Tag Archives: CSCAE

#NOalaLSP. El CSCAE sigue trabajando por la arquitectura.

Foto CC BY Horia Varlan

El pasado jueves hubo un fuerte punto de inflexión en la situación que rodea a los acontecimientos que se han desarrollado desde que apareció el fatídico borrador para la nueva Ley de Servicios Profesionales.

El hecho fue la convocatoria que recibimos un grupo de arquitectos que estamos dedicados de forma activa a la comunicación por parte del CSCAE. ¿Por qué es un momento importante? Fundamentalmente porque implica el primer salto palpable del Consejo desde una posición institucional a una posición de comunicación activa.

El principio de la reunión trató de hacer patente este cambio de actitud. Se nos contó que el CSCAE está desarrollando una labor muy activa en numerosos frentes, nada menos que 29 iniciativas en favor de la arquitectura española, y que quiere tratar de ser una institución nueva, dirigida a la profesión del S XXI.

Seguimos en la reunión bastante rato alrededor de esos temas y debo decir que detecté algunas incongruencias en el discurso, pero es un tema secundario al fundamental que debemos tratar.

Algunos, sin ser representantes de nada, demandamos al Consejo, en la figura de su/nuestro Presidente y de la Directora de Proyectos, ambos en la reunión, que la situación de la nueva Ley de Servicios Profesionales preocupaba de una forma demasiado intensa a los arquitectos españoles, y que debían darnos algo de información para que os la pudiéramos contar.

No costó mucho esfuerzo, pese a la evidencia razonada, aunque no estemos de acuerdo con ella, de que no todo lo que ocurre en estos procesos se puede contar por su carácter puramente político.

El CSCAE está trabajando por el #NOalaLSP.

Y lo está haciendo de una forma coherente y activa. Está poniendo en marcha a un enorme número de sectores de la profesión, tanto docente como empresarial o profesional, para generar un frente sólido que demuestre nuestra razón.

En esa estructura de acuerdos y cohesión todavía faltan algunos agentes, sobre todo los arquitectos, colegiados o no, más jóvenes. Aquellos que están más despegados y desencantados, dentro de la desafección generalizada, de las instituciones.

Algunos, entre ellos nosotros, hicimos evidentes al CSCAE nuestra adhesión. Tenemos diferencias, por supuesto, pero no es el momento de discutir si son galgos o podencos.

La amenaza es evidente y grave, y es el momento de demostrar unidad.

Nosotros estábamos dispuestos a un acto de fe ciega, del tipo “firma este comunicado pre-redactado o similar” pero, superando nuestras expectativas, el CSCAE no actuó así en la reunión.

El Consejo es consciente de la desconfianza y desafección que se ha ganado (fundamentalmente arrastrada desde el proceso fallido de Bolonia por parte del anterior presidente), y está dispuesto a demostrar que las cosas ya están cambiando.

En esa línea, el CSCAE expuso todo lo que pudo sobre las iniciativas que está desarrollando contra la nueva LSP, y confió plenamente en nosotros, los arquitectos convocados, para juzgar y comunicaros según nuestro criterio y opinión.

Se está trabajando.

Y se está haciendo con reuniones semanales de fuerte intensidad, con una delegación permanente del Pleno Nacional de Consejeros que decide de forma consensuada la continuidad de las acciones, con el desarrollo continuo y sólido de una línea de argumentos más que capaz de demostrar los falaces razonamientos de las instituciones de las ingenierías (no olvidemos que no son los ingenieros si no sus instituciones).

Como decía, íbamos dispuestos a saltar a la batalla a ciegas si el CSCAE nos lo hubiera pedido, o a plantarnos y decir basta si el CSCAE hubiera seguido pidiendo la calma y la confianza ciega.

En la reunión del jueves, el CSCAE convenció, al menos a mi, de que está trabajando de forma sólida y capaz para desactivar este infame e indeseable proceso legislativo.

Ahora solo nos queda esperar lo mejor, pero estar preparados para lo peor. Ya anticipamos esta situación en el 2007, el cielo se venía sobre nuestras cabezas.

