Tag Archives: múltiples estrategias de arquitectura

Libros de arquitectura:
Arquitectos al margen,
por Santiago de Molina.

¿Conocéis Múltiples Estrategias de Arquitectura? Deberíais.

Arquitectos al Margen. Santiago de Molina. CEU Ediciones.

No recuerdo ya cómo lo descubrimos hace tiempo, alguna de esas casualidades que teje la Red, y de las que tanto disfrutamos.

Confieso que no lo leemos con asiduidad (no somos fieles ni a nuestra propia publicación), pero cada vez que aterrizamos en un texto de Santiago de Molina no podemos hacer otra cosa que asentir, asombrarnos por la certeza y oportunidad y admirarnos por la sencillez y precisión de sus palabras.

Lo hemos visto discutir acaloradamente con otros compañeros y, generalmente nos ponemos de su parte. ¿Por qué? No sabría explicarlo a ciencia cierta, pero cada vez que podemos encontrarnos, o que aterrizamos en uno de sus textos, construimos más y más nuestra afinidad con sus ideas y palabras.

Hace unos días recibimos en el correo un ejemplar de su libro, gracias a su generosidad y a CEU Ediciones, y empezamos a devorarlo con ganas. A los pocos minutos paramos. El libro, aunque breve y muy, muy asequible y accesible, no se merecía una lectura diagonal.

Hemos seguido esta semana, con una lectura quizás más lenta que de costumbre aunque más rápida de lo que nos gustaría. Y esta lectura continuada nos ha aclarado más las causas de esta afinidad que os comentaba.

El libro es una herramienta docente. Una colección de referencias a arquitectos de una brevedad tal que se adivinan originados ante el proyecto de un alumno y densos como para demostrar una enorme conocimiento y capacidad investigadora en el docente que los ha preparado. Y siendo yo docente, o intento de, me admira mucho encontrar en Santiago un fantástico profesor que, con estos materiales, y mil más que seguro que prepara, es capaz de enseñar a pensar.

Y aquí es donde el potencial de “Arquitectos al margen” y del trabajo de Santiago en Múltiples Estrategias de Arquitectura se hace coherente y adquiere su máxima potencia.

No voy a entrar en referencias cruzadas ni citas para explicarlo, pero el libro de Alessandro Baricco “Los Bárbaros”, o mejor dicho los argumentos de Baricco sobre la sociedad contemporánea, nos permiten argumentar que Santiago es una especie de híbrido raro. Un mutante análogo-digital algo especial que aprovecha lo mejor de los genomas para hacerse fuerte. Pero no un mutante casual como los de Baricco. No es un nativo digital. Santiago es un self-made mutant. Un ser análogo que voluntaria y conscientemente ha decidido dar el salto a lo digital sin desprenderse de su bagaje analógico.

Su web, su trabajo digital, es un destilado sutil. No se cuanto tiempo tarda en producir esos artículos pero me los imagino como un single malt, pasando despacio por los alambiques de su cabeza. El libro ha densificado esa fuerza. Pero, donde algunos podrían ver una cierta incoherencia en ese tránsito al papel, el hecho de leer el libro y de subrayarlo y adornarlo con marcas de colores fluorescentes hace que las conexiones se activen.

Las capítulos, las píldoras de conocimiento, breves y ligeras como lo digital de donde vienen, son realmente como esos nuevos medicamentos inteligentes capaces de desplegarse en nuestro interior para activar mil puntos y hacernos hervir la mente.

En tres capítulos, escogidos al azar y en continuidad, Santiago es capaz de hacer encadenar en nuestra cabeza el teatro total de Gropius con el videomapping contemporáneo. Se mete en el terreno de las obsesiones y nos hace ver nuestra propia frustración e impotencia ante la reiteración de errores reflejándonos en el espejo de Rietveld. O es capaz de ayudarnos a rememorar y entender ese no-encuentro, que vimos hace ya 14 años, entre el policarbonato del educatorium de Koolhaas y un enchufe situado tras él, que se no-resolvía con un brutal y -antes de que él nos hiciera entender- torpe, agujero en el primero.

Solo he enganchado las referencias que nos despiertan los capítulos 9, 10 y 11. Podría seguir con todos y cada uno.

Se que se ruborizará en su sana modestia y puede que incluso quede yo de zalamero, pero, sin ser mucho mayor que nosotros, el trabajo de reflexión personal de Santiago, depurado y constante en Múltiples Estrategias de Arquitectura y ahora sintetizado en “Arquitectos al margen” para convertirse en una herramienta docente me parece, sin duda, magistral.