCAM, nos ha dado garantías como para pensar, no solo en traéroslo, como tantos otros concursos de arquitectura, sino en presentarnos.

Escofet. Mecat Guineueta. Daniel Modol
Foto CC by-nc-nd bcn.cat
Además de por todo el interés creativo, el premio, que sin ser fantástico nunca está de más y la necesidad de tener algo que hacer, el material que escofet propone como base del proyecto es muy interesante. La imagen anterior, sin ir más lejos, es de la fachada de “hormigón arquitectónico” que Daniel Modol ha diseñado para el Mercado de la Guineueta. Una malla hexagonal de hormigón armado con incrustaciones plásticas que tiene una pinta impresionante.

Escofet parece que se toma en serio lo de la investigación y desarrollo junto a los arquitectos.

Esta entrada sólo nos ha costado producirla 33 minutos…

Las capas de una ventana


De pequeña visitábamos la casa de mis tías muchas veces. Estaba muy cerca de la nuestra, pero mientras yo vivía en un piso moderno ellas lo hacían en un bloque antiguo que hoy aún sigue en pie.

Cada vez que entraba en su salón me maravillaba su ventana balconera.

Había algo en ella que hacía que el mismo espacio fuera diferente según la hora o el mes en el que estuviéramos.

Durante el invierno las contraventanas se echaban para intentar minimizar las pérdidas de calor a través de los junquillos de madera. Cuando la primavera empezaba a asomar la hoja ciega de la contraventana se abría para descubrir unos visillos translúcidos que escondían la calle pero que el sol conseguía atravesar y dar calidez a la sala. Entre marzo y mayo la ventana se abría de par en par desde por la mañana. El sol y los ruidos llegaban casi hasta la puerta y nos podíamos asomar protegidos por la barandilla. Pero por fin llegaba el verano y su calor y entonces aparecía la penumbra, una suave sombra creada por la persiana de tablillas de madera que se echaba por el exterior, se derramaba por la barandilla del balcón y sólo se levantaba en las noches en que no corría casi ni la brisa. La calle desaparecía entonces otra vez y con ella los vecinos de enfrente a los que ya no volveríamos a ver hasta que llegara septiembre y de nuevo la suave luz del otoño calentara las paredes de su salón y poco a poco el ciclo volvía a empezar.

Como la casa tampoco tenía telefonillo el balcón también era el lugar por el que echar las llaves para poder abrir la puerta o por el que simplemente saludar y desear buenos días cuando íbamos camino del colegio.

Hoy parece que hemos perdido esa relación con la climatología, las miradas o los ruidos y cerramos o abrimos nuestras ventanas sin asomarnos ni prestar atención a lo que pasa a nuestro alrededor.

Sin embargo, hace poco, durante una visita al casco histórico de Cádiz descubrí con alegría que allí los balcones y cierres, con sus gradientes de relación con el exterior seguían en uso.

El casco de Cádiz es muy condensado con viviendas antiguas de cuatro y cinco plantas, sin ascensor en muchos casos, que en sus inicios fueron viviendas familiares que con el paso del tiempo se convirtieron en viviendas colectivas de alta densidad. Disponer en estas viviendas de una salida al exterior es todo un regalo. La persiana de tablillas, ahora de plástico, esconde o permite descubrir interiores pequeños llenos de vida, pero también protege la intimidad de la ropa tendida secándose en el balcón aprovechando el aire y resguardándose del sol.

Una ventana o un balcón pueden ser sólo un hueco en nuestra fachada por el que entran la luz y el aire o pueden ser un umbral en el que pasan muchas cosas entre el exterior de la calle y el interior de nuestro hogar. De nosotros depende cómo lo usemos.


fotografías CC-by-sa arquitextonica

Territorio Percepción Abierta

territorio_dunar

Nuestros amigos del estudio Eddea Arquitectos han tenido la gentileza de invitarnos a asistir a la jornada de conferencias Territorio Percepción Abierta, que se celebrarán el próximo 4 de Mayo en el Parque Dunar de Matalascañas.

Solamente por volver a escuchar a dos de los ponentes como son Salvador Rueda director de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona o a nuestro querido Alfredo Rubio, profesor de Geografía Humana de la Universidad de Málaga, merecerá la pena asistir.

