Tag Archives: crisis

Reflexiones tras el Laboratorio de Ideas del COAG.

Como sabréis ya muchos, la semana pasada estuvimos participando en el Laboratorio de Ideas del COAG en su sede de Vigo.

La labor de documentación que los colaboradores del Laboratorio han estado y están realizando es extensísima y muy organizada, así que no voy a caer en hacer una crónica que uséis para esquivar el ver los videos de las mesas de debate. Merece la pena que las veáis todas. Sin excepción.

Lo que si me voy a detener es en sacar ciertas conclusiones (personales pero si no transferibles si comunicables) de lo que pasó y se dijo en dos días de intenso trabajo. Si no cito nombres no es solo porque la intensidad me nuble la memoria, si no porque creo que ha sido un trabajo en equipo, y aquí me contradigo en mi aversión por los colectivos profesionales. El laboratorio, la presencia y acción de todos dio mucho resultado. Os cuento:

Estamos haciendo acto de contricción.

Tal cual. Asumimos que, como profesión, hemos metido la pata y bien hasta el fondo. Hemos estado trabajando, como mulas algunos y otros como bulldozers, pero trabajando. Porque había trabajo. El que ante una oportunidad de desarrollar un proyecto de digamos … viviendas (y completad aquí con cualquier número que se os ocurra) hubiera dicho que no hace 5 años que tire la primera piedra.

¿Ninguno? Bien, sigamos.

El acto de contricción lo estamos haciendo sobre todo los justos.

Los pecadores no estaban en el laboratorio de ideas. Los que tiran honorarios por los suelos. Los que han rellenado el hueco anterior con un número mayor o igual a 200, los que todavía, por acumulación de excedentes, siguen respirando. Esos no se arrepienten de nada y solo están esperando que todo vuelva a ser como antes.

La sociedad no se entera de lo que hacemos, y es culpa nuestra.

Hemos estado mucho tiempo ocupados trabajando y como, por suerte, había mucho, nos hemos olvidado de que servimos a las personas, no al mercado ni a la disciplina, y que a estas personas es a las que tenemos la obligación de rendir cuentas, y sobre todo, de hacerlo de forma clara y comprensible.

Una compañera del laboratorio, y me permitís que obvie su nombre por respeto, me decía, con los ojos enrojecidos, que su madre había fallecido sin que ella hubiera sido capaz de hacerle comprender su trabajo. La tristeza de su voz todavía me sobrecoge.

La arquitectura es una profesión de futuro.

Trabajamos con lo que puede ser, en futuro, en algo que todavía no existe. Es innegable que el futuro lo construimos nosotros y tenemos que estar ahí. Si además añadimos todo lo que tiene que venir, entenderemos que podemos trabajar de tantas cosas como queramos, que estamos capacitados para mucho, incluso para lo que todavía no está inventado.

La arquitectura, como profesión y/o formación, es elástica.

La profesión se estira, abarcando infinidad de ramas, nichos, especialidades, versatilidades… La arquitectura es una de las actividades profesionales más complejas. Si la ejercemos de forma holística bien, si la ejercemos fragmentándola y apropiándonos de una especialidad concreta, igual de bien o incluso mejor.

La ciudad es de las personas y si estamos para servirlos, la ciudad es nuestra responsabilidad.

La producción y reflexión sobre la ciudad y el territorio se ha abandonado en manos de otras disciplinas. El trabajo sobre estos organismos vivos tecnificados tan tremendamente complejos nos necesita, si no las personas se verán aplastadas por otros intereses. Volvamos a la producción de ciudad y territorio.

Debemos construir una red de personas.

Tenemos la oportunidad y los medios de construir una red de personas, una Red que nos de seguridad, que nos siga permitiendo ser nosotros pero sentir el respaldo de la profesión, de los compañeros. Una Red que nos permita actuar de forma más fuerte y amplia, aumentando el impacto de nuestro trabajo. Una Red que gracias a la tecnología, pero desde las personas, sirva de tejido humano.

Un subidón profesional.

Poder participar en el Laboratorio de Ideas del COAG ha supuesto una inyección de positivismo profesional que espero podáis absorber viendo todo el trabajo que se generó. El consenso fue muy alto. Incluso en las voces discrepantes encontrábamos, en el debate, que había acuerdo en fondo e ideas, y que quizás solo había diferencias, matices, en las formas.

Lo que me quedó claro, es que podemos y debemos salir de esta, con generosidad, con convicción, con miras de y al futuro. Con arquitectura y sobre todo, con personas.

Una de las auxiliares del vuelo que nos llevó a Vigo, después de toda la retahila de seguridad y promoción publicitaria, acabó con una frase que para mi sintetiza perfectamente la actitud necesaria en este momento.

Y ahora, ¡a volar!

Buscar trabajo como arquitecto joven:
Unas cuantas sugerencias.

