Tag Archives: colegios profesionales

Reflexiones tras el Laboratorio de Ideas del COAG.

Como sabréis ya muchos, la semana pasada estuvimos participando en el Laboratorio de Ideas del COAG en su sede de Vigo.

La labor de documentación que los colaboradores del Laboratorio han estado y están realizando es extensísima y muy organizada, así que no voy a caer en hacer una crónica que uséis para esquivar el ver los videos de las mesas de debate. Merece la pena que las veáis todas. Sin excepción.

Lo que si me voy a detener es en sacar ciertas conclusiones (personales pero si no transferibles si comunicables) de lo que pasó y se dijo en dos días de intenso trabajo. Si no cito nombres no es solo porque la intensidad me nuble la memoria, si no porque creo que ha sido un trabajo en equipo, y aquí me contradigo en mi aversión por los colectivos profesionales. El laboratorio, la presencia y acción de todos dio mucho resultado. Os cuento:

Estamos haciendo acto de contricción.

Tal cual. Asumimos que, como profesión, hemos metido la pata y bien hasta el fondo. Hemos estado trabajando, como mulas algunos y otros como bulldozers, pero trabajando. Porque había trabajo. El que ante una oportunidad de desarrollar un proyecto de digamos … viviendas (y completad aquí con cualquier número que se os ocurra) hubiera dicho que no hace 5 años que tire la primera piedra.

¿Ninguno? Bien, sigamos.

El acto de contricción lo estamos haciendo sobre todo los justos.

Los pecadores no estaban en el laboratorio de ideas. Los que tiran honorarios por los suelos. Los que han rellenado el hueco anterior con un número mayor o igual a 200, los que todavía, por acumulación de excedentes, siguen respirando. Esos no se arrepienten de nada y solo están esperando que todo vuelva a ser como antes.

La sociedad no se entera de lo que hacemos, y es culpa nuestra.

Hemos estado mucho tiempo ocupados trabajando y como, por suerte, había mucho, nos hemos olvidado de que servimos a las personas, no al mercado ni a la disciplina, y que a estas personas es a las que tenemos la obligación de rendir cuentas, y sobre todo, de hacerlo de forma clara y comprensible.

Una compañera del laboratorio, y me permitís que obvie su nombre por respeto, me decía, con los ojos enrojecidos, que su madre había fallecido sin que ella hubiera sido capaz de hacerle comprender su trabajo. La tristeza de su voz todavía me sobrecoge.

La arquitectura es una profesión de futuro.

Trabajamos con lo que puede ser, en futuro, en algo que todavía no existe. Es innegable que el futuro lo construimos nosotros y tenemos que estar ahí. Si además añadimos todo lo que tiene que venir, entenderemos que podemos trabajar de tantas cosas como queramos, que estamos capacitados para mucho, incluso para lo que todavía no está inventado.

La arquitectura, como profesión y/o formación, es elástica.

La profesión se estira, abarcando infinidad de ramas, nichos, especialidades, versatilidades… La arquitectura es una de las actividades profesionales más complejas. Si la ejercemos de forma holística bien, si la ejercemos fragmentándola y apropiándonos de una especialidad concreta, igual de bien o incluso mejor.

La ciudad es de las personas y si estamos para servirlos, la ciudad es nuestra responsabilidad.

La producción y reflexión sobre la ciudad y el territorio se ha abandonado en manos de otras disciplinas. El trabajo sobre estos organismos vivos tecnificados tan tremendamente complejos nos necesita, si no las personas se verán aplastadas por otros intereses. Volvamos a la producción de ciudad y territorio.

Debemos construir una red de personas.

Tenemos la oportunidad y los medios de construir una red de personas, una Red que nos de seguridad, que nos siga permitiendo ser nosotros pero sentir el respaldo de la profesión, de los compañeros. Una Red que nos permita actuar de forma más fuerte y amplia, aumentando el impacto de nuestro trabajo. Una Red que gracias a la tecnología, pero desde las personas, sirva de tejido humano.