El siguiente paso, en manos de todos, es conseguir que la recogida de adhesiones por la arquitectura española sea capaz de tener, no las 20.000 firmas que ya ha conseguido, si no las 80.000 firmas de todos los arquitectos y estudiantes de arquitectura de España y que se multiplique por varias veces esa cifra cuando estos profesionales de la arquitectura sean capaces de convocar a sus familiares, clientes, amigos, conocidos para que apoyen nuestra causa.

La arquitectura, la que hacemos los arquitectos, está en peligro, y debemos estar unidos.

Nuestra presidencia del CSCAE.
Si, pero…

actualización (2009_11_04): Ya están disponibles las grabaciones de la mesa redonda. Los que no tuvísteis ocasión de oirla en directo aun podéis escuchar las ponencias de cada candidato y así posicionaros con una opción clara y sobre todo informada.

Es muy tarde y estamos muy cansados, la jornada ha sido muy intensa, tanto mental como físicamente, pero no podemos dejar pasar la oportunidad después de haber leido con atención los programas, escuchado los podcasts y las participaciones de la mesa redonda (gracias por tan ingente labor a Scalae.net, a Félix Arranz y a Radio Círculo, al Círculo de Bellas Artes de Madrid y a su Presidente, Juan Miguel Hernández de León, que ha apoyado y contribuido en la organización y soporte del encuentro.).

Tenemos que posicionarnos.

Parecerá café para todos, pero realmente estamos convencidos de que la diversidad de posibilidades que plantean los cinco candidatos es una ocasión única que debe ser aprovechada para trabajar en equipo. Se deben dejar a un lado definitivamente las diferencias territoriales y de tamaño para aprovechar las virtudes y fuerzas de cada uno y así conseguir un grupo sólido y potente.

Jordi Ludevid como Presidente del CSCAE. Por su experiencia en modelos de solvencia demostrada, por su voluntad de realizar una gestión integradora y operativa, capaz de superar límites territoriales y pensar en un colectivo único y coherente. Por su trabajo para con los jóvenes, el visado de calidad y la oficina de concursos extrapolada a un nivel nacional.

Francisco Camino
, como complemento necesario a la presidencia, por la ambición de su apuesta, claramente de máximos. Por su propuesta de reformulación de las relaciones entre los colegios y los arquitectos. Por su defensa de las pequeñas estructuras territoriales y profesionales. Por defender modelos alternativos a los actuales que permitan el trabajo con dignidad a los jóvenes arquitectos, entre ellos el trabajo en red alejado del modelo de estudio-empresa.

Jaime Duró como agente del CSCAE frente a la administración en todos los niveles por su defensa coherente y extrema de la profesión y de sus virtudes.

Pero, para que esto funcione, creemos que deberían pasar una serie de cosas:

Ludevid debería dejar participar a todas las estructuras internas que existen dentro de esa unicidad que plantea, y después actuar él con decisión. Debería también apoyarse en Duró y aumentar las exigencias respecto a la titulación. El Master es de 360 créditos más 30 de prácticas profesionales.

Camino debe operar en el perfil bajo. Siendo agente más que director y aprovechar el soporte del CSCAE para hacer todo lo que quiere conseguir para los arquitectos, grupo en el que él si incluye a todos los que no están colegiados. Si hiciera falta, debería ayudar a Duró a consolidar la apuesta de máximos frente a Bolonia.

Duró debe concentrar todas sus energías en defender esos máximos sobre los que ya tiene experiencia, y al mismo tiempo dejarse complementar en su idea de los modelos profesionales por todas las aportaciones que puedan llegar desde Ludevid y Camino.

Y la pega a los tres. La comunicación ahora mismo no se trata de un newsletter mensual, ni de que la web del consejo sea nuestra página de cabecera. Se trata de un cambio de actitud, de ser transparentes, de estar permanentemente aportando a la red de profesionales que somos todos los arquitectos de forma que esta se haga fuerte y sólida. No se trata de que el CSCAE esté en la red.

Se trata de que el CSCAE sea red.

Opiniones en directo sobre la mesa redonda de los candidatos a la presidencia del CSCAE.

La mesa redonda se ha escuchado desde la radio del Círculo de Bellas Artes.

Mis opiniones y las de n+1, escritas a vuelapluma, las tenéis concentradas en el hashtag de twitter #CSCAE

Lourdes ha podido asistir a la mesa redonda en directo y trataremos de transmitiros sus opiniones lo más rápido posible.