Picture of a working workerfotografía cc by-nc by Ro_buk

Llevamos tiempo con este tema en la mente. Somos un estudio pequeño y con una trayectoria todavía corta, con lo que cada vez que recibimos un currículum, y recibimos muchos, nos abruma ver tanto potencial que no podemos aprovechar.

Y como no podemos contrataros a todos los tremendos arquitectos que nos pedís trabajo, vamos a tratar de ayudaros así, escribiendo esta pequeña lista de recomendaciones. No pretendemos colocarnos por encima de nadie, pero al recibir los CVs nos hemos visto en la necesidad de evaluarlos y hay cosas que nos han parecido interesantes, otras nos descolocaban y otras nos han dejado desagradablemente soprendidos. Os dejamos la lista de sugerencias con nuestras impresiones al respecto:

  1. Selecciona tus objetivos. Estudia las empresas en las que te gustaría trabajar. Ordénalas por orden de preferencia y empieza por la más alta, aquella en la que realmente te encantaría estar trabajando. Ya tendrás tiempo de ir bajando en la lista.
  2. Dirígete a las personas. Entérate de quién se encarga del tema de personal, o del nombre de los titualres del estudio y dirígete a ellos. Si nos llega un correo que lo primero que dice es “Hola Lourdes y Miguel” os puedo asegurar que lo leemos entero. Si nos llega otro que dice “Hola, me encantaría trabajar con vosotros” (y ya está, caso verídico) lo leemos entero pero ya nos interesa menos porque esa persona no se ha tomado interés en nosotros.
  3. Personaliza tu solicitud de empleo. Estudia un poco que hace el estudio/empresa a la que te diriges, y de una forma muy concisa, expón qué es lo que te interesa y qué crees que puedes aportar a su trabajo. No hagas la pelota. Se nota y deja una sensación rara.
  4. Acompaña un portafolio gráfico con tu trabajo. Aunque tu especialidad no sea proyecto, los arquitectos, y en general todos en esta época, somos seres visuales. Si eres calculista de estructuras, que haya una foto de cada estructura que has calculado, o un diagrama de colorines del ansys, pero añade algo visual. Un CV de cuatro folios de texto es duro de leer.
  5. Despliega tus capacidaddes. Como nos sugiere Fco. Javier. Puede ser mucho más importante contar no todos los trabajos que has hecho si no qué has hecho y por qué esa tarea es importante para ti.
  6. Se conciso en tu portafolio. Cinco o seis de tus mejores proyectos y un A4 por cada uno (no te olvides de que en el PDF se puede hacer zoom), son más que suficientes.
  7. Si has trabajado con/para otros compañeros, indícalo. Si incluyes como proyecto la sede de la filarmónica de Berlin, no trates de colarla e indica que tu trabajo fue el de recortar las esquinas de las curvas hasta dejarlas lisitas…
  8. Cuida la presentación. Hemos recibido CVs de compañeros presentados en Times New Roman. No tenemos nada contra la Times… bueno si, es la letra por defecto de MSWord y su uso suele indicar que no te has tomado la molestia de preparar la imagen de tu trabajo.
  9. Construye tu marca personal. Como nos comenta Fernando de Terapia Urbana es el prime paso. Tú mismo eres una empresa que a los compañeros a los que te diriges debe interesar contratar. No descuidemos tampoco el tema de la identidad digital de esta/tu empresa.
  10. Prepara un soporte web. Nada espectacular. Algo sencillo que respalde tu trabajo. Si evitas el MySpace y el uso de webs superfantásticas en flash mejor que mejor. ¿Adjuntas un enlace a tu perfil en LinkedIn  y lo tienes al día? Perfecto. ¿Tu portafolio lo tienes ordenado en una presentación a pantalla completa en Flickr? Estupendo. ¿Tienes un video de tu presentación de proyectos XIX en la escuela en el que montaste infografías sobre video capturas? Eres un crack y tu trabajo es muy interesante. Aprovéchalo. Ojo, todos los ejemplos anteriores son a coste 0,00€…
  11. Trata de conseguir una entrevista personal. Si crees que te defiendes mejor en persona, tienes algo interesante que aportar o alguna propuesta. Trata de conseguirlo. Sobre todo en estudios pequeños como el nuestro. Nuestra última colaboración surgió así. Un CV+Portfolio interesante, que teníamos convenientemente archivados, un café para conocernos en persona y al día siguiente Ignacio se había incorporado al estudio.
  12. Si tienes experiencia especial en algún tema se concreto. Poner, en 2011, que entre tus conocimientos informáticos está “internet” no solo no es relevante si no que evidencia que no sabes en que año vives.
  13. Usa tus referencias y contactos. Si algún antiguo jefe o profesor relevante te puede escribir una carta de recomendación, pídesela y adjúntala a tu CV. Si alguien puede hablar bien de ti seguro que te ayuda.

Sin haberlo esperado nos ha salido un decálogo, pero seguro que tenéis más ideas (ya sabéis, a los comentarios), ya sea de vuestra experiencia buscando curro o recibiendo solicitudes.