Un subidón profesional.

Poder participar en el Laboratorio de Ideas del COAG ha supuesto una inyección de positivismo profesional que espero podáis absorber viendo todo el trabajo que se generó. El consenso fue muy alto. Incluso en las voces discrepantes encontrábamos, en el debate, que había acuerdo en fondo e ideas, y que quizás solo había diferencias, matices, en las formas.

Lo que me quedó claro, es que podemos y debemos salir de esta, con generosidad, con convicción, con miras de y al futuro. Con arquitectura y sobre todo, con personas.

Una de las auxiliares del vuelo que nos llevó a Vigo, después de toda la retahila de seguridad y promoción publicitaria, acabó con una frase que para mi sintetiza perfectamente la actitud necesaria en este momento.

Y ahora, ¡a volar!

Una ocasión histórica.
Proceso abierto para la reformulación de los Estatutos del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla.

Castellers de Vila Franca (42)
Fotografía CC-by de Andrés Umida

Todos los compañeros colegiados en el COAS, debéis haber recibido la convocatoria de Asamblea Extraordinaria y la documentación al respecto.

Un grupo de más de 300 compañeros, entre los que nos incluimos, hemos firmado la solicitud de Asamblea Extraordinaria a la que la convocatoria hace referencia.

Compañeros con bastante vida colegial no recuerdan una iniciativa como esta en el COAS. En la convocatoria, la Junta de Gobierno del COAS nos informa de la imposibilidad legal de llevar a cabo la petición por, entre otras cuestiones, incumplimiento de los plazos establecidos para garantizar la mayor participación de los colegiados en el proceso.

No obstante, la Junta de Gobierno, atendiendo a la sensibilidad mostrada por este grupo de compañeros, ha considerado oportuno informar y deliberar con todos los colegiados sobre el proceso participativo para la reforma de los Estatutos Particulares del COA de Sevilla proceso ya iniciado a instancia de la Junta de Gobierno y del que se informó en la pasada Asamblea General de diciembre de 2010.

(sic. de la convocatoria)

La oportunidad de este momento es crucial. Muchos creemos en un Colegio distinto, apoyándose en las capacidades demostradas del actual pero que sea capaz de evolucionar hacia un modelo más abierto, más plural y más acorde a las circunstancias de nuestra profesión y nuestra sociedad.
No es el momento de discutir sobre el origen de la iniciativa, ni de ponerse medallas. Es el momento para que todos aquellos que tenemos en mente el cambio trabajemos de forma ordenada y conjunta por ello en el seno de la institución.

Es el momento de actuar.

Hemos llegado a escuchar de boca de muchos compañeros ideas como la necesidad de extinción de los colegios, la disolución de los mismos para un nuevo comienzo y propuestas del estilo.
No es posible.
Porque no es posible dejar a un colectivo de profesionales en el desamparo, ni siquiera por un instante, porque la situación es tan grave que, si ya nos falta cohesión profesional, sin los colegios seríamos como humo que se esfuma con el aire.
Pero el cambio si es posible, aunque no por resistencia. El cambio es posible producirlo desde dentro, aportando ganas e ilusión.
Para esto es necesario trabajar según las reglas de participación democrática a las que aceptamos someternos cuando nos inscribimos en la institución, esas mismas reglas que permiten que cuando nos equivocamos en las formas de acción o en el cumplimiento de los procesos administrativos, la institución ponga en marcha mecanismos para escuchar a todos los colegiados.

Las más de trescientas firmas que se han movilizado solicitando una reforma del régimen electoral pueden estar equivocadas en forma, pero en lo que no estarán equivocadas es en la expresión clara y directa de una voluntad de cambio.

Es hora de que todos participemos, exponiendo en abierto nuestras discrepancias y nuestros puntos en común, para, entre todos, construir un Colegio nuevo, que aprende de su historia y evoluciona hacia una entidad más sólida, más plural y más abierta.