Preguntas directas a los candidatos a presidente del CSCAE

Félix Arranz, de Scalae.net y Juan Miguel Hernández de León, del Círculo de Bellas Artes, tienen desde ya nuestro enorme agradecimiento por la labor de generación de debate y de difusión que estas elecciones al CSCAE están teniendo. Aunque realmente no tengamos capacidad para votar, si podemos formular desde aquí una serie de preguntas directas a los candidatos.

Os recordamos que podéis formular vuestras preguntas a los candidatos dirigiéndolas a preguntas3NOVcirculobellasartes@scalae.net y que podréis seguir el debate en directo en la emisora del Círculo de Bellas Artes.

A continuación nuestras preguntas:

¿Cuándo y con qué medidas concretas va a tratar el CSCAE el problema de los arquitectos que ejerciendo como profesionales, al servicio de otros arquitectos, no están colegiados por no “necesitar” de los servicios de los colegios?

Si deciden optar por él como modelo operativo, ¿qué aportará el “visado de calidad” a la sociedad?

¿Cuándo y con qué medidas concretas planean romper la barrera de comunicación que existe entre sociedad y arquitectura?

¿Cuándo y con qué medidas concretas planean construir la unidad necesaria que debe existir entre los Colegios Profesionales y las Escuelas de Arquitectura?

¿Van a adoptar medidas de transparencia de la gestión del CSCAE y de la situación real de la profesión y de sus profesionales?

En la cadena de acción-decisión-información actual que va de los colegiados a sus representantes, de estos a las asambleas territoriales, a los representantes territoriales, a la asamblea nacional y de ahí sin poder de decisión intermedio al pleno de consejeros del CSCAE hay tal cantidad de eslabones que el sentimiento de ser representado se desvanece cuando no es literalmente arrebatado. ¿Piensan ponerle arreglo?

Los desequilibrios productivos son alarmantes en nuestra profesión. Macroproyectos a cargo de estructuras cada vez más industrializadas que concentran en pocos receptores la rentabilidad del trabajo. Los grandes estudios tienen infraestructuras para defenderse solos. ¿Harán algo por los pequeños o estamos condenados a fusiones de emergencia?

¿Cuándo y cómo van a provocar que la administración valore los concursos de ideas en su justa medida y esfuerzo y les cambie el nombre de una vez a “CONCURSOS DE PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN” y así tener reconocida nuestra labor científica?

Porque nos dan voz, debemos hablar.
Elecciones al CSCAE.

Hace no demasiado, se publicó en n+1 un estupendo análisis de las dinámicas electorales del CSCAE, ese organismo que, en teoría, nos debe representar a todos los arquitectos de España.

El resultado del análisis era claro. Diáfano. Los arquitectos de España, esos cincuenta y pico mil profesionales que todos los días nos dejamos la piel en nuestro trabajo y que pagamos las cuotas de nuestros respectivos colegios religiosamente. Tenemos poco que decir, o mejor dicho, tenemos poco que decidir.

Pero qué decir tenemos mucho. Y más cuando el Círculo de Bellas Artes de Madrid y Scalae ha organizado una vía de comunicación perfectamente ordenada en tres pasos y que puede tener una enorme potencia.

El primero es la difusión de 5 podcasts desde Scalae.net en los que cada uno de los cinco candidatos exponen dde forma individual sus programas e intenciones.

El segundo paso es la apertura de un buzón de participación al que enviar vuestras consultas a los candidatos. Esas consultas, siguiendo las reglas de los comentarios de Scalae deben estar firmadas con nombre y apellidos, ser pertinentes y guardar las formas. la dirección de envío es preguntas3NOVcirculobellasartes@scalae.net

Este es el protocolo de envío de las consultas y además el enlace a los 5 podcasts de los candidatos.

El tercer paso es un debate entre los 5 candidatos que tendrá lugar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, el próximo 3 de Noviembre. Este debate tiene un aforo muy limitado, pero aquí tenéis las instrucciones para reservar sitio.

Ya transmitimos nuestras preocupaciones en la Carta Abierta al futuro Presidente del CSCAE. Hay temas cruciales que se les deben plantear y a los que deben dar respuesta.

Como bien dicen en n+1, una vez nos hayamos formado nuestra propia opinión, debemos hacérsela llegar a nuestros representantes.