Os adjuntamos el programa de las conferencias en el que encontraréis más detalles de la jornada y datos de como reservar la plaza, importante dado el aforo limitado y lo interesante del evento.

¡Nos vemos por allí!

La Ciudad Viva, un modelo en La Red

laciudadviva

Una intensidad de trabajo más alta de lo usual me ha impedido hablar de algunos asuntos que han pasado este último par de meses.

El primero es la aparición de un nuevo agente en la Red que me tiene intrigado: La Ciudad Viva.

Autoefinida como:

…un proyecto de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio, que tiene como objetivo integrar e implicar a los ciudadanos en la defensa de la ciudad mediterránea: compacta, eficiente y compleja, habitable en el tiempo y en el espacio, como sistema físico y social, con capacidad para ofrecer a sus ciudadanos oportunidades de realización personal y colectiva.

Y con su objetivo principal, explícito:

…en impulsar un amplio debate social en torno a la ciudad, que se quiere traducir en la participación activa y responsable de la ciudadanía para poder realizar la carta de derechos y deberes de los ciudadanos (“Carta de Cádiz”), cuya aprobación se pretende en la ciudad de Cádiz en 2012, coincidiendo con la celebración del bicentenario de la Constitución de Cádiz de 1812. Construyendo, de esta forma y entre todos, una ciudad con y para los ciudadanos.

Tras estos dos argumentos, LCV no se queda solo en bonitas intenciones, hay acciones:

Monta un soporte en la red. Una web (LCV) que sigue creciendo casi cada día gracias al trabajo de un equipo sorprendente. Su blog tiene colaboradores de peso y sus artículos, en un formato muy adecuado a la red (empezaron siendo demasiado largos), y además han convocado un concurso de redactores que no está nada mal.

Uno de los puntos más contundentes, además del blog, es la apertura de un archivo digital sobre la ciudad, en abierto y estupendamente catalogado y etiquetado, de artículos de investigación. Un auténtico tesoro de conocimiento puesto a disposición de todos.

Publica una revista (que tuvieron la gentileza de enviarnos). Densa, muy densa, Con artículos de amplio espectro sobre intervención en la ciudad, desde enfoques sociológicos hasta la descripción exhaustiva y práctica de proyectos de rehabilitación en barrios o edificios singulares. Un abanico de temas que por amplio, no pierde coherencia.

Convoca un concurso de videos, tremendo error nuestro no haber anunciado una convocatoria tan interesante, sobre un tema tan amplio como la ciudad viva y cuyo premio fundamental es la invitación al Congreso Internacional de Quito 2009 “La Ciudad Viva como Urbs” y que también tiene como obejtivo fundamental trabajar en el futuro desarrollo de la Carta de Cádiz 2012.

Y además tiene una labor de difusión enormemente activa en plataformas paralelas de la Red, un grupo en Facebook (189 miembros en el grupo) y un canal en twitter (95 followers y subiendo).

Un trabajo coherente, profesional que tenemos que alabar y al que solo podemos augurarle un crecimiento exponencial.

Arquitectura de guerra

A través de twitts de dos fantásticas webs (vamos a dejar de decir blog que es un snobismo casi peyorativo) de arquitectura como son Pruned y BldgBlg llegamos a una serie de reflexiones, más o menos acertadas sobre la arquitectura y su relación con los conflictos armados. Arquitectura y guerra vamos…

BldgBlg nos habla del conflicto a través del PFC de Viktor Ramos en la Universidad de Rice, The Continuous Enclave: Strategies in Bypass Urbanism (El enclave contínuo: Estrategias de Urbanismo Bypass)

El proyecto “puentea” la segregación de los territorios palestino con “edificios grapa” capaces de alojar infraestructuras, viviendas, equipamientos y todo lo necesario para construir territorio.

A mi modo de ver una aproximación extremadamente simplista, pero a fin de cuentas una aproximación.

El artículo de Pruned me parece más interesante. Una ciudad fantasma, sin habitar, una ciudad que no es ciudad al no estar habitada y que solo sirve para entrenar a las tropas israelíes en las tácticas de guerra.