Es hora de que acudamos a la Asamblea, a nuestra asamblea, para que todas las voces, acordes y dispares que haya en el Colegio, que haya entre los Colegiados, se hagan oir.

El Jueves 14 de Abril es imperativo que estemos todos en la sede de FIDAS. No solo porque nuestros estatutos nos obligan si no porque nuestra condición de profesionales debe movernos a no seguir despegados de nuestra institución.

El Colegio somos todos.

Los Colegios tienen las puertas abiertas… ¿entras?

El papel actual y futuro de los colegios profesionales está en entredicho. En los últimos meses se están consolidando muchos temores que llevaban tiempo anunciándose. Ley Omnibus, nuevas estructuras de los planes de estudio, Ingeniería de la edificación…

No voy a entrar en la idoneidad de organizaciones profesionales actuales. Los colegios llevan muchos años sin variar sus estructuras cuando sus miembros varian las de sus estudios casi diariamente. Está claro que tienen que evolucionar… Y deben hacerlo por nuestra iniciativa.

Ayer, los colegiados de Sevilla, recibimos un aviso de secretaría en el que, entre otros temas, se nos recordaba que el plazo de presentación de propuestas para la próxima asamblea ordinaria finaliza el próximo 1 de Noviembre.

Los que habéis coincidido alguna vez con nosotros en asambleas sabéis que ha sido una de nuestras constantes… y ya ha sucedido.
Se ha avisado a todos los colegiados del COAS de que pueden presentar propuestas para que la asamblea las someta a votación…

La pelota enstá en nuestro tejado, los colegios son instituciones democráticas y está en nuestras manos hacer que funcionen como tales.

Queda mes y medio para que finalice el plazo, y el único requisito para que la propuesta sea considerada es que esté avalada por las firmas de cinco colegiados y que sea presentada antes del día 1 de Noviembre.

Pero recordad, que mil propuestas de cambio presentadas a la asamblea no consiguen nada si no somos capaces de hacer el esfuerzo de dedicarle dos o tres horas a las dos asambleas ordinarias que se convocan al cabo del año…

Nuestra presidencia del CSCAE.
Si, pero…

actualización (2009_11_04): Ya están disponibles las grabaciones de la mesa redonda. Los que no tuvísteis ocasión de oirla en directo aun podéis escuchar las ponencias de cada candidato y así posicionaros con una opción clara y sobre todo informada.

Es muy tarde y estamos muy cansados, la jornada ha sido muy intensa, tanto mental como físicamente, pero no podemos dejar pasar la oportunidad después de haber leido con atención los programas, escuchado los podcasts y las participaciones de la mesa redonda (gracias por tan ingente labor a Scalae.net, a Félix Arranz y a Radio Círculo, al Círculo de Bellas Artes de Madrid y a su Presidente, Juan Miguel Hernández de León, que ha apoyado y contribuido en la organización y soporte del encuentro.).

Tenemos que posicionarnos.

Parecerá café para todos, pero realmente estamos convencidos de que la diversidad de posibilidades que plantean los cinco candidatos es una ocasión única que debe ser aprovechada para trabajar en equipo. Se deben dejar a un lado definitivamente las diferencias territoriales y de tamaño para aprovechar las virtudes y fuerzas de cada uno y así conseguir un grupo sólido y potente.

Jordi Ludevid como Presidente del CSCAE. Por su experiencia en modelos de solvencia demostrada, por su voluntad de realizar una gestión integradora y operativa, capaz de superar límites territoriales y pensar en un colectivo único y coherente. Por su trabajo para con los jóvenes, el visado de calidad y la oficina de concursos extrapolada a un nivel nacional.

Francisco Camino
, como complemento necesario a la presidencia, por la ambición de su apuesta, claramente de máximos. Por su propuesta de reformulación de las relaciones entre los colegios y los arquitectos. Por su defensa de las pequeñas estructuras territoriales y profesionales. Por defender modelos alternativos a los actuales que permitan el trabajo con dignidad a los jóvenes arquitectos, entre ellos el trabajo en red alejado del modelo de estudio-empresa.