FIDAS, nuestra fundación para la investigación y difusión de la arquitectura, ha dispuesto una plataforma de apoyo a uno de los cinco candidatos. En ella están expuestos de forma muy concisa los argumentos de FIDAS, y entendemos que del COAS, para hacer ese apoyo.

Os dejamos el enlace a la plataforma de apoyo de FIDAS convencidos de que una vez formada vuestra opinión, ejerzáis ese apoyo si lo consideráis oportuno.

Por si no hemos sido claros:

No compartimos la iniciativa de FIDAS de apoyar a un candidato determinado sin haber hecho antes una consulta entre sus representados.

Como sabemos que en el COAS nos leen, en el caso de que nos hayamos equivocado respecto a la iniciativa de apoyo y no tenga su origen en el COAS, rogamos a nuestros compañeros nos corrijan para que podamos rectificar a la mayor prontitud.

Carta abierta al futuro presidente del CSCAE.
Declaración en Scalae.

Félix Arranz y el equipo de Scalae, nos invitaron a participar en una ronda de declaraciones dirigidas a los candidatos a las elecciones a la presidencia del CSCAE.

Podéis escucharla aqui.

Es muy abrumador encontrarnos en la misma palestra que gente a la que admiramos mucho tanto por su profesionalidad y trabajo como por su valía personal, pero lo que más nos llama la atencion es el gran acuerdo general que transmiten las declaraciones que hacemos todos.

Si todos estamos tan de acuerdo, ¿por qué nos vemos en esta situación?

A continuación os dejamos el texto de la declaración que hicimos desde arquitextonica.

Carta abierta al futuro presidente del CSCAE.

Estimado compañero:

Dentro de poco, si todo va como es debido, serás el presidente del Consejo Superior de Arquitectos de España. Nada más y nada menos.

Un amigo nos ha dado esta oportunidad de escribirte, de hablarte cara a cara y no hemos podido rechazarla, aunque no te niego que el reto no nos supere, y bastante. ¡Si solo llevamos seis años de profesión!

Porque, ¿tú sabes como empezamos? Pues, como muchísimos de nuestros compañeros, tantos que quizás ni los propios colegios quieran saber cuantos son.

Empezamos trabajando para otros compañeros. Dándonos de alta como autónomos, cuando en realidad no teníamos otro ingreso que el de nuestro jefe, y dudando de si colegiarnos o no, porque incluso la ridícula cuota anual se nos hacía un mundo… Cuando seguimos viendo a amigos trabajando así nos hierve la sangre…

Poco después empezamos a tener nuestros primeros clientes. ¡emocionante! Si vieras lo que seguimos luchando para hacernos entender… Aunque quizás lo que tengamos que hacer es dejar de complicarnos.

Quizás, solo tengamos que dejar de hablar en arquitecto y empezar a hablar como las personas normales, en humano… No se por qué, nos da que todos los compañeros, toda la profesión, debería empezar a hablar en humano…

Con los clientes hay una cosa que nos cuesta. Tú seguro que lo habrás vivido, cuando nos aprietan los plazos, y nos piden que rebajemos los honorarios.

Nos da la sensación de que cuando tratan así a los arquitectos, sienten que la arquitectura es un producto mercantil… Pero nosotros estamos convencidos de que es un servicio, que tratamos con personas y que las servimos para intentar, si nos dejan, mejorar sus vidas…

Y creemos que como nosotros, lo entienden también muchos compañeros. Por eso nos empeñamos en mantener nuestra pequeña oficina, en lo que debería ser el salón de nuestra casa pero que no lo es por que no tiene ni tele ni sofá, pero que nos deja atender con profesionalidad a nuestros clientes…

Cada vez que los colegios hablan de grandes estudios y de asociaciones y de empresas de arquitectura, siempre pensamos que desde las grandes empresas es más difícil servir a las personas porque todo se vuelve anónimo, y que nuestros clientes, en nuestro pequeño estudio, dicen que están como en casa… y que deja de importarles nuestra juventud y nuestra escasa experiencia porque confían en nosotros…

Porque mira que es bonita nuestra profesión ¿verdad? Quién nos lo hubiera dicho cuando sufríamos en la Escuela con las entregas, hace tan poco tiempo de eso que todavía nos preguntamos por qué los Colegios no están en la Escuelas, y por qué las Escuelas no están en los Colegios…

Y es que la arquitectura es tan plural y tan diversa, pero al mismo tiempo tan única. Parece increíble que todos seamos simplemente arquitectos, ni más ni menos, con todo y con lo poco que ello implica.