Esperamos que os sea de ayuda. La situación es muy dificil y hay muchísimo potencial en la calle y muchos arquitectos en sus oficinas que no saben que podéis ser una potente aportación a su estudio. ¡Ánimo!

Los arquitectos protestamos por la crisis y sus consecuencias…
pero, ¿hacemos algo?

Hoy hemos huido de nuestros habituales títulos alegóricos para tratar de equiparar la forma de nuestra percepción a la de los medios de comunicación. Voy a tratar también de ser breve, porque cada uno de estos temas daría para varias pantallas, y nuestro scroll ya es largo…

Empecemos por el Congreso Nacional sobre el Futuro del Arquitecto. Cuyo programa no se publicó hasta diez días antes de la fecha de celebración. A los ponentes no los voy a invalidar, faltaría más, pero no puedo asumir que el Sindicato de Arquitectos de España, la AJAM y el Secretario del CSCAE sean una representación suficiente para validar el título del congreso.

Ahora, pasando de los argumentos a los hechos, tenemos la retransmisión del congreso, ventajas de las tecnologías de la información. Me ahorro citar las perlas… La sensación de arenga política equilibrada con rasgar de vestiduras

¿Les falta razón? En absoluto, pero pasar del dicho al hecho, en este caso, está costando ya más de un trecho…

Seguir quejándonos, manifestándonos, reuniéndonos en congresos… Ruido, cuando todas las estructuras se basan en la defensa de la profesión, en lugar de dedicarse a provocar el cambio necesario, todo me parece ruido.

Y no olvidemos que cuando se aproximan las elecciones a los Colegios de Arquitectos, lo que los candidatos necesitan es mucho ruido…
Si queréis leer una argumentación mucho más extensa y clarísima como siempre, pasad por N+1.

Manos tendidas y buen rollo…

Ablandado… Creo que ese es el término que mejor define nuestro estado en este momento. Estamos ablandados

Un fantástico fin de semana de descanso en el en que en arquitextonica, Lourdes y yo solitos en mano a mano, nos hemos dedicado a esa actividad tan reconfortante y relajante que es la entrega de un concurso de arquitectura.
Esa actividad tan frívola y tranquila que te permite estar varias noches sin dormir, o al menos durmiendo poco, y que te hace disfrutar de las delicias de la comida basura porque estás tan relajado concurseando que prefieres no ponerte a cocinar… Una lástima que nuestros colaboradores habituales hayan tenido otras obligaciones que les hayan hecho perderse tamaños placeres…

Retomando… el tremendo relax de este fin de semana nos ha imposibilitado contestar un par de correos que parecían sincronizados. Un par de correos que nos han ablandado.

Porque se han tomado la molestia de Ser Red y de escribir unas líneas en estos tiempos tan rápidos y frugales. Nos han ablandado porque esas líneas no se limitaban a decir “Hola”. Decían “Hola, estamos aquí y vosotros no lo estáis haciendo tan mal…”

Son palabras con las que nos acercamos unos a otros, que transmiten alegría y ganas de seguir. Palabras que nos fuerzan a intentar dejar de hablar de los problemas que todos tenemos, y que nos piden que hablemos de por qué seguimos haciendo esto tan relajado y que tanto rendimiento económico nos reporta (nótese la fina ironía…) que es la arquitectura… Palabras que nos ayudan a despejar esas dudas que tenemos constantemente y que hacen que nos preguntemos si el modelo por el que hemos optado tiene sentido.

Estas palabras, que tan de vez en cuando recibimos, nos dicen que si.

10^6 Gracias a RGRM y a 2p2d.

No sabéis lo mucho que significan estas manos tendidas cuando uno está tan relajado

Y ahora…¿Qué hacemos? Cuéntanoslo.

Crisis

En el architectural record, publican una Guía de Supervivencia para Arquitectos, un compendio de enfoques positivos sobre la situación en Nueva York y EEUU en general y como cada uno de los entrevistados, de los que acompañan el curriculum, piensa afrontarla.

Desde arquitextonica queremos replicar la iniciativa. ¿Te han largado de un mega estudio cual lastre sobrante?, ¿eres un autónomo solitario buscando a tus queridos promotores debajo de las piedras? ¿eres un joven arquitecto, menos de 40 según Europan, que aún no se ha colegiado ni dado de alta para ahorrarse los 3000 €/año de cuotas, y que subsiste con los mil euros que le da el jefe y trata de ganar concursos en lugar de dormir?

Cuéntanoslo. Pero cuéntanoslo en positivo, con ese espíritu de lucha incansable con el que entregábamos las prácticas de estructuras en la escuela, o con ese cinismo ácido y divertido con el que tratábamos los temas de instalaciones y acondicionamiento…

Cuéntanos que ideas tienes para pasar la crisis, para poder seguir haciendo arquitectura aunque lleguen cincuentamil masters reconvertidos de las ingenierías…
Seguro que tienes ideas, a fin de cuentas somos una profesión creativa ¿no?

Fotografía Copyleft By-De-Sa por Neil T