Jaime Duró como agente del CSCAE frente a la administración en todos los niveles por su defensa coherente y extrema de la profesión y de sus virtudes.

Pero, para que esto funcione, creemos que deberían pasar una serie de cosas:

Ludevid debería dejar participar a todas las estructuras internas que existen dentro de esa unicidad que plantea, y después actuar él con decisión. Debería también apoyarse en Duró y aumentar las exigencias respecto a la titulación. El Master es de 360 créditos más 30 de prácticas profesionales.

Camino debe operar en el perfil bajo. Siendo agente más que director y aprovechar el soporte del CSCAE para hacer todo lo que quiere conseguir para los arquitectos, grupo en el que él si incluye a todos los que no están colegiados. Si hiciera falta, debería ayudar a Duró a consolidar la apuesta de máximos frente a Bolonia.

Duró debe concentrar todas sus energías en defender esos máximos sobre los que ya tiene experiencia, y al mismo tiempo dejarse complementar en su idea de los modelos profesionales por todas las aportaciones que puedan llegar desde Ludevid y Camino.

Y la pega a los tres. La comunicación ahora mismo no se trata de un newsletter mensual, ni de que la web del consejo sea nuestra página de cabecera. Se trata de un cambio de actitud, de ser transparentes, de estar permanentemente aportando a la red de profesionales que somos todos los arquitectos de forma que esta se haga fuerte y sólida. No se trata de que el CSCAE esté en la red.

Se trata de que el CSCAE sea red.

Arquitecto 360. Por una formación digna para los arquitectos.
Manifestación 23 Octubre en Madrid.

El grupo de facebook Los arquitectos pierden su título nos remite a una carta de D. Ricardo Aroca sobre el por qué y el como de la situación actual en la que se encuentra nuestra profesión.

Nos permitimos transcribiros la carta tal cual, reconociendo a su autor. Que no os engañe el tono coloquial, la carta es de una claridad propia solo de un profesional de la talla de D. Ricardo.

La carta completa en “sigue leyendo”. Más información aquí.

Continue reading Arquitecto 360. Por una formación digna para los arquitectos.
Manifestación 23 Octubre en Madrid.

Carta abierta al futuro presidente del CSCAE.
Declaración en Scalae.

Félix Arranz y el equipo de Scalae, nos invitaron a participar en una ronda de declaraciones dirigidas a los candidatos a las elecciones a la presidencia del CSCAE.

Podéis escucharla aqui.

Es muy abrumador encontrarnos en la misma palestra que gente a la que admiramos mucho tanto por su profesionalidad y trabajo como por su valía personal, pero lo que más nos llama la atencion es el gran acuerdo general que transmiten las declaraciones que hacemos todos.

Si todos estamos tan de acuerdo, ¿por qué nos vemos en esta situación?

A continuación os dejamos el texto de la declaración que hicimos desde arquitextonica.

Carta abierta al futuro presidente del CSCAE.

Estimado compañero:

Dentro de poco, si todo va como es debido, serás el presidente del Consejo Superior de Arquitectos de España. Nada más y nada menos.

Un amigo nos ha dado esta oportunidad de escribirte, de hablarte cara a cara y no hemos podido rechazarla, aunque no te niego que el reto no nos supere, y bastante. ¡Si solo llevamos seis años de profesión!

Porque, ¿tú sabes como empezamos? Pues, como muchísimos de nuestros compañeros, tantos que quizás ni los propios colegios quieran saber cuantos son.