Y fíjate que hacemos cosas distintas, pero ¡con tantas ganas! ¡Como trabajan los compañeros en la universidad! Batallando con las comisiones académicas que dicen de lo suyo ¡que no es investigación! Que eso es solo creatividad, ideitas… Aunque no se, porque, por mucho que se empeñen otros, no creemos que seamos ingenieros, técnicos, humanistas o incluso artistas… somos solo arquitectos ¿verdad compañero?

Y es que, desde esta profesión, porque de la pasión que le ponemos no podemos llamarlo trabajo, al final, a lo único que aspiramos es a entender un poco más esta sociedad en la que andamos… Sería estupendo llegar a comprenderla ¿no?

Te imaginas que los arquitectos pudiésemos opinar desde esa comprensión… Así haríamos ver que si el mercado rebajase sus prisas y sus demandas podríamos dar mejores productos, más reflexivos y de mejor calidad.

Y, como todo necesitaría más atención por nuestra parte, tendríamos que repartirnos las tareas, y quizás incluso habría trabajo para todos…

Porque somos un montón buscando trabajo ¡eh! Solo tienes que mirar en los concursos… cuantos compañeros trabajando y trasnochando, cuantas horas y cuantos euros, invertidos en sacar adelante eso que muchos mal llaman “ideas”.

Tú sabes que esos paneles coloridos realmente esconden detrás procesos de trabajo de una profesionalidad enorme y que al final se entregan con confianza ciega en la administración y una generosidad casi infinita… ¡Si la administración supiera eso!

Y no te digo ya lo que pasaría si los jóvenes pudiéramos presentarnos a todos los concursos… Sería fantástico. ¡Se generaría una competitividad estupenda para la profesión! Donde ahora hay un ciento de equipos trabajando para proponer ideas, entrarían varios cientos más…

Pero claro, la administración tiene sus razones para desconfiar de nosotros ¿no? A los jóvenes nos queda tanto que aprender… No se ni como nos dejaron salir de las escuelas…

No queremos entretenerte más de la cuenta, y nos perdonarás que te hayamos llamado compañero a secas. Pero está tan manido el “querido amigo y compañero…” A la mayoría ya le suena a chiste, como casi todo lo que les llega de los colegios, que ni se lo leen.

Pero ese no es nuestro caso ¡eh! que nosotros, con lo chicos que somos, llegamos a presentarnos a unas elecciones… pero no pudo ser. ¡Y mira que teníamos ganas!

Lástima que los Colegios sigan arrastrando esa injusta imagen de rancio e inútil por no hacer ver todo lo que hacen… No sería mala idea aplicarnos lo de la transparencia ¿no? Con lo de la sociedad de la información todo se hace muy fácil ¿verdad?

Terminamos de darte la lata con un pequeño ruego: Que te des algo de prisa en poner en orden el patio, que la situación no pinta nada buena… Pero si cuando estés metido en faena ves que te supera, pide ayuda a tus compañeros, los arquitectos, que somos muchos y para eso estamos…

Recibe un coridal saludo,

Lourdes Bueno y Miguel Villegas.


Congreso de arquitectos 2009,
impresiones en directo.

No estamos en el congreso porque tenemos algo mejor que hacer: trabajar.
Y nos damos con un canto en los dientes por poder ejercer este magnífico derecho que últimamente se está convirtiendo para muchos en un privilegio.

De todas formas, incluso si hubiéramos estado ociosos, dudo de que hubiéramos asistido, y no solo por sus precios desorbitados o su escasa coherencia interna pese a la gran calidad de muchas de sus ponencias.

Dudo de que hubiéramos asistido porque no nos creemos el congreso.

No creemos que seguir mirándonos las caras unos a otros, las mismas caras que llevamos tanto tiempo mirando, sirva para dar soluciones a los problemas que nuestra profesión esta sufriendo. No creemos que una serie de ponencias, algunas de ellas brillantes, sobre una serie de temas tan abiertos como vagos de base para solucionar nada. Los problemas son evidentes, y las soluciones obvias. Un congreso nacional no nos parece una de ellas.

