002. ¿Cómo se hace un proyecto de arquitectura?

Por enredos –caminos descubiertos dentro de la Red– llego al artículo de Santiago de Molina “¿Cómo se hace un proyecto?” [1] y me irrito.

Me irrito porque admiro desde hace años su capacidad de dar donde duele, de decir con pocas palabras cosas muy claras y que, aparentemente, sin contundencia, te dejan noqueado.

Me irrito tratando de encontrar un argumento para rebatir los suyos y solo encuentro afirmaciones que, aunque propias, carecen de su proverbial contundencia.

Yo me hago todos los días la pregunta. Constantemente. Entre otras miles que fluyen por mi cabeza, esa se repite. Quizás porque no me la ha contestado nunca nadie. Quizás porque no sea todavía suficientemente arquitecto. Quizás porque mi innegable pereza me haga buscar constantemente el atajo que supla mi falta de brillantez.

Y le vuelvo a dar la razón a Santiago al darme cuenta que en mis años de docencia yo tampoco la contesté. Y sigo irritándome, porque no le veo belleza alguna a ninguna metáfora que pueda siquiera acercarse a arrojar algo de luz sobre eso que a los brillantes, a los de gran sensibilidad, a los talentosos, les es innato, como caído del cielo.

Me irrito, y esa irritación me hace recuperar esa máxima de que si no sabes explicar algo es que simplemente no lo sabes. Me niego a pensar que un proyecto es simplemente una serie de hallazgos afortunados basados en la intuición y en la acumulación de horas de vuelo y errores.

El ser humano no puede ser –no debe ser– tan soberbio como para mantener ocultos los procesos mentales que hacen que las personas puedan habitar bien.

Ese es el motor de mi investigación. Demostrar que no hay que ser divino para crear arquitectura. Que no somos magos que debamos mantener ocultos nuestros trucos. Que si desencriptamos nuestros procesos creativos, podremos abrirlos a toda la sociedad y hacerlos más ricos, hacerlos capaces de producir mejor arquitectura.

Me irrito leyendo a Zygmunt Bauman y juego a cambiarle diametralmente el sentido a sus textos y hacerlos líquidamente optimistas. Me aferro al “Los Bárbaros” de Baricco como una revelación de un presente paralelo. Y tengo ya ajada la cita de Hock…

Information becomes knowledge when integrated with other information in a form useful for making decisions and determining actions.

Knowledge becomes understanding when related to other knowledge in a manner useful in anticipating, judging and acting. [2]

Lo digital nos permite operar con la información, nos hace sociedad informacional

Forma específica de organización social en la que la generación, el procesamiento y la producción de información se convierten en fuentes fundamentales de productividad. [3]

Y es esa productividad la que me interesa, para salvar el vértigo ante el sobreesfuerzo que menciona Santiago. Porque todos, incluso los arquitectos mediocres, tenemos derecho a poder hacer buenos proyectos; pero no proyectos genéricos, si no proyectos que contengan ese núcleo esencial que es común a toda la, si no brillante, si buena arquitectura.

Casa MI. Vivienda unifamiliar en Baños de Río Tobía, La Rioja.

Casa MI. Vivienda unifamiliar en Baños de Río Tobía, La Rioja.

Fotografía © de Francisco Berreteaga

«Es como si hubiéramos vivido en ella toda la vida»

Quizás sea la frase más satisfactoria y agradable que un cliente le pueda decir a sus arquitectos ¿no?

Después de los avatares de la semana pasada, os traemos una grata noticia, que esperamos os guste tanto como a nosotros.

Hoy hemos pasado a terminados nuestra última obra, la Casa MI, de la que ya os mostramos algunos videos de su construcción, pero que ahora os traemos, acabada y habitada, con sus propietarios muy, muy contentos y usándola muy, muy cerca de como se proyectó para ellos.

Esperamos enseñaros más cuando vayamos poniendo en orden la logística del estudio.

Información y producción de proyectos. Concursos de arquitectura.

Ya hemos publicado algunas de nuestras investigaciones sobre lo que muchos llamamos arquitectura genética. Quizás Bio-Lógicas haya tenido el reconocimiento más importante, pero al mismo tiempo supone una línea de experimentación de la que nos queremos separar ligeramente. Durante su desarrollo estuvimos más cerca del proyecto DriftWood y de otros cuya exploración formal ha llevado a muchos compañeros a rechazar este tipo de trabajos.
La imagen de arriba es una simple captura de pantalla de lo que ahora mismo ocupa nuestras RAMs. Un concurso de EPSA en el que estamos aplicando los mismos procesos de pensamiento y producción que ya usamos en Bio-Lógicas o con más relación aún en SamerSan.
Uniendo el trabajo y experiencia de Lourdes (51 Alojamientos para jóvenes y mayores o 58 VIMA) en el desarrollo de vivienda protegida y la apertura y aplicación de conceptos que nos da la investigación de Miguel en las implicaciones de la arquitectura y la Sociedad de la Información, estamos profundizando en la aplicación de herramientas informacionales a la producción de arquitectura convencional.

Nos alejamos de aproximaciones formales y trabajamos haciendo que las condiciones de contorno del contexto sobre el que trabajamos, normativa, dimensiones, linderos, edificabilidad, orientaciones, soleamiento… sean los componentes de información capaces de generar los espacios que conforman la arquitectura. Las posibilidades son muchísimas, y para nosotros el interés fundamental es habernos colocado en el punto intermedio de los dos polos, arquitectura genética y urbanismo paramétrico, que constituyen ahora mismo la investigación en este tipo de procesos.

El concurso no es anónimo, y quizás fuera interesante compartir con vosotros los avances que vayamos realizando. Por otro lado es un concurso, y prestarle nuestras zapatillas de correr a otros competidores no creemos que sea una práctica muy sensata si queremos ganar ¿no?

Sixtem, por arquitextonica. Concurso J5 2008.

Os presentamos el proyecto presentado al Concurso J5 2008.

Los paneles en versión A2 alta resolución J508 SIXTEM por arquitextonica_1de2 y J508 SIXTEM por arquitextonica_2de2

Extracto de la memoria de proyecto:

Necesitamos menos edificios programados, menos edificios funcionales.
NECESITAMOS ESPACIOS PROGRAMABLES.
NECESITAMOS EDIFICIOS USABLES

El objetivo fundamental de este proyecto no es proponer programas híbridos para estos tejidos…
Espacios indeterminados, pero totalmente controlables por el personal del edificio, permiten que sucedan una infinidad de actividades.
El proyecto se configura como un soporte de lugares. Sitios donde trabajar, dar clase, tomar café, encontrarse,…socializar.
El proyecto es, en cuanto a su uso, un sistema evolutivo abierto.

Sigue leyendo Sixtem, por arquitextonica. Concurso J5 2008.