Empezamos trabajando para otros compañeros. Dándonos de alta como autónomos, cuando en realidad no teníamos otro ingreso que el de nuestro jefe, y dudando de si colegiarnos o no, porque incluso la ridícula cuota anual se nos hacía un mundo… Cuando seguimos viendo a amigos trabajando así nos hierve la sangre…

Poco después empezamos a tener nuestros primeros clientes. ¡emocionante! Si vieras lo que seguimos luchando para hacernos entender… Aunque quizás lo que tengamos que hacer es dejar de complicarnos.

Quizás, solo tengamos que dejar de hablar en arquitecto y empezar a hablar como las personas normales, en humano… No se por qué, nos da que todos los compañeros, toda la profesión, debería empezar a hablar en humano…

Con los clientes hay una cosa que nos cuesta. Tú seguro que lo habrás vivido, cuando nos aprietan los plazos, y nos piden que rebajemos los honorarios.

Nos da la sensación de que cuando tratan así a los arquitectos, sienten que la arquitectura es un producto mercantil… Pero nosotros estamos convencidos de que es un servicio, que tratamos con personas y que las servimos para intentar, si nos dejan, mejorar sus vidas…

Y creemos que como nosotros, lo entienden también muchos compañeros. Por eso nos empeñamos en mantener nuestra pequeña oficina, en lo que debería ser el salón de nuestra casa pero que no lo es por que no tiene ni tele ni sofá, pero que nos deja atender con profesionalidad a nuestros clientes…

Cada vez que los colegios hablan de grandes estudios y de asociaciones y de empresas de arquitectura, siempre pensamos que desde las grandes empresas es más difícil servir a las personas porque todo se vuelve anónimo, y que nuestros clientes, en nuestro pequeño estudio, dicen que están como en casa… y que deja de importarles nuestra juventud y nuestra escasa experiencia porque confían en nosotros…

Porque mira que es bonita nuestra profesión ¿verdad? Quién nos lo hubiera dicho cuando sufríamos en la Escuela con las entregas, hace tan poco tiempo de eso que todavía nos preguntamos por qué los Colegios no están en la Escuelas, y por qué las Escuelas no están en los Colegios…

Y es que la arquitectura es tan plural y tan diversa, pero al mismo tiempo tan única. Parece increíble que todos seamos simplemente arquitectos, ni más ni menos, con todo y con lo poco que ello implica.

Y fíjate que hacemos cosas distintas, pero ¡con tantas ganas! ¡Como trabajan los compañeros en la universidad! Batallando con las comisiones académicas que dicen de lo suyo ¡que no es investigación! Que eso es solo creatividad, ideitas… Aunque no se, porque, por mucho que se empeñen otros, no creemos que seamos ingenieros, técnicos, humanistas o incluso artistas… somos solo arquitectos ¿verdad compañero?

Y es que, desde esta profesión, porque de la pasión que le ponemos no podemos llamarlo trabajo, al final, a lo único que aspiramos es a entender un poco más esta sociedad en la que andamos… Sería estupendo llegar a comprenderla ¿no?

Te imaginas que los arquitectos pudiésemos opinar desde esa comprensión… Así haríamos ver que si el mercado rebajase sus prisas y sus demandas podríamos dar mejores productos, más reflexivos y de mejor calidad.

Y, como todo necesitaría más atención por nuestra parte, tendríamos que repartirnos las tareas, y quizás incluso habría trabajo para todos…

Porque somos un montón buscando trabajo ¡eh! Solo tienes que mirar en los concursos… cuantos compañeros trabajando y trasnochando, cuantas horas y cuantos euros, invertidos en sacar adelante eso que muchos mal llaman “ideas”.

Tú sabes que esos paneles coloridos realmente esconden detrás procesos de trabajo de una profesionalidad enorme y que al final se entregan con confianza ciega en la administración y una generosidad casi infinita… ¡Si la administración supiera eso!