De cualquier modo, Paco González, de radarq, está en el congreso, y con su fantástico control de las redes está twitteando en directo sus impresiones, las podéis seguir en el enlace anterior.

Parece que mañana más gente se animará a transmitir, sabéis que para que el canal fluya solo tenéis que incluir en vuestro twitt la hashtag #congresoarq (si pincháis en este enlace váis al canal).

Es el momento de la arquitectura, con minúsculas

Me temo que ya no hay vuelta atrás. Los Ingenieros han blindado que sus titulaciónes y el que sus correspondientes competencias profesionales dimanen de una formación de Grado en Ingeniería (300 créditos) y equivalente a las titulaciones de Ingeniero Técnico y Grado + Máster en Ingeniería (300 + 120 créditos) para las titulaciones y competencias de Ingeniero Superior.

Mientras tanto, las Comisiones Universitarias de la rama de conocimiento de Ingeniería y Arquitectura (buscar al final de la página) han sido muy obedientes y se han aplicado para adaptar sus planes de estudio al EEES con prontitud y tragarse los 300 créditos para el grado habilitante de Arquitectura…uf, menos mal que han peleado 30 créditos extra para el PFC…

Queda demostrado que las manifestaciones, recursos, broncas y discusiones no sirven…Nadie nos ha escuchado.

Si la esperanza que nos quedaba, que los colegios profesionales nos habilitaran como arquitectos para ejercer nuestra profesión con garantías, se esfuma al desaparecer esta posible función colegial con la directiva europea de servicios que, en esencia pretende eliminar los controles previos (habilitación, visado, registro,…) e incrementar los posteriores (control desde las administraciones públicas, por ejemplo…)

¿A que nos dedicamos ahora?

No queremos ser tremendistas, pero es obvio que nos preocupa la situación. La arquitectura española ha llegado a un nivel de excelencia en los últimos años que no es solo fruto de la excelente calidad de los profesionales que la desarrollan, también es fruto de la formación que estos profesionales han recibido.

En varios países del resto de Europa, Italia, Alemania…ya funciona este modelo de formación y profesión. Ingenieros Civiles haciendo arquitectura de principio a fin sin la intervención de un arquitecto. ¿Está la arquitectura de estos países al nivel de la de España?

Los Ingenieros tienen una demostrada capacidad, y aquí recurro a los tópicos, de optimización, gestión, mejoras de la producción, eficiencia…Indudable.

¿Tienen conocimientos de Historia?¿de humanidades?¿de sociedad?…

Cuando el cambio se produzca, y ya caben pocas dudas de que se va a producir, nos vamos a ver obligados a un cambio de actitud.

No solo nos vamos a ver forzados a mejorar nuestras condiciones operativas, otro tópico con fundamento, somos en general desastrosos cumpliendo efectivamente con nuestras tareas, sino que vamos a tener que evidenciar el componente diferencial que los Ingenieros no pueden ofrecer.

¿Podemos aprovechar la coyuntura en la que el modelo de producción fabril que las promotoras inmobiliarias han mantenido hasta ahora ha estallado?

El mercado, y de hecho la sociedad aunque aún no se haya dado cuenta, se ha saturado de arquitectura industrializada, de promociones ingentes de vivienda en serie sin valor alguno como arquitectura.

Es el momento de dejar de hablar en arquitecto y empezar a hablar en humano.

Sobredosis de Información.
Artículo en la revista Arquitectos nº 184

El equipo de redacción de la nueva época de la revista Arquitectos me encargó hace una semanas un artículo para el último número publicado, un monográfico sobre la edición de arquitectura. Deduzco que el encargo vino motivado porque llevamos cuatro años haciendo eso mismo, la edición de arquitectura, y porque no debemos estar haciéndolo demasiado mal.

Les agradezco enormemente la confianza a Lina, Néstor e Ignacio. Espero no haberlos defraudado.

Aquí el artículo en PDF para los que no tenéis acceso a la revista.

Sobredosis de Información. revista Arquitectos nº 184

Por supuesto está sujeto a nuestra licencia habitual,
creative commons by-nc-nd