El texto de Pruned nos lleva a otro que es el que realmente me ha hecho pensar, un artículo de Eyal Weizman, del que hemos encontrado versión en español, sobre tácticas de guerra en las que los límites físicos de la ciudad y la arquitectura son totalmente reventados. Literalmente.

El artículo se llama Caminar Atravesando Muros:

Los soldados se desplazaban por la ciudad durante el ataque atravesando “túneles sobre la superficie” de un centenar de metros escarbados a través del contiguo y denso tejido urbano…se desplazaban horizontalmente atravesando muros de linde y verticalmente a través de agujeros abiertos en techos y suelos. Este tipo de movimiento forma parte de una táctica a la que los militares se refieren con metáforas que toman prestadas del mundo de la formación de agregaciones animales tales como “enjambrar” o “infestación”…

El movimiento tridimensional que, cruzando paredes, techos y suelos, atravesaba el volumen urbano reinterpretaba, cortocircuitaba y recomponía tanto la sintaxis arquitectónica como la urbana…

Al esforzarse por ver lo que está oculto tras los muros, por desplazarse y propulsar la munición a través de ellos, el ejército parece haber elevado las tecnologías contemporáneas –apoyándose en ciertas teorías (casi contemporáneas)– al nivel de la metafísica, buscando desplazarse más allá del aquí y ahora de la realidad física, colapsando el tiempo y el espacio.

Dice Shimon Naveh, brigadier general retirado, fue hasta mayo de 2006 codirector del OTRI (Operational Theory Research Institute): …nuestros soldados, nuestros generales reflexionan sobre este tipo de materiales. Hemos establecido una escuela y desarrollado un curriculum académico que forma arquitectos operacionales

Con muros que ya no son sólidos ni legalmente impenetrables desde el punto de vista físico ni conceptual, la sintaxis espacial funcional que creaban –la separación entre dentro y fuera, privado y público– colapsa.

Caminar atravesando muros. Eyal Weizman
Traducción de Marcelo Expósito, revisada por Joaquín Barriendos

No dejo más porque me excederé del derecho de cita y quiero que venzáis la pereza, el artículo merece la pena leérselo entero.

Es muy interesante ver como planteamientos como el Situacionismo, las derivas o el espacio liso de Deleuze y Guattari, denostados y defenestrados por nuestra propia profesión,por el choque con las limitaciones que tiene la propia materialidad de la arquitectura, son apropiados por los pensadores militares en cuanto ven que, gracias a la tecnología y la fuerza bruta, pueden soslayar todas esas limitaciones físicas. Terrorífico.

Este tema me permite además contaros algo que tenemos marcado en nuestro pequeño cerebro de arquitectos desde hace años.

En el verano de 2002, todavía como estudiantes, tuvimos la suerte de participar en el seminario Madrid Games 2012 que convocó el Ministerio de Fomento en La Arquería.

Durante los meses previos estuvimos colaborando en el estudio de uno de los participantes preparando material de trabajo para el seminario. Trabajamos exhaustivamente sobre un plano de Madrid capital, analizando y superponiendo capas de información que nos parecieron relevantes.

El resultado nos pareció interesante, hasta que el arquitecto para el que hacíamos el trabajo lo vió.

“Esto cae en malas manos y destroza Madrid…”

Acontecimientos posteriores nos recordaron esa frase como un terrible augurio. Nunca llegamos a usar ni publicar ese plano.

Arne Quinze en Munich, otra más…


Arne Quinze en Múnich

No podía dejar de publicarlo. Siendo tremendamente elementales, llegando incluso a la simpleza, me fascinan las instalaciones de Arne Quinze.

Tan dentro del concepto de hipoarquitectura como del de arte.

En el trabajo de Quinze la monomaterialidad, la recurrencia al aparente desorden o el uso del color y del espacio, son todos conceptos que nos pueden hacer pensar sobre esta forma tan contundente de apropiarse del espacio urbano.

Vía Archidose, otra lectura obligada en vuestro lector de canales favorito…

(Por si no se os ha ocurrido poner el ratón encima, la panorámica es interactiva…)