Y no te digo ya lo que pasaría si los jóvenes pudiéramos presentarnos a todos los concursos… Sería fantástico. ¡Se generaría una competitividad estupenda para la profesión! Donde ahora hay un ciento de equipos trabajando para proponer ideas, entrarían varios cientos más…

Pero claro, la administración tiene sus razones para desconfiar de nosotros ¿no? A los jóvenes nos queda tanto que aprender… No se ni como nos dejaron salir de las escuelas…

No queremos entretenerte más de la cuenta, y nos perdonarás que te hayamos llamado compañero a secas. Pero está tan manido el “querido amigo y compañero…” A la mayoría ya le suena a chiste, como casi todo lo que les llega de los colegios, que ni se lo leen.

Pero ese no es nuestro caso ¡eh! que nosotros, con lo chicos que somos, llegamos a presentarnos a unas elecciones… pero no pudo ser. ¡Y mira que teníamos ganas!

Lástima que los Colegios sigan arrastrando esa injusta imagen de rancio e inútil por no hacer ver todo lo que hacen… No sería mala idea aplicarnos lo de la transparencia ¿no? Con lo de la sociedad de la información todo se hace muy fácil ¿verdad?

Terminamos de darte la lata con un pequeño ruego: Que te des algo de prisa en poner en orden el patio, que la situación no pinta nada buena… Pero si cuando estés metido en faena ves que te supera, pide ayuda a tus compañeros, los arquitectos, que somos muchos y para eso estamos…

Recibe un coridal saludo,

Lourdes Bueno y Miguel Villegas.


Por un máster de 360 créditos para los arquitectos

Somos más de 50.000 pero en la manifestación de Madrid del día 29 de Mayo no estábamos todos.

Defendemos que la única titulación universitaria que habilite para el ejercicio de nuestra profesión sea un ciclo de 360 créditos con la categoría de Máster en Arquitectura

.

Asambleas del COAS 19 de Mayo
¡Participa!

Ya hemos escrito mucho sobre los Colegios de Arquitectos y en particular sobre el COAS, el nuestro y también hemos hecho patente nuestras discrepancias con las formas de proceder, que no con los argumentos ni con las intenciones, de la actual Junta de Gobierno del COAS, pero en este artículo no vamos a discutir ni criticar.

En este artículo vamos a demandaros vuestra participación en las asambleas.

El próximo 19 de Mayo se celebran asamblea extraordinaria y asamblea general ordinaria del COAS y lamentaríamos muchísimo que en ella volviera a haber una participación de compañeros colegiados tan exigua como en las anteriores.

¿Por qué creemos que es importante participar en las asambleas?

Porque, estando de acuerdo o no con las estructuras administrativas y su razón de ser, el COAS es el único organismo cuya misión primera y fundamental es velar por nosotros, los arquitectos de la provincia de Sevilla, y por nuestros intereses.

Porque estando de acuerdo con las acciones que el COAS tome, la Junta de Gobierno necesita de un respaldo de sus colegiados que vaya más allá de darle el voto en las elecciones.

Porque estando en desacuerdo con las acciones que tome, la Junta de Gobierno debe conocer de viva voz ese desacuerdo y verse obligada por ese conocimiento a modificar esas acciones.

Porque la asamblea es un lugar de proposición, aunque las otras ocupaciones que nos distraen no nos dejen acordarnos de que hay tiempo para proponer y en última instancia, al final de las asambleas siempre hay tiempo para rogar.

Porque quejarnos de lo mal que funciona o alabar lo bien que se trabaja en el COAS cuando charlamos delante de un café no lleva a ningún sitio si no lo expresamos en la asamblea.

Porque sorprendernos a toro pasado de lo que ocurre y se decide en las asambleas debería darnos vergüenza por nuestro inmovilismo.

Porque las decisiones de la asamblea, tomadas con responsabilidad por una participación ínfima respecto al total de compañeros, afectan a una mayoría que puede no estar de acuerdo con ellas.

Por todo lo anterior te pedimos que acudas a las asambleas del próximo 19 de Mayo en FIDAS.

Toda la documentación sobre los temas que se van a tratar está a disposición de los colegiados en la web del COAS.